Monday, August 18, 2008

CONSTANTINO CARVALLO, EJEMPLAR EDUCADOR

"Constantino fue un hombre muy valiente, con opiniones muy claras, por lo que resultaba a veces incómodo para quienes toman decisiones; pero él se tomaba ese privilegio porque era íntegramente leal a sus convicciones", señaló esta mañana Ricardo Morales, sacerdote y ex-presidente del Consejo Nacional de Educación, tras enterarse del fallecimiento de Constantino Carvallo.



Creo que fue una persona muy querida. No tuve oportunidad de conocerlo personalmente pero su nombre y, sobre todo, sus apellidos, me suenan tan familiares como que, con su hermano menor, durante nuestros primeros años en la escuela, fuimos compañeros de aula. Constantino Carvallo Rey, educador apasionado e hincha asérrimo (además de socio y dirigente) del Club Alianza Lima, falleció hoy en la capital peruana.

En un comunicado del Colegio Los Reyes Rojos de Barranco, se informa con profunda consternación, que en la mañana de hoy, dejó de existir el connotado educador.

Carvallo Rey se encontraba internado en la clínica Angloamericana, donde esperaba ser operado mañana debido a ciertas complicaciones cardiacas. El tiempo no le dio la oportunidad.

El ingeniero industrial y político, Juan Sheput, en su sitio de Internet, describió como "una pérdida brutal" al evento de hoy. "...Siempre intercambiamos puntos de vista sobre lo mismo: la educación pública, el nivel de deterioro en que se encuentra y se encontraba. Concebía la educación como algo total, integral. Y en ese sentido hay que recordarlo, como un gran educador. Su faceta de dirigente deportivo, si bien la asumió también íntegramente, fue marginal", escribe Sheput.

Por su parte, el también educador León Trahtemberg, declaró a El Comercio que Carvallo fue "uno de los analistas más lúcidos, brillantes y agudos de la eduación peruana".

En Peru21 la noticia dice que para Carvallo la escuela debía ser “un espacio de socialización en el que se forja el carácter del individuo y del ciudadano. La autonomía moral y la búsqueda crítica del saber son los fines fundamentales que dirigen su actuar”.

Mientras fue dirigente de Alianza Lima, desarrolló un programa en el que diversos jugadores de las divisiones menores de ese club se educaron en los Reyes Rojos. Emergieron bajo la batuta de Carvallo, Jefferson Farfán, Paolo Guerrero, Alexander Sánchez y Jairzinho Baylón. Carvallo había fundado los Reyes Rojos en 1978. Tanía 55 años.

Descanse en paz, Maestro.

Javier Lishner
Santa Clara, California
18 de agosto de 2008


7 comments:

Javier Moreno said...

Yo sí lo conocí. Mis primos Diego y Joanna estudiaron en los Red Kings y lo adoraban a Carvallo. Era un tipo muy inteligente, de esos que tienen ideas muy concisas y están dispuestos a discutir sobre ellas e intercambiarlas con otras. Un tipo al que le gustaba el Blues, también.

Me ha dado muchísima pena porque CC tenía mucho más que dar, mucho más que opinar y contribuír con el desarrollo de la educación de Latinoamérica.

Javier Lishner said...

Sí, Javier. Muy bien dicho. Un tipo que tenía "mucho más que dar, mucho más que opinar y contribuír con el desarrollo de la educación de Latinoamérica". Tremenda pérdida. Como le comentaba a Luca en otro post, cada entrevista era una lección. Que descanse en paz, el querido maestro.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Hola Javier,
Sobre el maestro y filósofo Carvallo han coincido todos los frentes en mostrar su pesar, incluido el gobierno (a quien no le hizo mucha gracia sus comentarios en contra de la actual política educativa totalmente improvisada) y también al dirigente máximo del Sutep. Lo que a mi me sorprende sobremanera es que muchos profesores con quienes comenté el tema desconocen olímpicamente quien es C. Carvallo o peor aún León Trahtenberg y en el lugar donde menos esperaba un comentario sobre el tema (este blog) me encuentro con tu nota. ¿Será porque Uds son aliancistas, porque han estudiado en colegios pitucos o porque realmente les interesa la educación en el Perú?
Ricardo Gonzales

Ricardo Gonzales said...

Hola Javier,
Sobre el maestro y filósofo Carvallo han coincido todos los frentes en mostrar su pesar, incluido el gobierno (a quien no le hizo mucha gracia sus comentarios en contra de la actual política educativa totalmente improvisada) y también al dirigente máximo del Sutep. Lo que a mi me sorprende sobremanera es que muchos profesores con quienes comenté el tema desconocen olímpicamente quien es C. Carvallo o peor aún León Trahtenberg y en el lugar donde menos esperaba un comentario sobre el tema (este blog) me encuentro con tu nota. ¿Será porque Uds son aliancistas, porque han estudiado en colegios pitucos o porque realmente les interesa la educación en el Perú?
Ricardo Gonzales

Javier Lishner said...

Hola Ricardo:

Eso te pasa por ser prejuicioso. No se debe adelantar juicios cuando uno no conoce a la gente.

Respondiendo a tus interrognates: Yo sí soy aliancista, estudié en colegio pituco y también me interesa la Educación. O sea, casi como Carvallo, que en paz descanse.

Saludos,

JL

Anonymous said...

Hola Javier,
El prejucioso parece que es otro amigo Javier. En realidad te felicitaba por haber puesto algo referente al maestro en tu blog. El comentario era para demostrar cuan mal anda la educación en nuestro país que ni los propios docentes conocen a las personas que tratan de innovar e imponer modelos educativos acorde a nuestra realidad como lo hizo Constantino Carvallo. Tómate tu agua de tilo y relájate un poquito, papay que tu blog es bien bacán y no te burles del maestro diciendo que eres "casi como él", creo que eso es a bit too much, no?. Eso si que fue un lapsus linguae

Ricardo

Javier Lishner said...

Ricardo:

Qué buenas tus palabras para Constantino Carvallo. He leído también de los que opinan completamente opuestos a él. O sea, me imagino de los que chupan de la ubre del Estado y no quieren que se les mueva las fichas.

A estas alturas, creo que casi cualquier cosa que se diga en contra de la Educación pública en el Perú, podría ser verdad.

Finalmente, el agua de tilo dicen que es buena para la caída del cabello. Creo que ya no la necesito.

Saludos,

JL