Friday, June 26, 2009

EL JACKSON QUE DEJÓ UNA GRAN HUELLA (II)

Durante la transición entre la tarde y la noche de hoy, andábamos reunidos en uno de esos Chevy's, la cadena de restaurantes Tex-Mex, que queda en la Curtner Avenue de San Jose. Por coincidencia, frente al cementerio de Oak Hill. Lo que no fue coincidencia es que buena parte de nuestra conversación tratara sobre Michael Jackson.


A Hope casi se le salen las lágrimas, a pesar del ambiente de fiesta que aparentemente vivíamos. Le habíamos dicho a Josh, el mesero, que eran los cumpleaños de ella y de Mañu, el amigo peruano que había cumplido años hacía un mes. El de Hope fue hace solo dos semanas. Pero el restaurante se los celebró hoy con un par de postres extras y el regalo de dos sombrerotes mexicanos con el logotipo del conocido local... Y Michael, el Rey del Pop, seguía siendo parte de nuestra conversación.

En Miami, Julio García trabaja para Univisión. Se dedica al cine y entrevista a estrellas de Hollywood para su espacio de Internet. No hace mucho, en mayo, fue anfitrión de Litto Nebbia, ídolo de la canción argentina. Julio fue el peruano que durante mucho tiempo laboró en la BBC de Londres y aquel que un día de 2008, mientras paseaba con su esposa delante del edificio Dakota, en Nueva York, se encontró con Yoko Ono. Y la esposa del ex-beatle, accedió a tomarse un foto con ellos muy cerca desde donde un 8 de diciembre un loco acabó con su esposo. Julio dice: "La muerte de Michael Jackson nos ha tomado a todos por sorpresa. A todos, hayamos sido o no admiradores del cantante. Siempre es dolorosa la partida de alguien tan joven. Sí, porque a los 50 uno sigue siendo joven, más aún en el caso de alguien que aparentemente se resistía a crecer. Yo nunca fui fan de Michael Jackson, pero sentí una gran tristeza con la noticia. No sólo por la pérdida de un ser humano obviamente atribulado por toda clase de problemas, sino porque fue un personaje fundamental en la historia de la música popular, que marcó a toda una generación. Que en paz descanse".


Conocí a Elmer Lamadrid como parte de la Radio Panamericana de Lima que, a algunos, nos tocó dejar a mediados de los ochenta. Fue asistente de programación, la que por esos días manejaba César Abril. Luego me enteraría que era hijo del conocido profesor de locución Juan Lamadrid. Elmer se sumó al comentario de algunos de sus colegas y amigos que recuerdan con pena la partida de Michael Jackson. "Fue un jueves fatal, perdimos primero a Farrah Fawcett, luego a la artista vernacular Alicia Delgado y cumpliendo ese dicho popular que cuando muere alguien se lleva a dos personas más, el destino nos dejó sin Michael Jackson. Inesperado, fue uno de los más grandes de la música contemporánea. Gran bailarín, lo ganó todo. Controvertido. Pero nadie puede negar su éxito a nivel mundial y lo que significó para varias generaciones. Una carrera de casi 40 años dedicados al entretenimiento que terminó ad portas de su vuelta a los escenarios. Murió Michael Jackson, nació una leyenda", termina diciendo.

De esa inolvidable década, también es Javier Fernández. Amante de la música y colaborador de más de un medio de comunicación desde su participación en Éxitos, el recordado "cancionero de bolsillo" que publicaba Johnny López. Con Javier, al igual que con Sonia y Cacao Rock, también pude experimentar un show de los Rolling Stones. Con él, en noviembre de 1994, me tocó estar en el mundialista Rose Bowl de Pasadena, California. El recuerdo que Javier tiene por el Rey del Pop, por alguna razón, difiere del de la mayoría. "Año clave 1982: Thriller remeció el mundo al igual que el guante blanco, se convertirían en símbolo de Michael Jackson. Escribir un párrafo sobre el Rey del Pop se me hace muy difícil por haber seguido las investigaciones de la primera acusación sobre abuso de niños. Aquella que lo hizo terminar abruptamente su gira cuando estaba en Chile y a un paso de llegar a Perú. No llegó al jurado. Hubo un arreglo extrajudicial. Eran tan abrumadores los indicios que se tuvo que cambiar la legislación para poder obligar a los futuros denunciantes de casos parecidos a sostener acusaciones en juicio público sin poder retirarlos por acuerdos extrajudiciales".


