Friday, August 07, 2009

DESCANSE EN PAZ, MAESTRO ENRIQUE LLAMOSAS

Fue uno de los disc jockeys pioneros de la radiodifusión en el Perú, experimentado locutor y personaje identificado con Radio Miraflores de Lima durante las últimas cuatro décadas. Enrique Llamosas Espinoza, maestro y padrino de muchos, falleció ayer en la capital peruana.

Enrique Llamosas, primero de la izquierda, en 2008.

Don Enrique, como respetuosamente siempre lo llamamos, fue una pieza importante para la emisora de la familia Palma, la más antigua de todas las radios comerciales del Perú, fundada en 1935. Había llegado de la entonces popular Radio 1160, tras haberse iniciado en su natal Arequipa.

Hace poco más de dos años, el 3 de abril de 2007, en este mismo blog, y gracias a nuestro contacto en Lima, Julio Santos, le habíamos dedicado una breve nota que titulamos, Don Pedrito y don Enrique: LEYENDAS DE CARNE Y HUESO. En ella, recordábamos
a ambos personajes de la radio en el Perú, y, en el caso de don Enrique, desde la primera vez que lo vi, repartiendo regalos de "la radio chiquita de corazón grande", los que -debido a mi corta edad- con las justas me obsequió (solo por decir: "Yo escucho Radio Miraflores"). Años después, me lo volvería a encontrar, pero, aquella vez, al frente de un concurso del que tuve la suerte de ser uno de los ganadores. Fue en 1980, en la emisora que aún quedaba en el número 592 de la calle Alcanfores, en el distrito de Miraflores.

La noticia de hoy particularmente me entristece, por ser él una de esas figuras que me vio arribar a la radio, tan joven y con todas las ilusiones de conseguir un lugar en ese difícil y competitivo campo, al que parecía imposible llegar. Supongo que la tristeza es también de muchos de sus colegas, amigos y oyentes. Con él aprendí a escuchar a George Harrison, Rod Argent, Santana, The Guess Who, Eric Burdon, Cream, The Jackson 5, y muchos más. La Hora del Recuerdo, su diario programa, entre lunes y viernes en el horario de 7:00 a 8:00 de la noche, era infaltable. Al igual que su Música para la Juventud, una hora antes.

Don Enrique, segundo de la izquierda, en 2005, celebrando los 70 años de Radio Miraflores de Lima.

Durante los años noventa, don Enrique había dejado por completo la música, para dedicarse de lleno a lo que era su otra pasión: las noticias. Y, allí, desde muy temprano en la mañana, lo tuvimos por más de tres décadas al lado de don Pedrito Roncallo, conduciendo el noticiero El Momento. Cuando en 1994 se realizó el Mundial de fútbol de Estados Unidos, estuve diariamente en contacto con él a través de la línea telefónica de Radio Miraflores, informando sobre lo que acontecía en el popular evento deportivo. Un día, no hace mucho, gracias a Julio, recibí una grabación en la que don Enrique me hacía una mención en el informativo matutino de la radio en la que tuve oportunidad de iniciar mi carrera.. Lo hizo luego de leer la nota que le dedicamos a él y a don Pedrito. Fue verdaderamente emocionante volver a escucharlo.

Don Enrique, descanse en paz. Su vida, incluídas un sinnúmero de anécdotas, será un legado que conservaremos hasta el último día de la nuestra.

Javier Lishner
Santa Clara, California
7 de agosto de 2009

NOTAS RELACIONADAS:

- COLEGAS RECUERDAN A ENRIQUE LLAMOSAS
- EL MUSEO DE RADIO MIRAFLORES

- Don Pedrito y Don Enrique. LEYENDAS DE CARNE Y HUESO

33 comments:

Jorge S said...

Se le debe mucho a este gran señor.

Javier Vasquez L said...

Una verdadera pena...LA VOZ caracteristica de la "radio chiquita de corazón grande"...

Miguel Villamizar said...

Que pena. La radio nacional esta de luto. Mi más sentido pésame a los que laboran en radio Miraflores y a sus seres queridos. Siempre estará en nuestra mente y corazón.

atormentado said...

Como te comentaba mi estimado Javier, una gran perdida. Aun recuerdo verlo llegar a la radio todas las mañanas, subiendo los 5 pisos (sin ascensor) para conducir junto a Don Pedrito el noticiero. Una voz que muchos extrañaremos por las mañanas.

descanse en paz Don Enrique

Luis Guadalupe said...

