Saturday, September 08, 2007

TODD RUNDGREN: Músico de culto y algo más

Lo último que habíamos oído de Todd Rundgren fue cuando se unió a Elliot Easton y a Greg Hawkes, para formar parte de los nuevos Cars, el grupo de Ric Ocasek y Benjamin Orr, que, en 2006, se reunió -sin Orr ni Ocasek-, para viajar por la Unión Americana como The New Cars. La gira, combinó populares canciones del combo norteamericano y algunas -como "Hello, It's Me"- con la firma de Rundgren.

Todd Rundgren anoche en Santa Cruz (FOTO: Javier Lishner).

Orr murió en 2000, de la misma enfermedad que Luciano Pavarotti, y, Ocasek, por su lado, desistió de la idea. Fue ahí cuando Rundgren entró a tallar. Y el puesto lo cubrió muy bien sin mayor esfuerzo (Por esas coincidencias que tiene el rock, hoy, Benjamin Orr, hubiera cumplido 60 años de edad. Aprovechamos para elevar nuestros mejores recuerdos al cantante de "Drive").

La historia de Rundgren comenzó mucho antes que la de The Cars. Era 1967 y el joven músico formaba parte del grupo Nazz. Ahí, duró un par de años hasta que decidió iniciar su carrera solista. Runt fue el título del primer disco lanzado en 1970. Los que le siguieron, tuvieron mayor impacto. Se llamaron, Runt: The Ballad of Todd Rundgren, y, Something/Anything? Lo que vino después, incluyendo a su banda Utopia, es una larga historia de cuatro décadas.

Anoche, en Santa Cruz, el multifacético artista, alguna vez productor de Grand Funk Railroad, llegó para interpretar -en poco menos de dos horas-, parte de su inmenso y variado repertorio en el que, sin titubeos, habla de Dios, el amor, la política y otros temas de constante actualidad. Hubo mucho rock, con momentos intensos de blues y toques muy obvios de soul. Rundgren no solo es el guitarrista y cantante que vimos -influenciado por Clapton y Beck-, sino que es, además de compositor y multi instrumentalista, un extraordinario productor, ingeniero de grabación y creador de videos. Es también un ingenioso y dedicado programador.

Lo de la gira con los New Cars -proyecto en el que incluyó a dos de sus camaradas de ayer, el bajista Kasim Sulton y el baterista Prairie Prince- "lo hice para pagar mis gastos mensuales", afirmó luego del exitoso tour con el grupo de Boston. Amén de Prince y Sulton, completa su banda el guitarrista Jesse Gress, músico, educador, y ex-editor de la revista Guitar Player.


"Just What I Needed". Rundgren con The New Cars.


ALGO MÁS QUE UNA ANÉCDOTA
Hasta los nueve años, la actriz Liv Tyler, famosa hija de Steven Tyler, vocalista de Aerosmith, creyó ser hija de Todd Rundgren. Y es que Bebe Buell, la madre, después del nacimiento de la pequeña, anunció que Rundgren era el padre biológico. Por esos años, Tyler abusaba de las drogas y "no era un buen ejemplo para ella", diría más tarde la señora Buell. Incluso, luego de la separación de Rundgren y Buell, el músico que vimos anoche siguió manteniendo a la niña como su propia hija. Pero, un día, la niña creció y se enteró de la verdad.

Cuentan que Liv, paradójicamente, conoció a su verdadero padre en un show de Todd Rundgren. Había asistido con su madre a una de las presentaciones de Todd, en Boston. Como toda hija, Liv, estaba ahí muy orgullosa para ver al que aún, creía, era su padre. Entonces, en un momento, Buell le dijo que quería presentarle a una persona muy especial. Esa persona estaba en el bar, y la niña, al verlo, preguntó: "¿Es el hijo de Mick Jagger?". La madre rió. Era Steven Tyler. "Casi de inmediato quedé enamorado de él", diría Liv tiempo después. Recién, al año siguiente, la niña sabría la verdad sobre esa persona tan especial. La hermosa actriz, ahora madre, mantiene una buena relación con sus dos padres.

En 1977 Rundgren y Bebe Buell con la pequeña Liv con tres días de nacida.

El enérgico espectáculo de Todd Rundgren anoche en The Catalyst, demostró una vez más que, a veces, vale la pena levantar anclas e ir un poquito más allá en busca de algo diferente. Eso fue, exactamente, lo que hicimos ayer.

Javier Lishner
Santa Clara, California
8 de septiembre de 2007

No comments: