Thursday, November 08, 2007

JEFF BECK, EL EGO Y SU GUITARRA

"I suppose I should say thank you, but they fired me... so fuck 'em!"

~ Jeff Beck con los Yardbirds
(Rock and Roll Hall of Fame, 1992)

Jeff Beck no es el típico legendario guitarrista. Su objetivo es, en realidad, hacer que usted se olvide de que él toca la guitarra. Así comienza la biografía de Jeff Beck en su página de Internet. El músico nació el 24 de junio de 1944 en Wallington, un pequeño lugar al sur de Londres.

Jeff Beck durante el Crossroads Festival de julio de 2007 en Chicago.

Sus inicios datan de mediados de los sesenta cuando fue llamado a reemplazar a Eric Clapton en el famoso grupo the Yardbirds. Jimmy Page llegó un poco después para ocupar el lugar del bajista. Como en casi toda su carrera, Beck no duró mucho en los Yardbirds. Pero, durante su año y medio de permanencia, y un disco grabado (de título Roger the Engineer), sí tuvo oportunidad de compartir la viola con el futuro Led Zeppelin.

Al concluir su etapa con el renombrado grupo inglés (del cual fue despedido por faltón, aunque la mayoría diga que por enfermedad), en 1967, el guitarrista no se quedó con los brazos cruzados. Su mente ya había estado pensando en el paso ulterior: su propio grupo. Y así, el siguiente año, luego de grabar "Beck's Bolero" con sus amigos Jimmy Page, John Paul Jones, Nicky Hopkins y Keith Moon, nació the Jeff Beck Group.

[THE JEFF BECK GROUP] La historia de Rod Stewart, posiblemente, comienza a tomar importancia luego de su unión con Jeff Beck. La historia de Ron Wood, seguramente, también. Y es que, al igual que los grandes como John Mayall y Long John Baldry, estar al lado de Beck era una experiencia cuasi fantástica. Con Stewart y Wood (en el bajo), además de Nicky Hopkins (teclados) y Micky Waller (batería), Jeff Beck gesta ese importante combo de cinco. La experiencia cuasi fantástica, era, por lo general, en la parte musical. Mas no en la personal. Porque la personalidad de Beck, por lo general, iba por otro camino, casi como la de ningún otro artista. Ni Ritchie Blackmore en sus mejores tiempos.

Truth, el primero de the Jeff Beck Group. 1968 (FOTO: Javier Lishner)

En 1968, antes de la formación de Led Zeppelin, y mientras Jimmy Page daba sus últimas aleteadas al mando del decaído Yardbirds, se lanza Truth, la primera placa del grupo, que incluye "Shapes of Things", "Morning Dew", y "I Ain't Superstitious". Truth se convierte en uno de los pilares y fundamentos para el futuro heavy-rock. Al siguiente año, con la misma formación, aparece Beck-Ola ("All Shook Up", "Spanish Boots"). Con ese disco, Stewart y Wood se despiden y se van a formar Faces. Y esa próspera etapa de la Jeff Beck Group termina sin tiempo para llegar a Woodstock, en agosto del 69, en cuyos afiches originales se exhibe su nombre.

Dos años después, en 1971, emerge el reformado JBG con Bob Tench en guitarra y voces, Clive Chaman en el bajo, Max Middleton en el piano, y
Cozy Powell en batería. Con esos integrantes, el grupo realiza Rough and Ready, y Jeff Beck Group. Por esos días, Cactus, una fenomenal banda de rock pesado sin mucha atención de los medios, da por terminada su corta vida, y Beck, con el afán de trabajar con un par de ellos, decide guardar a la Jeff Beck Group para dar el siguiente paso.

[BECK, BOGERT & APPICE] Para quienes tuvimos oportunidad de escuchar el único disco del trío, luego de la disolusión de the Jeff Beck Group, la producción nos pareció brillante. Y es que no era para menos, cuando el músico se había unido a dos talentosos colegas que venían de ser la sección rítmica de uno de los grupos norteamericanos de rock más famosos de aquellos años: Vanilla Fudge. Aunque, literalmente, tanto Tim Bogert (bajo) como Carmine Appice (batería), venían de pertenecer a Cactus, el cuarteto que ambos formaron inmediatamente después de la desaparición de los Fudge. Ahí, los tres -guitarrista, bajista y batero-, cantaron. Por lo general, síntoma de que ninguno cantaba bien. Claro, porque a diferencia de Led Zeppelin, no contaban con un Robert Plant.