Siempre al filo de la medianoche, se encuentra Julio Santos. Nos conocimos virtualmente cuando (él) trabajaba en Radio Miraflores, aunque actualmente lo hace en Radioprogramas del Perú. Julio nos dijo la noche de ayer: "Recién hace unas horas caí en la cuenta de que ya no estaba más con nosotros. Es que a él se le podía relacionar con todo menos con que algún día moriría. Es que tal vez nos habíamos olvidado de que MJ era mortal. Nos olvidamos del ser humano y simplemente veíamos a una leyenda viva... Trato de recordar la primera vez que oí una de sus canciones y vienen a mi mente sus primeros videos, pues a Michael había que verlo, y no solo escucharlo. Mentiría si dijera que era un fan de esos que coleccionaban todos sus discos, pues conservo sólo tres de sus álbumes, curiosamente, en tres diferentes formatos: Thriller (en LP), Bad (en CD) y Dangerous (en KCT). Y es justo hasta este último que le presté atención. Y hasta podría decir que lo seguí en casi toda su faceta en degradé de negro a blanco. Simplemente se fue una parte de mis recuerdos. Ahora por fin podré estar seguro de que jamás lo veré en algún concierto. Seguramente que cuando en el futuro le hable a mis hijos sobre MJ me mirarán como yo lo hacía cuando me hablaban de Elvis (salvando las diferencias). Allí quedan los cientos de videos y canciones que pululan en el Internet y que harán que las futuras generaciones no dejen de saber quién fue Michael Jackson en cada una de las décadas pasadas. Porque para quienes estuvimos allí, sabemos que hubo un Michael distinto para cada una de esas tres décadas del milenio anterior. Dejando a un lado ese pasado oscuro, Michael nos deja un importante legado, no sólo en el aspecto artístico, porque dedicar casi toda su vida a la música, dejando de lado una vida normal (con infancia incluída), me parece realmente admirable. Probablemente, durante los próximos días, se hagan (sobre él) programas en radio, TV e Internet; posiblemente, en unos meses se diga que no murió, que todo fue planeado y que vive tranquilamente aquella vida que siempre quiso, en algún lugar oculto. O, de repente, en un par de años nos olvidemos de él... Aún no caigo en la cuenta de que ya no está más con nosotros. Estés donde estés, ya no importa del color que seas... Es curioso, siempre pensé que Madonna se iría primero. Pero me equivoqué".


