Thursday, June 05, 2008

ALICE COOPER: Perdónanos nuestras deudas

Billion Dollar Babies fue el primer disco de Alice Cooper que llegó a la casa, y, como algunos otros, llegó fuera de tiempo. En el Perú, el gobierno militar de ese momento, pro-soviético, no hacía fácil conseguir piezas de rock and roll. La placa, que en 1973 había llegado al tope de las listas en ambos lados del Atlántico, incluyó "Elected", "Hello Hooray" y "No More Mr. Nice Guy".


Alice Cooper, cuyo nombre original es Vincent Furnier, nació en Detroit, Michigan, en 1948. Es uno de aquellos de la promoción que este año está cumpliendo 60. Steve Winwood los acaba de celebrar en mayo y, Ozzy Osbourne, los cumplirá en diciembre. Creo que es uno de los artistas que experimentó con distintos tipos de música sin tener que desviarse del rock.

Desde Pretties for You, su primer disco en estudio grabado en 1968 y lanzado un año después, hasta Along Came a Spider (Alice Cooper album) que ya terminó de grabar y que aparecerá en julio, es una larga historia que merece una completa atención. Sin duda, es uno de los capítulos más interesantes del rock and roll. Dicho capítulo incluye sus inicios en un grupo de nombre Nazz, el que tuvo que cambiar al descubrir que Todd Rundgren llamaba así a su banda; la llegada a las manos de Frank Zappa, quien les firmó contrato para sus tres primeros discos; la elección de Alice Cooper como nombre, tomado de una bruja del siglo diecisiete, según dicen algunos, en las que Vincent Furnier se encarnó jugando a la ouija; su admiración por el arte surrealista que influyó en su puesta en escena; sus puestas en escena, que fueron ejemplo para otras bandas que le siguieron (Kiss, entre ellas) y, además, un nuevo estilo de rock denominado shock rock (King Diamond y Marilyn Manson saben de ello). Aunque, antes que nadie hubo un nombre que jugó con todo eso y fue Screamin' Jay Hawkins, el verdadero pionero. Con eso y muchísimo más, Alice Cooper se convirtió en uno de los artistas que nunca dio tregua al tiempo.

Melody Maker - 3 de marzo de 1973.

Aún recuerdo la vez que recibí de mi hermano el disco importado Flush the Fashion, publicado en 1980, que marcó otro drástico cambio en la música de la banda. Alice Cooper, siguiendo el camino de Gary Numan, le hizo el juego al new wave. En el Perú, Gerardo Manuel andaba con un bisoño programa de televisión llamado Disco Club (que está cumpliendo 30 años. ¡Aleluya!). Ahí, el productor y presentador limeño (aunque algunos afirman su origen en Ica, Perú), presentaba el tema clave del disco, "Clones (We're All)", que se ubicó en el Top 40. La placa, que llegó a mis manos al lado de sus contemporáneos Love Stinks de J. Geils Band, Duke de Genesis, y 21 at 33 de Elton John, fue producida por Roy Thomas Baker. Baker era el productor de moda con el éxito que le estaba dando a los primeros discos de The Cars y su trabajo en los primeros cuatro de Queen, incluido A Night at the Opera.

Pretender hacer una lista de los músicos que pasaron por las filas de Alice Cooper sería un poco difícil, pero hay unos cuantos que no podrían pasar desapercibidos. Entre ellos, Glen Buxton, el original guitarrista de la banda, que grabó los primeros siete discos, incluyendo Billion Dollar Babies; Dennis Dunaway, bajista, quien ayudó a escribir clásicos como "I'm Eighteen" y "School's Out"; y, Kip Winger, el bajista que lo acompañó entre 1985 y 86 para los discos Constrictor y Raise Your Fist and Yell, respectivamente. En la actualidad, la banda de Alice está compuesta por los guitarristas Keri Kelli y Jason Hook, el bajista Chuck Garric, y el popular baterista Eric Singer.

Welcome to my Nightmare, de 1975.

Desde hace cuatro años, Vincent Furnier, es, además, un popular disc jockey. Su espacio, Nights with Alice Cooper, es un sintonizado programa. Mientras tanto, alejado del alcohol, sigue haciendo música, jugando al golf y, sinceramente no sé si practicando la ouija. El 6 de julio se lanza a su nueva gira, iniciándola en la rockerísima ciudad de Kavarna, en Bulgaria.

A Alice Cooper le deberíamos otra entrada con mayor especificación de sus teatrales shows y su discografía completa, incluyendo los álbumes School's Out y Welcome to my Nightmare, y los simples "I Never Cry" y "How You Gonna See Me Now". Esa deuda espero que, al menos por ahora, se nos sea perdonada.

Javier Lishner
Santa Clara, California
5 de junio de 2008


2 comments:

DIABOLIKFORCE said...

otro de los grandes del rock y del heavy...fuera y dentro del escenario...al fin te dignaste poner algo de Alice...la verdad es que ese Billion del principio a fin es una obra magistral...no da tregua a nada...hace un par de anios compre la edicion doble como regalo de cumpleanos a mi esposa..pues ella se corta las venas por Alice y es que escuchar ese disco es recordar casi lo mejor de Alice...
esta bueno el blog...sigue asi...
Diabolikforce.

Javier Lishner said...

Hola Diabolikforce:

La historia del rock and roll es interminable, así que espero poder continuar con Alice en otro momento.

Un abrazo,

JL