Friday, November 14, 2008

LA VEZ QUE
RADIO MIRAFLORES RECURRIÓ A UN PSICÓLOGO


Leyendo las noticias sobre el más popular de los equipos peruanos de fútbol, Alianza Lima, que está cerca de descender a la Segunda División luego de una muy mala temporada, recordé cuando en 1982, en Radio Miraflores, se recurrió a un psicólogo para aumentar la sintonía de la emisora.


Sucede que el presidente de la Comisión de fútbol del cuadro de La Victoria, fundado en 1901, afirmó que el conjunto blanquiazul recurrirá a un especialista para cambiar la actitud del equipo. Aunque aún no se sabe el nombre del profesional que tendrá a cargo esa difícil función, se confía que ayudará a los jugadores a estar más tranquilos y concentrados para ganar sus próximos encuentros.

Lo nuestro comenzó en la oficina de la gerencia, en el segundo piso del viejo local de la radio, en la calle Alcanfores, esquina con Bolívar, en el distrito de Miraflores. Era una mañana de jueves, y habíamos al menos seis personas reunidas con "el jefe de la pandilla", como todavía se le llamaba a quien dirigía la radio, el dueño.

Por ahora, trataremos de mantener los nombres de los involucrados solo por una cuestión de privacidad. Porque, es posible, que alguno sienta hasta vergüenza de haber participado de semejante bolondrón. A mí, la vergüenza se me quitó luego de algunos años, cuando participé de peores cosas. (Mis detractores dirían, "Fantástico, por ejemplo").

Cómo podría olvidar el momento en que ingresamos a aquella reunión con "el jefe de la pandilla", cuando vi sentado en el sillón principal de gerencia, ese que quien suscribe regularmente ocupaba, por ser el programador de la radio (cargo que compartí felizmente con JAM, mi amigo Juan Alberto Mata Becerra)... Les había prometido no mencionar nombres pero allí va uno que no podría escaparse a los hechos que terminaron de una manera anecdótica. A quien vi sentado en ese sillón reclinable, fue a un psicólogo de baja estatura, con lentes, y vestido de blanco.


La presentación de él fue hecha por "el jefe", con esa pasión que lo caracterizaba cuando andaba convencido de algo. Nosotros, que posiblemente fluctuábamos entre los 18 y 23 años de edad, quedamos semi convencidos de la presencia del personaje invitado; hasta que escuchamos hablar al profesional por sí mismo. Su aspecto, que de por sí era gracioso, llamó aún más la atención cuando escuchamos su particular timbre de voz. Además, tenía tanto qué decir, y hablaba tan rápido, que difícilmente podríamos olvidar la experiencia.

Era Bachiller de Psicología, había recorrido Europa (las facultades de medicina de las universidades de Ferrara y Hamburgo, de arquitectura y bellas artes en la Academia Real e Instituto Superior de Lieja), había estudiado criminología en la Universidad Católica de Lovaina, y, como si no fuera suficiente, era ventrílocuo. Hacía poco más de un año que había regresado al Perú, y parecía dispuesto a levantar la moral de nosotros, los jóvenes disc jockeys de la radio que, no hacía mucho tiempo, había perdido el primer lugar en esas encuestas en las que nunca creí.

El profesional pidió a los presentes que tomáramos un elemento del escritorio del Director. No recuerdo lo que me correspondió, pero sí recuerdo lo que tomó mi colega de la izquierda, conductor de un programa matutino de la AM. Fue un borrador. Acto seguido, pidió que todos pusiéramos el elemento en el piso alfombrado y comenzáramos a jugar a los carritos. O sea que, los borradores, lápices y bolígrafos, los convirtiéramos en juguetes como de infantes. Y, nosotros, cual idiotas, en infantes.

