Tuesday, July 08, 2008

MUSIC BIZ: Cómo has cambiado pelona

Mucho recuerdo en los setentas cómo nos alegraba ver en las revistas especializadas en música ciertos nombres que, debido a la extraordinaria venta de discos, se hacían merecedores de coloridas primeras planas. Aquellas, a la vez, les ayudaba a vender más discos. Era el círculo al que estuvimos acostumbrados. Por ahí andaban, Elton John, T. Rex y Kiss, por citar solo a tres. Una década más tarde, en el Perú, fui testigo de algunos números que se manejaban en el medio. Según algunas fuentes confiables, Rio, Miki González, y alguno otro, resultaban ser los más vendedores.


Solo los músicos o sus representantes podrían dar un dato exacto de los que, esas ventas, les generaba en moneda contante y sonante. Sin embargo, desde aquellos años, ellos y nosotros, sabíamos que lo que les generaba un verdadero ingreso para vivir decorosamente eran sus presentaciones.

Podría ser una leyenda, pero escuché que los grupos ganaban un promedio del cinco o seis por ciento de la venta del disco. Luego lei que las tiendas se quedaban con alrededor del cincuenta por ciento, y la disquera (marketing incluido), con el resto. Aunque la torta podría haber incluido otros factores. Sé de un grupo que nunca cobró su primer cheque de regalías (solo por una cuestión sentimental). Sé de otro que compartió uno de sus cheques con varios de sus amigos, y no le duró mucho.

El disco nunca fue, por lo menos en el mercado latinoamericano de la música, una gran ayuda económica para el artista; a no ser que uno tuviera éxito en México o Brasil, incomparables plazas con respecto a todos los demás países latinoamericanos, incluyendo a Argentina. Es cierto que cada contrato es una historia diferente, pero, en líneas generales, en el Perú (y seguramente en la mayoría de países hermanos), el disco solo valía de promoción. Además, la casa discográfica generalmente corría con los gastos de producción, llámese grabación, horas de estudio, ingeniero de sonido, etc., lo que a cualquier artista o grupo, desde ya, le era lo suficientemente atractivo. Sobre todo si, encima de eso, les ofrecían promover su música.

Va pasando de moda el artículo mas no su música.

Un práctico ejemplo del párrafo anterior es el trabajo que hicieron los promotores argentinos en la década del ochenta, al salir con sus discos bajo el brazo rumbo a otros horizontes. Recuerdo clarísimo la primera vez que Roberto Cirigliano llegó a Radio Panamericana de Lima, ofreciendo la música de un grupo llamado G.I.T. Además del disco, un 45 r.p.m., nos entregó la nota de prensa y una buena chamullada (palabreada). Según nos dijo aquella vez Cirigliano, llegaba de Ecuador de hacer la misma movida... y creo que se dirigía a Chile camino a Buenos Aires. Paradójicamente, tiempo después, en noviembre de 1984, al lado de Sammy Sadovnik, me tocaría presentarlos en un festival en la Universidad de Lima, donde, coincidentemente, estuvo el ya mencionado Miki González y el ex-Sui Generis Nito Mestre, quien suplantó a última hora al anunciado Fito Páez. Muy poco tiempo después llegaron Los Abuelos de la Nada, Virus, Miguel Mateos & Zas, y toda la ola argentina que invadió el Perú y otros países vecinos, con inolvidables llenos totales en sus espectáculos (Hola Soda Stereo).

De acuerdo a la International Federation of the Phonographic Industry (IFPI), en 2005, las ventas en Brasil y México pasaron los 250 millones de dólares. Mientras en Brasil bajaron un 12% con respecto al año anterior; en México, las ventas se incrementaron en un 10%. En el Perú, por ejemplo, ese año las ventas llegaron a 2 millones y 300 mil dólares, un 7% menos que el año anterior, y más de cien veces menos que lo que se vendió en México o Brasil.

A estas alturas, para nadie es novedad el alcance que ha logrado la tecnología con la evolución de sistemas de copia accesibles, como la Internet y los mismos discos para grabar, a los que cualquiera tiene alcance a cambio de unos cuantos pesos.