Hola mi estimado Javier:

Con mucha pena he leido esta noticia del fallecimiento de don Enrique Llamosas, una verdadera leyenda de la historia de la radio en el Perú.

Cuando comencé a escuchar radio en 1974, mi emisora favorita era Radio Miraflores y me escuchaba todos sus programas y dos de ellos eran "Música para la Juventud" y "La Hora del Recuerdo", dos joyas de programa.

Su timbre característico de voz identificó a esa emisora durante todas estas 4 décadas y su forma de narrar y comentar las noticias eran características de él.

Al menos, tuve la satisfacción de estrechar su mano y agradecerle por lo que sus programas habían significado durante mi adolescencia, en esa memorable ocasión en el que se le rindió tributo a nuestra amiga Dianita García en julio del 2003. Ya se le veía viejito, pero fue emocionante conocerlo en persona y manifestarle mi gratitud.

Que en paz descanse, don Enrique Llamosas, Señor de Señores de la Radiofusión Peruana!!!

Un abrazo.

Tu amigo de siempre.

LUCHO GUADALUPE

Eagle said...

Un lamentable pérdida. Se fue un profesional a carta cabal que hizo mucho por el periodismo y las comunicaciones en el Perú. Lo peor es que ningún medio de comunicación (diarios, noticieros televisivos ó radios, con excepción de Miraflores) han propalado este hecho. Esa mezquindad y olvido dice mucho de la "calidad" de los medios en el país actualmente.

S.E.U.O.

Luis said...

Que triste noticias Javier,lo recuerdo por su programa la hora del recuerdo por las tardes y en las mañanas en el noticiero el momento.Toda una institucion de la radio a lo largo de la historia.Bien Javier que reconozcas a tus maestros y seas agradecidos con ellos.Mi pesame a la familia de Radio Mirafloes.
Luis de Jesus maria

El Pibe said...

Si tal cual como dijeron los que comentan en este post de una noticia no tan grata..la partida de quien fuera una eminencia de la locucion nacional , la ultima vez me encontre cerca a su casa en San Borja donde a solicitud mia me invito y concedio a hacerle unas entrevistas durante el noticiero lo cual no pude ir por el tiempo y lamento no haberlo hecho....la verdad una perdida de una gran leyenda de la locucion que muchos lo conocen....todos los que fuimos compañeros con Don Enrique como le llamabamos nos sentimos con pesar de su repentino viaje...

Javier Lishner said...

Hola Jorge:

Son varias generaciones de disc jockeys que trabajaron con él, y quienes seguramente bebieron algo de sus enseñanzas.

Que descanse en paz.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Javier:

Sí debe haber sido una pena en el corazón de la radio chiquita de corazón grande. Cuenta Atormentado que, a pesar de los años, Don Enrique seguía haciendo locución en el informativo El Momento, y subía los cinco pisos del edificio. A sus más de ochenta, creo que fue un buen récord.

Que descanse en paz el maestro.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Miguel:

Sí, la radiodifusión está de luto, aunque los medios convencionales no hayan escrito nada.

Nos queda a nosotros recordarlo como un personaje que impulsó lo que tanto nos gusta, la música.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Atormentado:

Lo que nos escribes nos dice de la fuerza y pasión que tuvo don Enrique con su trabajo. Yo lo recuerdo estrictamente puntual, cosa que, por lo que nos dices, cumplió hasta el final.

Gracias por mantenernos informados y mucha suerte en tu carrera en la radio.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Lucho:

La emoción nos embarga cuando suceden hechos inesperados como este. Recuerdo de la reunión que tuvieron en Lima en 2003, en memoria de Diana García, otra grande del micrófono, y comadre de don Enrique. Porque cuando se cruzaban en la radio se compadreaban y comadreaban.

Que descanse en paz, el señor de señores de la radiodifusión en el Perú, don Enrique Llamosas Espinoza.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Eagle:

Es muy cierto lo que dices. Hoy, a dos días del deceso de don Enrique, no he leído nada en los medios escritos peruanos. Una pena que se olvide a uno de los disc jockeys pioneros que tuvo la radio en el Perú. Sobre todo, que nunca dejó los micrófonos.

Un fuerte abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Luis:

Imagino la tristeza que debe haber causado el deceso de don Enrique en los predios de la radio. Desde hacía cuatro décadas, se había convertido en una de las voces institucionales de "la radio chiquita de corazón grande". Con él, se fue parte de la historia de esa emisora.

