Thursday, December 18, 2008

Aphrodite's Child
DEL FIN DEL MUNDO AL 666

Anyone who has intelligence
May interpret the number of the beast.
It is a man's number.
This number is
666
(The Apocalypse Of John, 13/18)

Nos instalamos por un rato en la República Helénica de Grecia. Ese es el punto de partida de un grupo que, al igual que los Kin Ping Meh de Alemania, no tuvo una larga duración. La personalidad de cada una de sus piezas hizo imposible que esa máquina, como tal, rodara más.

Lukas Sideras, Demis Roussos y Vangelis Papathanassiou.

Aphrodite's Child tuvo su núcleo en Atenas, aunque su formación oficial fue accidentalmente en Paris. Dice su historia que, en realidad, la banda griega debió haberse formado en Londres. Este menjunje es simple. Vangelis Papathanassiou, Demis Roussos, Anargyros Koulouris y Lukas Sideras, se conocieron en Grecia haciendo música. Era 1967. Al poco tiempo, y aún sin nombre, decidieron viajar a la capital inglesa para tentar suerte. El gobierno griego -paradójicamente, en el lugar en donde nació la democracia-, había sido tomado por una junta militar, lo que motivó que muchos artistas decidieran abandonar el país. Kolouris tuvo que permanecer haciendo el servico militar. Por esas cosas del destino que conocemos como "el mayo del 68", el grupo, en su camino a Londres, tuvo que quedarse en París. Y fue ahí, en la Ciudad Luz, donde consiguieron el contrato con la Mercury Records que originó el nacimiento de Aphrodite's Child. Dicen que el contrato fue terrible, posiblemente, debido a su condición de extranjeros y a una endeble situación económica.

[END OF THE WORLD, EL PRINCIPIO] En 1968 aparece End Of The World, una placa que contenía solo ocho canales, entre los que se encontraba su primer disco simple, "Rain And Tears". Con ese tema, la banda había logrado merecida aceptación en Francia y otros países de Europa. La canción "End Of The World" tuvo también acogida, no tanto así la siguiente de nombre "Valley Of Sadness".

Listo para el siguiente disco, y con el relativo éxito conseguido por el primero, el trío se encuentra en los recién inaugurados Estudios Trident del número 17 de la St. Anne's Court, en el barrio del Soho, en Londres (Esos son los mismos estudios en donde Rick Wakeman, el futuro teclista de Yes, hizo las veces de músico de sesión. Ahí, por ejemplo, trabajó con David Bowie en "Space Oddity", "Life On Mars" y "Changes").

"The Four Horseman" del disco 666, obra maestra de Aphrodite's Child.

Para fines de 1969 lanzan It's Five O'Clock, en el que otra vez el vocalista Roussos se ve obligado a grabar las partes de bajo y guitarra, debido a la ausencia de Koulouris, quien seguía sirviendo en el ejército de su país. Esta placa incluyó nueve temas, entre los que estuvieron, "Let Me Love, Let Me Live", "Marie Jolie" y el título del disco. Cuando lo intentamos adquirir hace unos años, no estaba disponible. A decir de los críticos, de los tres, es el disco más flojo en la vida de los hijos de Afrodita.

[666, EL FIN] Con el retorno de Koulouris del servicio militar, el tercer disco marcó la reunión de los cuatro músicos. Koulouris era un destacado guitarrista. Para la realización de este extraordinario trabajo, la influencia de Papathanassiou se dejó sentir.

El 666 fue un disco doble cuya temática fue basada en el apocalipsis del evangelio según San Juan. La idea fue concebida por el virtuoso teclista quien confió la letra a Costas Ferris, un renombrado escritor y director de cine egipcio, de origen griego. La producción del mismo duró un año y, cuando el álbum apareció en el mercado, en 1972, el grupo ya había llegado a su fin. Cada uno, por separado, andaba trabajando en su música (En 1974, cuando Wakeman decidió dejar Yes, Papathanassiou fue el primer voceado para cubrir el puesto que luego le fue otorgado al suizo Patrick Moraz).

