Saturday, August 16, 2008

16 de agosto de 1977
EL DÍA QUE MURIÓ ELVIS PRESLEY


Hace treintaiún años, un inconsciente Elvis Presley fue encontrado en su residencia de Memphis, y conducido rápidamente al Baptist Memorial Hospital. Eran cerca de las 3 p.m. En el nosocomio, se le realizaron todas las prácticas médicas para revivirlo pero, desafortunadamente, a los pocos minutos fue declarado muerto. Recién, a las ocho de la noche, el doctor Jerry Francisco anunció públicamente que la causa de su deceso parecía haber sido arritmia cardiaca.


Para muchos, en ese evento, hubo algunas acciones no muy coherentes. Por ejemplo, el lugar específico en el que Elvis fue encontrado desvanecido dentro de su residencia. De eso se tejen varias versiones. También, la tranquilidad con la que Vernon, el padre de Elvis, da una entrevista a tan solo dos horas de expedido el certificado de defunción de su único hijo. Y el hecho de que los paramédicos lo dejaran solo al padre, sabiendo de los problemas cardíacos que él tenía. Una más: la aparición pública del doctor Francisco antes de obtenidos los resultados de la autopsia. Además, señalando a la "arritmia cardiaca" como una de las posibles causas, cuando, según se sabe, la arritmia cardiaca solo se puede medir en una persona con vida (algún especialista podría clarificarnos esto)... Lo cierto es que dudas, preguntas y reflexiones, siempre las habrá ante la muerte de populares figuras. Y Elvis, fue una de ellas. Le había pasado a Monroe en el 62; y a Hendrix, ocho años después.



Que viva el rey del rock and roll y que en su tumba, ahora en Graceland, descanse en paz. (FOTOS: elvispresleymusic punto com.au)

Javier Lishner
Santa Clara, California
16 de agosto de 2008

NOTAS RELACIONADAS:
- ELVIS REMEMBERED, Memphis, Tennessee. August 16, 1977
- UN DÍA COMO HOY, ELVIS


2 comments:

Javier Moreno said...

...y el primer Aniversario de Elvis (Nacimiento, muerte, matrimonio, Aloha From Hawaii, etcétera) sin su máximo difusor en el Perú, don Jorge Cox.

Elvis y Jorge para mí son inseparables. Uno no puede existir sin el otro.

Javier Lishner said...

Hola Javier:

Por supuesto que pensé en Jorge mientras escribía la nota. Es más, como tú bien sabes, fue Jorge uno de aquellos que, por todas esas confusiones e incoherencias alrededor de la muerte de Elvis, nunca creyó que El Rey había muerto aquel día de agosto.

Un abrazo,

JL