Solo nos queda el deseo de que el maestro descanse en paz.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Pibe:

El viaje ya lo inició. Ahora nos queda a nosotros seguir su legado. Que descanse en paz don Enrique.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Una verdadera lástima Javier, los que tuvimos la inmensa dicha y honor de compartir cabinas y escuchar muchas veces su voz experimentada lo vamos a echar de menos. Si parece mentira que hayan pasado tantos años de aquellas épocas en que Don Enrique llegaba a la radio, ubicada en aquel entonces en Alcanfores 592, con su VW naranja listo para la Hora del Recuerdo y Música para la juventud. Lo recordaremos Don Enrique con mucho cariño y respeto, hasta siempre
Sammy

Javier Lishner said...

Hola Sammy:

El famoso VW color naranja, claro que sí. Yo también lo recuerdo muy puntual. Llegando a la radio siempre unos minutos más temprano para entrar al aire a las 6 en punto con su Música para la Juventud. Lo mismo en las mañanas para el noticiero El Momento. Que descanse en paz, don Enrique.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Si hubo una voz caracteristica en las radios peruanas,indudablemente ese es Don Enrique Llamosas,maestro de maestros,idolo de una generación que no vivimos,pero los que escucharon a Don Enrique lo confirman,una vez luego de ocurrido el terremoto en México a mitad de la decada ochentera,el Ing. Palma ingresa a la cabina de FM donde terminabamos programa,tuvimos que dar la noticia de la tragedia y para esto ya le habían comunicado la noticia a Don Enrique,quien llegó en su VW,y con el tuve la suerte de hacer una edición extraordinaria de el noticiero "el Momento",maestro,consejero y con un caracter especial,se fue uno de los nuestros,de los que amamos la radio...un abrazo a la distancia Don Enrique...Juan Carlos Hurtado.

peparias said...

Una pena la partida de don Enrique Llamosas. También fue parte de mis recuerdos de niñez y adolescencia primero con sus programas musicales (no recuerdo mucho el contenido, pero si la cortina de "Música para la juventud") y sobretodo a través del noticiero "El Momento" donde inclusive editorializaba(y que con su entonación podía despertar la simpatía o rechazo por el personaje a quien se refiriera, lo cual era muy bien aprovechado por la línea periodística de la emisora)y que en tiempos previos al boom periodístico de radioprogramas del Perú, constituyó para mi y para muchos del entorno que conocí la forma de informarnos a través de la radio.

Mis condolencias para todos los que sentimos su partida.

Pepe Arias

peparias said...

Ah, por cierto a lo que recuerdo en aquellos tiempos eran 3 los mosqueteros de El Momento : Pedro Roncallo Matto, Rómulo Flores Campaña y Enrique Llamosas Espinoza.

Saludos.

Pepe Arias.

Anonymous said...

...fue el dia Jueves 6 de Agosto q fallecio...muchos se han equivocado e inclusive el anuncio al presentar los ultimos Buenos Dias Sr. Presidentes en la Radio, lo menciona q fue el deceso el 7 y no fue asi, fue el dia Jueves 6 en la tarde y el velorio fue el 7 y parte del 8 el entierro fue el Lunes 10. Ya se les informaran sobre la Misa del Mes q sera en una Iglesia muy conocida en Miraflores. Profundamente agradecidos por sus palabras de afecto y consuelo.

Anonymous said...

Qué se va a dedicar la prensa a hablar de ese viejo pituco que sólo repetía lo que le dictaba su jefazo el mandamás de RM con su voz característica pues si lo leia el dueño con su voz de maricueca le restaba seriedad a ala cosa.
¿qué ha hecho por el peroiodismo ese señor títere?
¿habrá hecho algún destape, luchado contra la corrupción, iniciado alguna campaña loable?
Ya pues, al cesar lo que es del César.

Juan Fuentes

Javier Lishner said...

Hola Juan:

En ninguna parte de la nota ni de los comentarios de los lectores, se le da loas a don Enrique por lo que haya hecho como periodista. O no sabes leer de que las loas son por sus dotes de locutor y por haber sido uno de los disc jockeys pioneros de la radiodifusión en el Perú. Esos son hechos, no subjetividades. Lo demás es por su don de gentes, con lo bueno y lo malo que para unos y otros él haya tenido.