Si bien es cierto que fue David Bowie uno de los abanderados en la parte teórica del asunto, creo que fueron los Rolling Stones los que desde hace veinte años, posiblemente, vislumbrando el fenómeno, crearon espectáculos masivos de primer nivel que, ahora, mientras algunos tratan de rehacer sus carreras poniendo el esfuerzo "en directo", los Stones ya tienen un terreno ganado. Solo les hace falta levantar el cartel anunciando la próxima gira y cada una de sus plazas se vuelve a llenar. Por lo general, estadios.

Descarga por Internet.

No en balde, la reunión de grupos que parecían imposibles, sin importar si grabaron un disco o no. Eso actualmente es secundario. The Police es el mejor ejemplo. Van Halen con David Lee Roth es otro. Si alguien sabe el título del más reciente disco de the Police o VH que se dé un golpe en el pecho. Ha de ser un seguidor absoluto, a lo que tiene derecho. Pero, creo, que ni uno ni otro ha grabado nada nuevo. No obstante, la actual gira de Van Halen es la que más dividendos les ha generado en sus más de treinta años de carrera. Es muy posible que lo mismo esté sucediendo con el trío inglés que ya prometió donar un millón de dólares al alcalde de Nueva York para plantar un millón de árboles en esa ciudad antes de 2017. Allí concluirá su gira el próximo 7 de agosto y, según Sting, ya no habrá más reuniones. Sí, señor, eso ya lo escuché antes. Seguramente por ello es que mi amigo Gastón Medina ya tiene su pasaje y su boleto para esa gran noche del Madison Square Garden. Habrá de ser interesante ver de refilón a los B-52's, quienes sí han grabado Funplex, su primer disco en más de tres lustros.

Para quien desde siempre le dio importancia a los espectáculos en vivo, no hay novedad en el frente. Después de todo, la música siempre estará allí. Claro, ya no en la legendaria cadena de tiendas Tower Records, que desapareció en 2006 (aunque aún quedan algunas en países como Colombia, México e Irlanda), pero sí en la mente y la tenacidad de los artistas. Sabemos que, con disco o no, el músico puede seguir viviendo decentemente. El tenor principal de hoy, amén de producir atractivos espectáculos, es la promoción. Y ahí tienen toda la red para exponer su música y su arte. Y no depender del humor de los dueños de cuatro radios.

En 1994 con Juan Manuel Caipo en Berkeley. Cuando todo era distinto.

Mientras de alguna manera el derecho de autor, como lo predijo hace cinco años Bowie, se va extinguiendo, hay algunos que se resisten a las descargas gratuitas por Internet, como Nicolas Sarkozy, el presidente francés, quien a fines del año pasado firmó un acuerdo con los productores musicales y audiovisuales, y también con los proveedores de servicio de Internet.

En tanto, hay artistas, como es el caso de Radiohead, que casi al mismo tiempo mientras Sarkozy metía sus narices en el asunto, no renovó contrato con su sello, EMI, y anunció que su siguiente disco (In Rainbows) iba a estar disponible para ser descargado desde su sitio de Internet, dejándole a los interesados la libertad de elegir el monto a pagar por él. Viable propuesta la de la banda de Oxfordshire. Aunque luego, In Rainbows, apareció en disco convencional... Incierto futuro que recién comienza. Opiniones hay de todos los colores, como el arco iris de Radiohead.

Javier Lishner
Santa Clara, California
8 de julio de 2008

NOTA: "Como has cambiado pelona" es el título de una décima de Nicomedes Santa Cruz (1925-1992).


19 comments:

Anonymous said...

hola Javier;

Vaya que el mercado del disco debe estar pasando la mayor de sus crisis; realmente hay que ser un romantico musical para comprar un cd original y pagar los precios que las discotiendas te imponen. La modalidad que uso Radiohead me parecio muy buena y conosco amigos que se han bajado el disco por menos de lo que seria un sol en nuestra moneda nacional; recuerdo que hace poco mas de un lustro Ruben Blades hizo lo mismo; asi que contra lo que muchos piensan los de Reino Unido no son los pioneros en esta modalidad.