Años más tarde, entre sus múltiples proyectos, Vangelis hizo dúo con Jon Anderson ("Friends of Mr. Cairo", "I'll Find My Way Home"). También fue el creador de "Chariots of Fire", tema principal de la película del mismo nombre, pero, sobre todo, se convirtió en una de las piedras angulares de lo que, en música, se vino a llamar new age (aunque él no lo considere así). Roussos, a la salida de Aphrodite's, tuvo una muy exitosa carrera como vocalista, en una línea más popera y nada experimental. Entre sus más conocidos temas están "Forever And Ever", "From Souvenirs To Souvenirs", "Morir al lado de mi amor" y una versión de "Lost In Love", de los australianos Air Supply. Sideras, por su parte, fue llamado indistintamente por ambos ex compañeros para colaborar en sus respectivas producciones.

Al igual que el Dark Side Of The Moon de Pink Floyd y The Lamb Lies Down On Broadway de Genesis; el 666 de Aphrodite's Child, es, ante todo, una obra conceptual que no debería ser cercenada por motivos comerciales. Aunque, haya sido de esa manera en que conocí al grupo en los albores de los setenta.

Javier Lishner
Santa Clara, California
15 de octubre de 2007

9 comments:

Jorge S said...

Que interesante, no sabía de la existencia de este grupo griego, salvo Vangelis, con Anderson. Habrá que buescar el 666, si es tan interesante como tu lo dices y es algo conceptual como el dark .... y el de Génesis, dos grupos favoritos mios(Genesis con Gabriel y el seconds out) vale la pena escucharlos
Saludos Javier

Javier Lishner said...

Hola Jorge:

Es un interesante disco pero ojo que musicalmente no se parece ni al Dark Side ni al Lamb Lies...

Le llamo conceptual porque fue hecho pensando en un todo y no canción por canción, como muchos, sobre todo, los más comerciales.

Disco 1:
1. Babylon
2. Loud, Loud, Loud
3. The Four Horsemen
4. The Lamb
5. The Seventh Seal
6. Aegian Sea
7. Seven Bowls
8. The Wakening Beast
9. Lament
10. The Marching Beast

Disco 2:
1. Seven Trumpets
2. Altamont
3. The Wedding of the Lamb
4. The Capture of the Beast
5. (Infinity Symbol)
6. Hic and Nunc
7. All the Seats Were Occupied
8. Break

Un abrazo,

JL

Eagle said...

Infinity symbol es un orgasmo infinito. Un buen afrodisiaco.

Saludos

Javier Lishner said...

Hola Eagle:

No sabía esa. Yo solo sabía que era este símbolo (∞).

Saludos,

JL

RauLuz said...

A mediados de los 80 viajé a Grecia y en Atenas había siempre un problemón: "Tiendas de discos o monumentos", puedo asegurarles que en aquel momento, al menos, era dificil la elección ¡Que tiendas de discos, gloriosas! De ese viaje pude conseguir joyas discográficas como un disco de Lukas Sideras interpretando free jazz en trío.
Por otra parte en España Los Afroditas fueron un grupo bastante popular. En una jukebox de un bar se podía escuchar En of the world, entre otras canciones suyas. Incluso sus creaciones más livianas tienen una excelente factura hasta la llegada y final monumental de 666.
Muy buen post que me refresca la memoria. Gracias. saludos.

Javier Lishner said...

Hola RauLuz:

Gracias por compartir con nosotros la experiencia de tu viaje a Grecia y tus recuerdos con los hijos de Afrodita. En mi país, el Perú, no fueron populares como banda pero sí conocimos, primero a Demis Roussos en solitario y, luego, a Vangelis.

Feliz 2009.

JL

Javier Lishner said...

RauLuz:

PD: Muy interesante tu blog. Lo visitaré con frecuencia.

JL

RauLuz said...

¡Hola Javier! Muchas gracias por tus amables palabras y tu visita al Caminando blog, a tu disposición para lo que gustes. Un placer compartir estos recuerdos. Para los que respiramos con la música éste es nuestro legado.
Venturoso año 2009 para ti Javier y para las personas de bien que compartimos este espacio contigo.
Saludos.

Javier Lishner said...

Hola RauLuz:

El mismo deseo de parte de nosotros desde este blog. Mantengamos el espíritu de la música y su historia por todo lo alto.

Saludos,

JL