Sunday, December 21, 2008

ELSA ARANA FREIRE

Conocí a Elsa Arana Freire en 1993. Por esos días andaba realizando unos seminarios educativos con Johnny López, el presentador peruano de televisión y hoy productor de eventos. Habíamos decidido incluirla como expositora de nuestra actividad de una semana en la capital, la que llamamos Los Comunicadores, ¡Hoy! Recuerdo que le tocó a ella compartir la tarde del martes junto a Zenaida Solís, en el tema del periodismo. A Elsa le correspondió el periodismo escrito. Zenaida hizo la parte radial y televisiva.


Elsa Arana Freire. (FOTO: Archivo Revista Caretas).


A través de la pluma de Luis Rey de Castro, nos enteramos del triste deceso de Elsa Arana Freire, en la provincia de Teruel, España. Elsa, una aguda y experimentada periodista, escritora e intelectual, había nacido en Bruselas, la capital del reino de Bélgica. Sin embargo, pasó por el mundo diciéndose boliviana. Aunque muchas veces también se le dijo peruana. El año pasado, en las IV Jornadas Culturales y Literarias de la Comarca del Matarraña/Matarranya, de la que fue una de las expositoras, se le presentó como peruana. Elsa fue, en realidad, una ciudadana del mundo. Dice Rey de Castro de ella: "Estudió Derecho en Buenos Aires y se graduó como abogada, profesión que jamás ejerció. Pero en cambio, se enamoró de un pintor y aprendió a pintar, de paso que estudiaba guitarra y equitación, todo junto. En cafeterías de Biarritz, más de una vez la he oído cantar, con voz enronquecida por el tabaco, una especie de himno personal y yaraví boliviano, Naranjitay, mientras una amiga chilena pasaba el sombrero...".

Como dato curioso recuerdo que cuando supo mi apellido materno, a pesar de que no es el más exclusivo, llegó a relacionarme con un familiar muy cercano a quien ella conocía. Según Rey de Castro, en el Perú, Elsa dictó cátedra de buen periodismo y ejerció sin fatiga su especialidad, que eran los grandes reportajes de temas sociales y humanos. "Cuando se iniciaban en Lima los explosivos fenómenos migratorios que dieron nacimiento a los pueblos jóvenes, Elsa decidió contar la vida entre el arenal y la pobreza. Alquiló un cuartucho, lo amobló de cualquier modo y se trasladó de San Isidro a Villa María del Triunfo para producir un gran reportaje: 100 días en la barriada, que le valió el codiciado premio internacional de periodismo Moors Cabot". Durante los días de Velasco Alvarado le fue prohibida la entrada al Perú, y se fue a vivir entre España y México.

Rafo León, el genial escritor peruano, la describió hace un par de días en Radioprogramas del Perú como una mujer excepcional en la tarea periodística y en aspectos personales. "Una mujer muy rigorosa y tremendamente exigente... Era recontra exigente. Pero todo balanceado por un enorme talento y un gran sentido del humor", afirmó de ella León. Esa fue la misma impresión que nos dejó a nosotros en su muy breve paso por Talentvs, la asociación artístico-educativa que pude dirigir entre el 92 y el 94.

Aunque pude estar en su casa un par de veces, no puedo decir como Rey de Castro que Elsa Arana fue una amiga, pero sí que mantuve una cordial comunicación hasta que decidí dejar el Perú. Y de allí, por uno o dos años, mantuve esa relación con la clásica tarjeta navideña. Este año no hay tarjeta pero sí el deseo de que descanse eternamente en paz.

Javier Lishner
Santa Clara, California
21 de diciembre de 2008

NOTA RELACIONADA:
- Desde Calaceite, Teruel, EL PRINCIPADO: A ELSA ARANA FREIRE

13 comments:

Jorge S said...

MUY BUENA LA NOTA, ME GUSTARIA VER EL REPORTAJE, PARTE DE M,I TRABAO LO HAGO EN LIMA SUR Y VMT ES UNA DE LAS ZONAS EN DONDE SE TRABAJA

Saludos Javier,
Un abrazo por las fiestas

Javier Lishner said...

Hola Jorge:

Yo creo que si haces la búsqueda de Elsa Arana Freire en Google tal vez puedas encontrar parte de su obra.

Yo haré lo propio más tarde. A mí también me interesa ese reportaje.

Gracias por tu saludo por las fiestas, el que retribuyo con afecto.

JL

Luis said...

Hola Javier,Que personaje tan interesantensobre todo por lo de dejar la comodidad de San Isidro`para vivir en Villa Maria del triunfo,sobre todo en la epoca en donde este distrito recien comenzaba y no habia nada de nada.
Debe haber sido una experiencia muy enriquezedora,voy a ver si ubico el reportaje, siempre tube el interes de conocer la verdad sobre el inciode los conos(Comas,Villael Salvador,SanJuan de Lurigancho y San juan de Miraflores,los Olivos etc.)es que tanto se ha dichosobre eso pero una persona como tu personaje que vivio en el campo de los acontecimnientos y sobre todo en los inicios mucho debio conocer.
Javier tuviste el gusto de conocerla y seguramnete de aprender mucho.
Luis de Jesus Maria

Javier Lishner said...