Cuando vivia en Peru, estuve muy relacionado con alguna de las bandas locales del circuito under y la verdad ellos si que pasan una odisea para poder lanzar un disco; y como bien dices lo hacen solo para introducir su musica, porque al final el precio a penas y cubre los costos de produccion y si a esto le sumas la pirateria pues tienes un mercado tan limitado; que lo unico que les queda son los conciertos que son por decirlo de alguna manera el unico ingreso mas o menos decente con el que pueden seguir llevando adelante su carrera. La verdad nuestros musicos si que son heroes; el apoyo practicamente no existe.

Los conciertos son pues la verdadera fuente de ingreso no solo en Lima me imagino que en muchas partes del mundo; Que decir de los shows que aqui se montan; lo mas alucinante que vi sin duda alguna el bridge of babilon de los Stones, realmente espectacular, Aerosmith no se queda lejos ni Radiohead, roger waters, y en Peru creo que la Sarita es de lo mejor en puesta en escena.

Me parece que las discotiendas deben entrar en un proceso de renovacion, para adaptarse a los nuevos tiempos; hoy es mas facil bajarse musica que comprarla; pero al menos para mi no hay nada mas bacan que abrir el cd, ver el arte las fotos etc. etc.Sacame de una duda Javier hace unos anios, el 2003 si no me equivoco, visite San Francisco; aun existe esa famosa tienda de 3 o 4 pisos Virgin Records en el downtown de esa ciudad?; era una tienda realmente espectacular y aun conservo muchos de los discos que aquella vez compre en esa tienda/edificio.

un abrazoo

Luca
Atlanta, Ga.

Juan Alberto Mata said...

Hola Javier:

Por más que quise no pude resistirme a escirbir algunas líneas (aunque me putees por la extensión...). Sobre lo que dices sobre el nivel de regalías, te puedo dar un dato con conocimiento de causa, mientras estuve involucrado en la producción discográfica. En las compañías en donde trabajé, los niveles de raglía para los artistas era un poco más elevado, entre 12 y 20 por ciento, dependiendo de la negociación y con variables sobre estudios de grabación, inversión de marketing, penetración del artista, etc. No descarto, por supuesto, niveles más bajos, pero en general esa era la norma desde los ochenta.

Por otro lado, sobre lo que "vaticinó" Bowie, sí quisiera hacer una precisión. Un autor tiene, por definición natural y por el sólo hecho de la creación, la titularidad originaria de un derecho exclusivo y
oponible a terceros, que comprende, a su vez, los derechos de orden moral y patrimonial sobre la obra creada. Dentro de lo que es el derecho moral, este se define como perpetuo, inalienable, inembargable,
irrenunciable e imprescriptible. Esto siginifica que si hay un autor que compuso una cación, éste será por siempre su autor, nadie le podrá quitar su titularidad ni podrá renunciar a ella. Lo que creo que se refiere es a la parte patrimonial, que está contemplada en las leyes a través de varias fuentes, y creo que se refiere específicamente a la parte de los fonomecánicos, es decir, el porcentaje que el artista o el autor cobra por la venta de cada disco.

Por ejemplo, Radiohead puede haber renunciado a parte de sus derechos patrimoniales (sus regalías por la venta estándar del disco ), pero te aseguro que cobran ingentes cantidades de dinero proveniente de ejecución pública en toda su extensión (airplay, tv, conciertos, locales públicos, etc), sincronización, y demás. El derecho de autor no desaparecerá, pero sí sus canales de recaudación.

Estoy muy de acuerdo con lo que dices sobre países de nuestra región que son más grandes, y que en algunos casos, la parte discográfica sí representaba alguna entrada importante; igualmente de acuerdo con lo expresado por Luca, en el sentido en que un disco es para introducir su música. Pero aparte de ello, es un elemento importante de comunciación, pues define muchas cosas como la imagen del grupo, su propuesta integral, etc.