Terminada la sesión, con sus loquísimas explicaciones, nos pidió que desde el día siguiente nos reuniéramos a las seis de la mañana en la emisora. De allí, todos -con él como instructor-, iríamos trotando hasta la playa. A esa hora, el agua, suele estar muy fría. No obstante, todos le seguimos la cuerda. A la mañana siguiente, y luego de la caminata, ya frente al mar, comenzamos con lo que se conoce como ejercicios de precalentamiento. Acto seguido, la terapia. "Tomen una piedra con mucha fuerza y piensen que allí están todos sus problemas... Levántela con sus brazos y tírenla al mar pensando que están dejando todo lo negativo de ustedes. Pero griten. ¡Griten muy fuerte!", nos dijo con mucha convicción. Y así, las piedras, unas más grandes que otras, entre gritos, fueron cayendo al mar, seguramente, ante la mirada de algunos curiosos que por allí pasaban haciendo jogging.


Y había más. Este loco es capaz de hacernos buscar la piedra en el agua, pensaba yo. Pero, el siguiente paso fue tan difícil como despertarnos a las cinco de la mañana para comenzar el día. Meterse y zambullirse (así, de golpe) en la fría agua de aquella playa de la Costa Verde miraflorina. Puedo asegurar que no era verano y, aunque no recuerdo que alguien se hubiera enfermado, yo, quien siempre fui amigo del agua temperada, personalmente me pude haber muerto de infarto. Al regresar a la radio, fuimos el hazmerreír de quienes a esa hora ya laboraban. La faena la sufrimos en conjunto por un par de días más, hasta que una mañana me rebelé y, sentado en el mismo sillón reclinable en donde había conocido al psicólogo, le dije al director de la radio que yo no iba más a esa terapia. Que yo no seguía a locos y que nadie me iba a obligar a hacer cosas en contra de mi voluntad. Y punto. Las terapias terminaron uno o dos días después. Salí con mi gusto aunque, claro, seguimos con la misma ubica ción en la encuesta. Y creo que el psicólogo quedó por allí como colaborador de algún programa periodístico; tal vez El Momento, el informativo matutino que conducían "los Tres Mosqueteros", uno de los cuales era el principal burlón al vernos llegar de la playa.

Pocos años después, el psicólogo hizo noticia. Por esos días, en
los basurales de Lima, se había estado encontrando partes de cuerpos humanos femeninos. Había un salvaje suelto en plaza al que llamaron "El Descuartizador". Finalmente, la Policía pudo capturar al presunto bandido quien era un poquito mayor que nosotros. El psicólogo, quien hacía trabajos para la entonces PIP (Policía de Investigaciones del Perú), pasó por la revista Caretas y, prometiendo una primicia, se llevó consigo al fotógrafo Víctor Ch. Vargas. El psicólogo le hizo un examen al presunto criminal y la nota se publicó en el semanario de manera rutinaria. Pero, dos días después, el 9 de febrero de 1986, el psicólogo hizo justicia con sus propias manos, estrangulando con su correa al llamado "Descuartizador". A pesar de ello, los descuartizamientos continuaron en la capital. El psicólogo fue condenado a doce años, aunque salió libre en menos de cinco.


Ya antes había llamado la atención cuando, en una pequeña embarcación, remó hasta alta mar, y, con un violinista en vivo y llorando como un pequeñín, arrojó sus esculturas al fondo del mar. Porque también era escultor.

En 2006, el psicólogo postuló a la presidencia del Perú. A su grupo político lo llamó Partido LaRe (La Reconchatumadre). Pedía que marcaran "La correa vengadora", su símbolo.

Ahora que recuerdo, Alianza Lima está en busca de un psicólogo.

Javier Lishner
Santa Clara, California
14 de noviembre de 2008

25 comments:

Eagle said...

"El jefe de la pandilla" estaba más loco que el psicólogo "Correa".

CANALLA said...

"JABON LA CORREA, AHORCA A LOS MICROBICHITOS"
JAJAJAJAJAAA

UN DIA ME LO CRUZE AL LOCO Y LE INVITE UNA CHELA Y EL DEMENTE ME PIDO 10 SOLES PARA PODER CONVERSAR CON EL, ALUCINANTE
IGUAL VALIO LA PENA ESOS DIEZ SOLES

CANALLA said...