Lee los comentarios de Juan Carlos Hurtado y Sammy Sadovnik, quienes también trabajaron con él, para que tengas una mejor idea de porqué -después de su partida- lo seguimos respetando.

¿Habrá que publicar un gran destape, luchar contra la corrupción o iniciar alguna campaña loable para ser reconocido como locutor o disc jockey? Eso será para los periodistas, que ahora abundan a cantidades para público como tú, con basura que no aporta nada al desarrollo del país.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Entiendo que debe usted ser familiar de don Enrique. Si es así, reciba nuestras más sinceras condolencias.

Gracias por la información que nos proporciona. Y estaremos muy agradecidos que nos la siga brindando. En este blog, hay gente como don Enrique, Diana García, Nelly Mendívil, Jorge Cox y John Lennon, que nunca dejarán de ser recordados, o por lo menos, hasta que el cuerpo aguante.

Agradeceríamos hacerle llegar nuestro sentimiento a Luis Alfredo.

Sinceramente,

JL

Javier Lishner said...

Hola Pepe:

Muy cierto aquello del informativo de Radio Miraflores hasta el boom de Radioprogramas.

Como tú, también crecí con Música para la Juventud y La Hora Estelar. No creo que don Enrique haya sido el disc jockey que sabía más de artistas y grupos pero, su manera de enfrentar el micrófono y la selección de temas, lo ubicó en un lugar especial dentro de la audiencia juvenil.

En la parte informativa, de acuerdo contigo, esa entonación que le daba a cada Buenos días, señor presidente, era justamente lo que el editorialista buscaba.

Que descanse en paz.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Juan Carlos:

El maestro, el consejero -con su carácter tan especial- se fue. Don Enrique, en efecto, fue uno de los que amaron la radio. La prueba fue su vida dedicada a su profesión.

Gracias por compartir tu anécdota de septiembre de 1985, tras el terremoto de México.

Un abrazo y el recuerdo para el maestro.

JL

Anonymous said...

El se fue haciendo lo que mas amaba, su profesion. Tres dias antes de su deceso, subio los cinco pisos de Radio Miraflores para dirigirse a iniciar sus ultimos "Buenos Dias Sr. Presidente". Sera muy dificil llenar el vacio que nos dejo.

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Yo lo dejé de ver hace muchos años, pero todo lo que recuerdo desde que tuve oportunidad de conocerlo, es su pasión por la radio, su profesionalismo y su puntualidad. Ese fue justamente el camino que todos los que llegamos años después a Radio Miraflores, aprendimos principalmente de él y de Pedrito Roncallo. Creo que fuimos afortunados de tener una sólida escuela como esa.

Sinceramente,

JL

Anonymous said...

Javier, gracias por tan bonito gesto de escribir esta nota en tu blog para mi padre, a ti y a todas las demas personas que con sus palabras de afecto y carino nos llenan de mucha alegria. Mi familia y yo les estamos muy agradecidos y queremos hacerles participes e invitarlos a la Misa del Mes que sera realizada el dia 6de Septiembre '09 en la Iglesia Virgen Milagrosa en Miraflores a las 11:00 del dia. Gracias nuevamente.
Erika Llamosas

Javier Lishner said...

Hola Erika:

Eso no es nada para lo que merece tu padre como profesional y como persona. Don Enrique fue siempre un elemento clave para todos los que se nos ocurrió acercarnos a trabajar a Radio Miraflores. Y gente como yo, a quien le dio la oportunidad de comenzar esa hermosa carrera en los medios, jamás podríamos olvidarnos de él. En este blog él siempre será recordado.

Un saludo muy afectuoso para ti y todos tus familiares.

JL

PD: No podré asistir por la distancia que nos separa pero ten presente que ese día 6, no lo olvidaremos.

Anonymous said...

Gracias Javier, y no te preocupes que ni yo misma podre estar alla ya q radico en California; pero igual queriamos participarles a todas aquellas personas que lamentablemente no tuvieron la oportunidad de acompanarnos en el velorio y ahora ofreceremos la misa del mes que por suerte caera Domingo. Gracias por tus saludos y Luis Alfredo te envia muchos saludos.
Erika Llamosas

Javier Lishner said...

Hola Erika:

Claro. El 6 es domingo. Por supuesto que lo tendremos presente. Son muchas las personas que siguen recordando a tu padre, muy aparte de que hagan públicos sus mensajes. Gracias por tus saludos y los de Pipo.

Aquí estaremos siempre para servirte y recordar esos lindos días de la radio en Lima.

JL