Canciones y comentarios en el disco original (FOTO: Javier Lishner)

El único disco del poderoso trío, que se autotituló como ellos, tuvo relativo éxito y, solo una de sus canciones, logró escalar posiciones en las listas. Paradójicamente, no fue una composición propia sino de Stevie Wonder: "Superstition". En 1974, mientras grababan el segundo disco, el temperamento de Beck volvió a jugarle una mala pasada, y, en el estudio, dejó el proyecto a medias. El disco no se terminó y, por ende, nunca salió a la luz.

[SOLO] Blow By Blow, tal vez sea, para muchos, el mejor disco en la larga carrera del guitarrista británico. Fue lanzado en 1975 y es considerado una joya en la corriente del jazz-rock. En esa aventura lo acompañaron el bajista Phil Chen y el baterista Richard Bailey. La producción le correspondió a George Martin, el mismísimo productor de the Beatles.

Beck, que no era una persona muy fácil de manejar, tampoco lo fue para Martin. El productor recuerda que el guitarrista nunca quedó satisfecho con el resultado. Su dedicación y perfeccionismo no solo eran sus mejores aliados a la hora del trabajo sino que, por momentos, se convertían en un problema.


En septiembre del 95 durante la Jeff Beck Tour (FOTO: Ronald McKee)

El disco siguiente fue Wired en el que, como era costumbre, sus músicos fueron otros. En batería, Narada Michael Walden y, en teclados, Jan Hammer. Nada menos. Y el disco recibió casi tantos aplausos como el que lo precedió. Así, experimentando, terminó la década para Beck.

En 1980 lanzaría There and Back, donde utilizó a los dos teclistas que lo habían acompañado en sus producciones previas,
Tony Hymas y Jan Hammer. En la batería estuvo el joven Simon Phillips. Este se convertiría en el último disco de Beck durante el próximo lustro.

Durante ese tiempo se dedicaría a actuaciones en vivo, algunas de ellas benéficas, como el Concierto de Amnesty International (The Secret Policeman's Other Ball), de septiembre de 1981 o, el ARMS Charity Concert, en 1983, por su amigo
Ronnie Lane, quien sufría de esclerosis múltiple, esa enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro, tronco del encéfalo y a la médula espinal. Aquella del 83 se convirtió en la única vez en que los tres ex-guitarristas de the Yardbirds, tocaron juntos. Estuvieron al mismo tiempo, Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page. Interpretaron "Layla".

[NUEVOS TIEMPOS] El 85 volvió teniendo como invitado a Rod Stewart en el álbum Flash. Y, unos años más tarde, en 1989, el Jeff Beck's Guitar Shop lo encontró al lado de Terry Bozzio, el baterista de San Francisco, conocido por su trabajo con Frank Zappa y, los Missing Persons, su propio grupo. A partir de ahí, su carrera fue esporádica y sus interés por la experimentación fue aún mayor.

Beck, Bogert & Appice, solitario vestigio del trío. 1973 (FOTO: Javier Lishner)

La influencia de Jeff Beck en la música ha sido muy grande. "Quien sea que toque una guitarra eléctrica en el mundo, le debe algo a Jeff Beck. Fue el primer guitarrista en utilizar la distorsión y el primero en popularizar la talk box, incluso, antes que Peter Frampton". Con esas palabras se refiere Giulio Molfese al irascible violero de Londres.

¿Cómo pueden algunos olvidar a Jeff Beck cuando se habla de los mejores guitarristas de la historia del rock? ¿Cómo pueden otros ponerlo en el puesto 31 de todos los tiempos? Si hasta
Jimi Hendrix, el grande, se refirió a su influencia, cuando él comenzaba a hacerse un lugar... y Beck ya era una figura.

Javier Lishner
Santa Clara, California
8 de noviembre de 2007


13 comments:

Javier Lishner said...

Qué joda que a nadie le interese Jeff Beck. Por eso el mundo está como está.

Anonymous said...

Take it easy, man. Si Jeff Beck le interesara a más gente , ¿haría que su música sea mejor?
A mi siempre me han resultado más interesantes actos que a nadie interesa. Con tal que a mi me guste, lo demás no importa. Es más, jamás hablo de ellas para que nadie más las escuche. Dejad que la gente descubra sola a las buenas bandas, no les des nada en bandeja. Ya aprenderán. Y si no...
Como diría Moz "What difference does it make?"
Un abrazo
Alberto.
PD. eso t pasa x publicar la letra de Duwetto ja ja

Javier Lishner said...