Que Pena lo de ALIANZA LIMA
como hincha me jode mucho

y lo de BOYS eso es para llorar

Anonymous said...

Javichin: el cuento de las mil palabras? este loco, loco, mundo... slds

Anonymous said...

Hola Javier;
jajaja que anecdota! lo he visto un par de veces en la TV y el tio es realmente loco.
Hace muchos anhos jugaba softball para un equipo en Lima, nos pusieron un psicologo porque cuando las cosas se ponian dificiles algunas de la chicas del equipo lloraban, aunque el psicologo era bueno, no recuerdo que las cosas hayan cambiado gran cosa. Espero que a tu equipo del "cuore" le funcione.
Buona fortuna,
Rossana

Juan Alberto Mata said...

Hola Javier:

Por qué será que prefieres mantener en el anonimato los nombres -salvo el mío- de los que participamos en aquellas fellinescas reuniones?

Me has hecho reir mucho acordándome del berrinche de la mayoría de gente por despertarse a las cinco de la mañana para ir corriendo desde la radio hasta la playa de la Costa Verde (hecho que a mi no me costaba mucho porque vivía a escazos veinte metros de la radio y estaba a costumbrado a ello en la época en que me tocaba prender el transmisor en Manco Cápac)...

Pues sí, para los que vivían un poco lejos de la radio, tremendo sacrificio (que fueron apenas, creo, dos días), y el derecho al pataleo lo teníamos ganado desde que "el Dr." hizo su aparición...

Sobre este tema habría tanto que decir...

Un abrazo desde Costa Rica.

JAM

Ernesto said...

Me acuerdo que por la epoca esa.. (verano del 86) en mi casa se leia Caretas, y yo escuchaba Radio Miraflores en las mañanas a la espera de que Nicolas Yerovi (que ademas tenia suplemento en El Nacional) iniciara su "Satiricon..... las ganas de vivir".

Bueno el caso es que esa mañana cuando los periodicos salieron con las clasicas fotos de Poggi rodeado de policias, uno de los locutores de "El Momento" (creo que Enrique Llamosas) se puso a leer los "hitos" de la carrera de Poggi a cada hito lo acompañaba de "su nombre: Mario Poggi", para terminar diciendo que al fin el habia logrado su sueño... salir en las primeras planas de los periodicos.

Mierda.... 22 años de eso y me acuerdo, ta que estoy envejeciendo....

Javier Lishner said...

Hola Eagle:

Me imagino que todos tenemos un poco de locos. Con sus herrorez, yo siempre le valoro al "jefe de la pandilla" el hecho de haberle dado giro a la radio de Miraflores en momentos en que no mucha gente apostaba por la "música juvenil", como se le llamaba al pop y rock en aquel entonces. Mucho antes de que apareciera el piscólogo en sus estudios.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Mi estimado Canalla, no puedo creer que le diste los diez soles. Yo te hubiera cobrado más... jaja.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Canalla:

Durante la semana vi a nuestro gran Julio Meléndez, campeón sudamericano, muy afligido y, casi llorando, por el descenso del Boys.

Llorar también es de hombres.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Así es, este loco, loco mundo... En el Perú, el que no tiene de loco, tiene de mandinga.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

Sí lo he visto siendo entrevistado por en un par de programas de la televisión peruana. Es un loco gracioso, y mucho de lo que dice es cierto.

Con respecto a mi equipo del corazón, espero que, con dinero o sin dinero siga siendo el rey. Y no baje!!!

Saluti,

JL

Javier Lishner said...

Hola JAM:

La verdad es que no quería meter en la historia a Quique Cano-Alva, Jorge Muñiz, Hugo Salazar, o al que me iba a buscar cada mañana a mi casa, camino a la radio.

Hubo muchas cosas graciosas de esa experiencia, las que no se pueden contar por respeto a los involucrados.

Creo que, por lo menos yo, tenía la suerte de tener desayuno en tu casa luego del faenón de cada madrugada... jaja.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Ernesto:

"Satiricon..... las ganas de vivir", ¡qué buena memoria!