Para terminar (y perdón lo extenso), muy particularmente opino que es muy facil hablar de apoyar a la piratería desde una posición preponderante, como en el caso de Radiohead, Glenn Frey, etc. Habría que preguntarle a todos los músicos que quieren surgir si opinan lo mismo, sin tener atrás una compañia discográfica -grande o pequeña, no importa- que apueste con ellos. Si antes era dificil, hoy es aún más. Como dice Luca, no sólo las discotiendas deben entrar en un proceso de renovación, sino también compañías discográficas y aristas. Los tiempos no son los mismos, las reglas del juego han cambiado, el público también, y es necesario adaptarse.

Es un tema muy largo, y creo que ya aburrí a tus lectores lo suficiente...

Un abrazo fuerte.

JAM

Anonymous said...

Muy interesante el tema. de todo lo mejor es Radiohead.

Gaston Medina said...

En pleno centro de Nueva York existe la Virgin Store, que es de 3 pisos con sotano incluido. No sabía que había una similar en San Francisco. Interesante todo lo que escribe Juan Alberto, pero ahora por Interner ha permitido conocer a mucha gente que nunca le daria bola una compañía discográfica. Por ejemplo aquí en Peru, hay una artista que se hace llamar La Tigresa del Oriente y tiene más de 3 millones de visitas en You Tube, con ello consiguio un ventajoso contrato con la Warner de Mexico y con lo que le dieron se compró un carro de segunda. Ella tiene cerca de 60 años y trabaja como maquilladora en Frecuencia Latina.
Finalmente es cierto estaré en el ultimo concierto de The Police en el MSG, ya que lo mas cerca que habia estado de ellos era en el Sargento Pimienta de nuestro amigo Chaparro, con Coco Silva como vocalista.

Anonymous said...

hola de nuevo Javier;
aqui te dejo el link llamado bono el angel de la muerte; para que te rias un rato, no se puede negar que el blogger lo narra muy bien; ppor lo demas solo causa gracia aun que le falto poner al ex cantante de insx que era muy amigo de el y que como sabemos murio por propia cuenta.

un abrazo y a reir

Luca
Atlanta, Ga.

http://bonoisdeath.blogspot.com/2007/09/bono-el-ngel-de-la-muerte.html

Javier Lishner said...

Hola Luca:

Creo que todavía habemos algunos "románticos musicales" en este mundo. A mí también me gusta tener mi CD con datos y eso.

En cuanto a la tienda Virgin de San Francisco, claro que la conozco. Pero hace años que no voy. Tengo entendido que sigue abierta. Aquí, en el sur de la Bahía, en donde yo vivo hay muy buenas tiendas que no son tan grandes como Virgin pero que tienen todo. Y, a veces, te topas con algunas sorpresas como me pasó con un CD de Telegraph, nuestro grupo setentero de Chachi Luján, Bo Ichikawa, Alex Nathanson y Walo Carrillo. O algunos clásicos argentinos que no son muy fáciles de encontrar, o por lo menos no eran... Caso Crisálida de Espíritu (1975, Made in Canada) o el Cristo Rock de Raúl Porchetto (1972, Hecho en Argentina).

Gracias por la información sobre Rubén Blades.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Juan Alberto:

Tus comentarios, largos o cortos, son siempre bienvenidos. No creo que a nadie interesado en el tema le aburra leer opiniones de alguien que estuvo durante tantos años inmerso en el negocio de la música. Además, sueles ser imparcial... jajaja.

Gracias por la precisión sobre el derecho de autor. Yo leí que hablaba de "copyright", y es la razón por la que utilicé ese término. Pero tu aclaración nos pone las cosas un poco más claras con eso de "la parte patrimonial".

Además, debo confiarte que desde que decidí escribir del tema y hasta que puse el punto final pensé en ti... jaja.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Sí, para muchos lo mejor es Radiohead. Para otros, The Police, y para otros, Dina Páucar. Felizmente, hay espacio para todos.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Gastón:

Sí, en Nueva York hay dos Virgin Megastores, una en Times Square y la otra en Union Square. En Cali hay cuatro, una de las cuales es la de San Francisco. La primera que se abrió en Estados Unidos fue la de Sunset Strip, en Los Angeles.