Tienes mucha razón, Alberto. Veo que ahí se me juntaron mis dos yo, el comunicador social y el amante del rock. Es que eran bien tarde y el comunicador ya quería dormir y el otro, no.

Lo que pasa es que se quejan tanto de que el reggetón y la salsa, y cuando uno brinda quality, ni las gracias.

Y con respecto a la letra de Duwetto, me imagino que lo dirás porque la encontraste por ahí en el blog, luego de que un visitante me la pidió, no?

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

lishner, sensacional tu arti de uno de los mas grandes violeros de todos los tiempos...te leo javicho sino que aveces no hay tiempo para escribir!

Anonymous said...

Bueno es que a veces se pueden cometer pequeños "excesos", y me disculparás pero cuando vi eso me dije "this blog sucks" y deduje .. a este patita le gusta lo comercial y lo del hard rock y tanta cosa es pose. De repente la gentita espera un comentario serio de los "grandes del rock" sólo de Gerardo Manuel y a ti te han encasillado en tu rol de comunicador presentador de hits radiales y chiko fantástiko. Lo mismo le pasa a Melcochita que quiere que lo reconoscan en Perú como un gran salsero pero la gente le dice "...ya,ya ta bien pero ahora cuentate un chiste pues" Es decir, no le creen.
Saludos
Alberto

Javier Lishner said...

Gracias, amigo Anónimo por tu comentario. Al igual que tú, pienso que Jeff Beck es, sin duda, uno de los mejores guitarristas de la historia. Sino que lo digan los Malmsteen, Vai, Satriani, etc.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Alberto:

¿Qué te pasó? Con lo de patita, gentita y Melcochita, creo que te equivocaste de blog.

Un abrazo,

JL

Julian D. Fonseca S. said...

Hola Javier:

Insólito! En Colombia también pasa desapercibido este guitarrista. No se preocupe: Sólo quienes hemos escuchado detenidamente sus trabajos y presentaciones en vivo sabemos de su grandeza con las seis cuerdas (Brush With The Blues, "Greensleeves" del "Truth" etc.)

"Jeff Beck is God".

Un Saludo

Javier Lishner said...

Completamente de acuerdo mi estimado Julio. Sigo pensando dónde estarían los Yngwies y Satrianis de no haber sido por Mr. Jeff Beck.

Saludos a la tierra de mi familia materna.

JL

Anonymous said...

Gracias por hablar del maestro Beck. En un mundo invadido por la mediocridad comercial, siempre es gratificante escuchar de gente que oye y siente la musica. Me gustan por demas el Truth, Blow by blow, Wired y el grabado en vivo con Jan Hammer. Los nuevecitos tambien estan super.

Jorge Galvez Choy

Javier Lishner said...

Hola Jorge:

Verdaderamente que es gratificante leer sobre Jeff Beck y tantos otros que andan poco en portadas. Sigo convencido del gran aporte de Beck a la música.

Gracias por tu comentario y por visitar el blog.

JL

Anonymous said...

BLUESTONE:
Para mi Jeff Beck es sin duda un grande de la G electrica aunke la mayoria no conozca lo grande ke fue en realidad no me importa la gente dice estupideces y solo se da cuenta de los ke aparecen a cada rato x tv como Santana o Slash pero no de los grandes hay mucha ignorancia,tambien eso del mejor guitarrista no existe hay grandes en cada estilo como Hendrix en Blues-rock SRV en blues y no se ke te refieres con eso de los Vai los Satrianis son diferentes estilos y los 2 son unicos se nota ke no sabes de guitarra yo a mis 20 se notar la diferencia y no decir estupideces

Javier Lishner said...

Chiquito:

Primero, siempre lee bien antes de hacer un comentario.

Segundo, si no no sabes a ke se refiere uno con eso de los Vai y los Satrianis, apréndete la historia de los Vais y Satrianis... o, pregunta.

Tercero, aprende de papi a ser educado y,

Cuarto, nunca des una opinión cuando estés de mal genio. Espera que se te pase, y luego opina. La gente te va a hacer mucho más caso.

Saludos,

JL