No tengo dudas de que por las cabinas de Radio Miraflores hemos pasado muchos locos.

Saludos,

JL

Luis said...

Hola Javier,asi que conociste a Poggi.A veces lo veo los sabados en el parque Kennedy de Miraflores en las tardes,como suelo llevar a mi hija a los nuevos juegos infantiles que hay ahi(a proposito mis felicitaciones al Alcalde por que esta creando varios juegos recreativos y espectaculos para niños en diferentes lugares del distrito ojala los demas imitaran)y siempre se le ve con gente conversando hasta alginos turistas se toman fotos con el,no se si les cobrara,pero se le ve que vende sus libros y pone una pizarra chica que dice CONSULTA AL PASO.Ya me imagino cual habra sido tu impresion cuando despues lo viste metido en lio del asesinato del Descuartizador,y tambien de tus compañeros,me imagino habran querido parar de cabeza a su jefe,felizmente que no los tomo mucho en cuenta si no la cag..
Muchos dicen que el loco se inculpo y que fueron otros los autores del crimen,otros dicen que al que mato no era el autentico descuartizador pero todos es parte de las leyendas que como sabe abundan en nuestro pais.
Y en cuanto a mi Alianza de toda la vida habra que ajustar en estos partidos que quedan para que no baje,pero la veradad ya desde el año pasado Alianza estaba con problemas.
Suerte a proposito votaste por Obama?
Luis de Jesus Maria

Angela said...

Buena historia. Me he reído mucho. Por cierto, estudié con la hija del psicólogo en la universidad. Estas terapias modernas, ahora andan con aquello de "liberarse de los egos"... A ver qué sale luego.
Llegué aquí por medio de Ernesto.
Saludos!

Javier Vasquez L said...

Jajjaja el tio Poggi! un caso total...por ahi dicen que hay un video de él en el cholotube jalandose la tripa.....jajaja!

Poggi al Congreso!

Jav

Anonymous said...

Aunque no me toco vivir aquella historia del "Doc" si recuerdo y mucho que me la contaron casi todos los involucrados, fue realmente toda una experiencia. No recuerdo si fue en el momento que me aleje de la radio por 12 meses, seguramente que si, pero que fue una idea muy audas de Bubby, si lo fue, como muchas otras mas.
Un abrazo a JAM y pura vida para el.
Saludos desde San Pedro Sula.....si se puede !!!!
Sammy

Anonymous said...

FE DE ERRATAS : Audaz
Tks.

Javier Lishner said...

Hola Luis:

Sí, yo también he leído diferentes historias sobre el asesinato del "Desacuartizador". Aunque la más popular hasta ahora es de que fue él.

De Alianza, ya viste que, aunque luchando, ganó su último partido. Bueno, creo que siempre se debe luchar en los partidos. Seguimos en carrera y no debemos descender.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Angela:

Qué coincidencia que hubieras estudiado con la hija del psicólogo. A quien yo recuerdo es a su esposa que, po esos tiempos, a veces lo acompañaba.

Saludos,

JL

PD: He leído tus comentarios en el blog de Ernesto y ya visité tu blog. Felicitaciones.

Javier Lishner said...

Hola Javier:

Felizmente no voy a YouTube más que para lo que necesito. Por lo demás, claro que el tío es un caso.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Sammy:

Sí recuerdo que tú no fuiste parte del grupo que nos tocó vivir la experiencia del psicólogo en la radio. Te la perdiste... jaja.

Me imagino que el deporte te hizo llegar hasta San Pedro Sula, esa ciudad enquistada en la República de Honduras.

Un abrazo hasta el norte hondureño,

JL

Juan Alberto Mata said...

Sammy:

Me atrevería a decir que aquellas reuniones contigo entre los "pacientes", hubieran sido muchísimo más anecdóticas de lo que fueron...

Si por esas casualidades de la vida, tu trabajo o tu familia te traen a CR, por favor no dejes de avisarme... quizás para la hexagonal de la CONCACAF?

Un fuerte abrazo,

JAM

Javier Lishner said...

jajajajaja.

Saludos JAM.

JL