Hola Luis:

Elsa Arana no solo era una periodista de fuste sino una intelectual. Era de esas personas que desde la primera vez que la conocías te podías dar cuenta de su capacidad, de su fortaleza. Y eso que yo la conocí un poco mayor.

En cuanto al tema de los conos, a mi también me parece interesantísimo. Ojalá encuentres algo.

Un abrazo,

JL

maripi said...

Hola Javier.
Desde Calaceite te enviamos un emocionado saludo porque hemos tratado a Elsa durante estos últimos diez años que ha residido aquí.
Has expresado muy bien la personalidad de Elsa, que se convirtió en un cruce de caminos para la comunidad intelectual de este pueblo.
En su despedida, íntima y muy sentida, le hicimos un pequeño homenaje, jugando con el nombre de su casa aquí, "El Principado", que decía así:

Yo conocí a una princesa
de la amistad y las letras
de alma buena, verdadera,
noble, indómita y gentil.
Independiente y feliz,
formidable luchadora,
portaba por armadura
toda la literatura.

Yo conocí a una princesa
de un humilde principado,
pequeño sólo en tamaño
que en sus lindes albergaba
un gran amor por la vida,
la belleza y los amigos.

Así la recordaré:
educada, alegre, culta
en el castillo encantado
de su trato tan humano,
sensible y delicado.
Con princesas como ella,
¿quién necesita leyendas?

Una gran pérdida en términos culturales y, sobre todo, humanos,
Nos sentimos muy afortunados de haberla conocido.

Muy cordialmente, Maripi y Javier.

Javier Lishner said...

Estimados Maripi y Javier:

Que hermoso que hayan encontrado este rinconcito de recuerdo a Elsa en la Internet. Quisiera publicar cualquier día de enero su homenaje llamado El Principado. Espero contar con su aprobación.

Saludos hasta Calaceite y que el 2009 los llene de alegrías y satisfacciones.

JL

covadonga said...

Tuve la suerte de conocer a Elsa hace dos años, fuí su médico en H.Guadarrama durante 2 meses.. Descubrí en ella: Todo ingenio, inteligencia, ironía, sensibilidad, originalidad, juventud.. he cuidado esa joya este tiempo y la he disfrutado, he compartido confidencias y risas.. desde Madrid.. Hoy duele el corazón al saber que eso nunca más será posible. Un abrazo a todos los que la quérían como yo... covadonga.

Javier Lishner said...

Hola Covandonga:

Gracias por compartir tus sentimientos sobre Elsa. Creo que somos muchos los que la queríamos y nos ha dejado una huella.

Un saludo que cruce el Atlántico hasta Madrid.

JL

MARIPI said...

Estimado Javier,

"Nihil obstat" a tu sugerencia.
Únicamente nos gustaría saber cuándo y dónde lo publicarías.
Un saludo muy cordial desde Calaceite.
Maripi y Javier

Javier Lishner said...

Maripi y Javier:

El permiso era para publicarlo en este mismo blog. En realidad lo acabo de hacer hoy 6 de enero (para ustedes ya es 7).

Gracias por el recuerdo y un saludo fraterno hasta Calaceite.

JL

Javier Lishner said...

Maripi y Javier:

Este es el enlace de la nota publicada:

http://javierlishner.blogspot.com/2009/01/desde-calaceite-teruel-el-principado.html

Saludos,

JL

Patty said...

Hola Javier,
Me gustó mucho leer todo lo que escribiste sobre mi tía abuela, Elsa Arana. Sólo quería comentarte que, aunque es una cita directa del homenaje póstumo que le hizo Luis Rey de Castro en El Correo y no error tuyo, el premio que ganó Elsa por su reportaje Cien días en una barriada no fue el Moors Cabot, sino el SIP-Mergenthaler, otorgado por la Sociedad Interamericana de Prensa.
Saludos atentos desde el polo norte,
Patty

equipo terapia horticola said...

Elsa ganó el Maria Moors Cabot tambien en los años que fue directora del 7 Días y editora de la revista Caretas.
Pero más allá de los premios y su amplia trayectoria profesional como periodista, su tremenda calidad humana y su eterna alegría y juventud fue lo que recordaremos con mucho cariño sus sobrin@s, a los que nunca nos permitió llamarla "tía", si no únicamente Elsa. Nunca olvidaré los J'Aranas Bar ni sus muy coreados Naranjitai. Fue y seguirá siendo nuestra heroe!

ML Arana Urioste