La noche anterior, había pasado poco más de una hora conversando con Micky Ramírez. El recordado disc jockey de Radio Panamericana, que ha paseado su talento por diversos medios de comunicación de la Florida, acaba de encallar en la ciudad de Denver, Colorado. Por supuesto que hablamos de muchas cosas, pero no de Michael Jackson. La noticia nos llegó menos de 24 horas después de nuestra mutua comunicación. Micky recibió la noticia mientras finalizaba un proyecto en su estudio de grabación. Para él, Michael Jackson fue el niño prodigio, el Rey del Pop, el Dios del escándalo. "Sin duda que, por la forma como sucedió, fue un shock. Hablar de Michael Jackson es sin duda un tema sin fin, o tan difícil como querer definirlo en una sola palabra... Vulnerable. Como Marvin Gaye en su disco... "Jacko", el superhéroe con las alas de cristal... Dicen que los años de infancia son los que nos marcan a nosotros los humanos y pareciera que él los llevó siempre a cuestas, consigo. Creo de verdad que se va no sólo un personaje y un artista extraordinario, algo que sólo los muy ignorantes se atreverán a rebatir, sino una persona sensible y delicada. Lo que se coció entre bambalinas durante las dos últimas décadas quizá nunca lo lleguemos a saber. Sí parece que había personas sin escrúpulos a su alrededor, que pudieron asesorarle mal durante mucho tiempo, llevándole a la ruina y presionándolo para emprender unos conciertos para los que no estaba ni física ni psicológicamente preparado. Su influencia, musical y escénica, en el pop y rock actual, es tan grande que creo que hará falta aún un tiempo para calibrarla en su justa medida. Jackson fue catalogado como un genio artístico y musical, y esto lo demostró desde sus inicios, época en la que fue reconocido como un niño con un nivel extraordinario. Pero también es un personaje polémico, con defensores y detractores, al que rodean una serie de leyendas, muchas veces alimentadas por él mismo. Como su vida privada que se vio envuelta en varios juicios, acusado de pedofilia, que tuvieron una repercusión mundial, que lo tuvo apartado en los últimos años. En cualquier caso es innegable su éxito a nivel mundial que lo llevó a vender cientos de millones de discos apoyado por la espectacularidad de sus campañas de promoción, videoclips y conciertos, en los que siempre hizo gala de su enorme talento como cantante y bailarín. Jackson nunca montó un circo mediático, fueron los demás los que acamparon a su alrededor, pensando que estaban vendiendo y comprando entradas para ver al hombre elefante, mofándose de lo que no entendían, prejuzgando con estulticia a un ser humano acorralado. Un artista grandioso cuyo devenir se le escurrió entre las manos. Nos queda su recuerdo en cada disco que, por muchos años, seguirán sonando y vendiéndose ahora más que nunca".


Para Sammy Sadovnik, popular hombre de la radio y televisión deportiva en los Estados Unidos, con la repentina y temprana muerte de Michael Jackson se va también uno de los íconos más importantes de la historia del pop. Recuerdo muy bien cuando a su regreso de cada uno de sus viajes a la Unión Americana, Sammy llegaba a la radio con discos importados de Michael Jackson, Earth, Wind & Fire, Diana Ross y otros, principalmente de rhythm & blues. Y, como si fuera ayer, cuando apareció con la placa del USA for Africa -del cual Michael fue uno de los puntales- que sirvió como piedra angular para nuestro programa especial radial llamado La música en favor del mundo, que, en 1985, devino en la obra Unidos para los niños huérfanos de Ayacucho. "Comencé a escuchar a Michael cuando formaba parte de los Jackson Five y, luego, simplemente como los Jacksons. Desde su romántica "I’ll Be There" hasta sus frenéticos bailes, su música siempre fue de mi agrado. Durante una época de mi vida profesional, la música soul y disco estuvieron muy cercanas a mi gusto personal. Más tarde llegó "Don’t Stop 'Til You Get Enough", que Radio Panamericana eligió como La Más Más del 79. Y el multimillonario Thriller, de 1983, que ubicó a siete de sus diez canciones en el primer lugar del Hot 100 de la revista Billboard, material de consulta obligado en aquella buena época de nuestra vida en la radio. Honestamente, me es muy difícil saber cuántas veces debo haber presentado canciones de Michael Jackson en mis programas, o cuántas debo haber visto sus videos, que, sin duda, marcaron un antes y un después en el mundo de la producción y la música. No sé cuántas veces hayamos discutido y polemizado sobre su vida llena de sorpresas, silencios y excentricidades. De sus problemas con el supuesto abuso infantil, de su boda con la hija de Elvis, de la compra de las canciones de los Beatles y las del Rey del Rock and Roll, que lo convirtieron en el poseedor de la fortuna musical más importante del planeta... De su mascota "Bubble", el simpático chimpancé que lo acompañaba a algunas de sus giras o de aquella vez que estuvo tan cerca de llegar a presentarse en Lima. Al igual que Javier y Micky, estuve en el "coloso de Jose Díaz", nuestro vetusto Estadio Nacional, en Lima, observando cómo se construía el inmenso escenario en donde la estrella deleitaría a sus seguidores peruanos. Al final nunca llegó y todos nos quedamos con las ganas. Hoy, llegando a San Diego por asuntos profesionales, encendí la tele como hago siempre que llegó a la habitación del hotel y CNN informaba en Breaking News que Michael Jackson había muerto, coincidiendo con Farrah Fawcett, otro ícono de Hollywood. Michael se fue y con él toda esa aureola de interrogantes, dudas y vida extraña. Me parece mentira decir que Michael está muerto. Acaso esta haya sido la segunda noticia que, en lo musical, mayor impacto me haya causado después de aquella del 8 de diciembre de 1980, cuando John Lennon fue asesinado en frente de su residencia en Nueva York. Descansa en paz Michael".


El mundo sigue llorando la desaparición de tan importante figura. Comienzan a aparecer las interrogantes, las elucubraciones, los sentimientos encontrados, no sé. La gente sigue en una especie de estado de shock, que posiblemente solo termine el día que al último de esa generación Jackson le toque apagar la luz. Por el momento, los rumores y las leyendas, solo comienzan. Descanse usted en paz, indiscutible Rey del Pop. (FOTOS: Internet).

Javier Lishner
Santa Clara, California
26 de junio de 2009

NOTA RELACIONADA:
- EL JACKSON QUE DEJÓ UNA GRAN HUELLA

4 comments:

Anonymous said...

Hola Javier,
buenos articulos los ultimos.
Solamente una little thing:
Third Eye Blind tambien tiene una cancion muy popular para quienes seguimos series americanas: Narcolepsy. La cancion se toca al final del tercer capitulo de Jericho y es cuando Dale descubre un tren lleno de alimentos. (Dale es uno de los principales actores).

Con respecto a Michael Jackson, y otros artistas, este ha sido un año de muchas muertes en los cantantes de rock...
En realidad no quisiera hablar de los muertos sino de los vivos, de los que aun estamos en este mundo.

La primera cancion de Michael que oi fue cuando mi padre trajo de Boston un vinilo donde estaba la cancion "I want you back". Es la cancion favorita de mi padre hasta ahora, ya que lo conecta a su adolecencia.

SU produccion musical fue tan fructifera que ahora mismo podria construir una lista de 30 mas-mas solamente con sus canciones...

Has escrito muchos interesantes articulos que debo ponerme al dia con mis comentarios.

Un abrazo!
HEl de Los Olivos

Javier Lishner said...

Hola Hel:

Gracias por tu comentario. La de hacer una lista de 30 canciones solo con temas de Michael Jackson es una genial idea. Porqué no la haces y nos la pasas. Sería el inicio de un post muy interesante.

En cuanto a los Third Eye Blind, tienes toda la razón. En realidad, esa nota iba más por el lado de los "sanguchones" que por la banda californiana.

Un fuerte abrazo,

JL

underperurock said...

Bueno, desde la muerte de Michael no ingresé a Internet, por muchas razones, una de ellas por que me manmetní abstraído con tantas noticias desagradables (la muerte de Farrah Fawcett, en el Perú, la de Alicia Delgado), asi que recién retorno a la vida virtual,...

como no admirar a Jacko, tremendo cantante, una de las mejores voces del Pop, demasiado genio para ser real...

Pero los genios tambien mueren físicamente, para ingresar a otro reino, el de las leyendas musicales, Michael Jackson está actualmente a la altura de muchos que se fueron, como son el caso de Freddie Mercury, JIm Morrison y tantos otros...

Saludos.

UnderPerúRock

Javier Lishner said...

Welcome back my friend! Me da pena que nadie le haya dado bola a Sky Saxon, el vocalista del sesentero The Seeds, quien murió el mismo día... Aquí lo recordaremos.

Descansen en paz, señores.

JL