Bueno ese dato de la Tigresa del Oriente me voló los sesos. Hasta me detuve en YouTube para verla. Eso sí, me hizo recordar un poco mi lindo país y sus bellezas naturales. Y ella vestida de tigresa. Yo no estoy seguro si en el Perú tenemos tigres. Bueno, me refiero a los mamíferos...

En cuanto a lo más cerca que estuviste a The Police, yo pensaba que había sido el show de Sting en Chile, para Amnistía Internacional, cuyos reportes desde Santiago, me tocó recibir y retocar en Lima, mientras estábamos en Expreso.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hey Luca!

Muy interesante el artículo de Bono. Y, como bien dijiste, no deja de tener su gracia. Sinceramente, al tipo le ha de gustar mucho U2 y Bono, para saberse todas esas historias y la relación del vocalista con tantas personalidades... Aunque, pensándolo bien, Bono es uno de esos que ha conocido a todo el mundo.

Dice un cuento que una vez, a la madre de Bono, una adivina le dijo: "Usted va a tener un hijo cuyo nombre comenzará con P y será famoso". Lo que no le dijo es que todos sus conocidos se iban a morir tan pronto...

Saludos,

JL

ortegapp said...

UN SALUDO AFECTUOSO A JAVIER,JUAN ALBERTO,WOLFIE....ETC
a ver ..algunos datos de regalias fonomecanicas(venta de discos)todo sobre el precio de fabrica.
-un porcentaje 10% para autores y compositores
-un porcentaje para el artista; desde 5% hasta quizas 20% dependiendo de cuan rankeado o cuan buen vendedor de discos sea
-un porcentaje para el productor(puede ser el mismo artista,un productor independiente o la misma disquera)puede ser 10 o 15% todo depende de la negociacion.
Ahora la regalia si bien es importante,no es necesariamente lo mas importante. Lo crucial aqui es cuanta plata mete la disquera en la promocion.Sobre todo en paises como Mexico,Brasil y obviamente USA esas cifras suelen ser millonarias (prensa, videos, radios,"AGASAJOS"..etc,etc,etc)
Habria que explicar aqui, cuan prioritario es un artista para la disquera...en un periodo de tiempo para decidir su inversion en el (aqui entras factores..como duracion de contratos, edad del artista, records de ventas anteriores y otras cosas subjetivas...SALUDOS

Gaston Medina said...

Estimado amigo:
Es cierto que estuve en el Concierto de Amnistía Internacional que se realizó en Chile, donde se presentó Sting, los New Kids -hoy nuevamente juntos-, Sianed O´Connor, Peter Gabriel con una version memorable de una de sus mejores canciones "Bico" -nombre del lider sudafricano asesinado- y Ruben Blades, entre otros. En el concierto estabamos Jhonny Lopez, Coco Valderrama, Mauricio Alcantara, entre otros. Dias antes, estuve con unos periodistas chilenos en el aeoropuerto, y pude estar a unos cinco metros de distancia de Sting. Eso fue lo mas cerca que estuve de él. Pero yo me refería a The Police. Es por ello escribí que lo mas cerca que estuve a The Police, fue cuando ibamos al Sargento Pimienta, y con varios litros de cerveza en la cabeza, gritando Roxane, acompañando a nuestro amigo Coco Silva. Otra vez fue cuando el grupo Hielo, con Sergio Cava como vocalista, tocaba en en el Centro Comercial Camacho, la gente comenzó a saltar y las sillas comenzaron a volar cuando interpretó So Lonely. La misma reacción pasaba cuando cantaba en los famosos conciertos organizados por Radio Panamericana llamados "Rock Beach" , hacia delirar a la gente con ese tema. Finalmente el concierto en el C.C. Camacho se tuvo que suspender por ese hecho, a pesar del pedido de calma de nuestro amigo Juan Carlos Caipo ex vocalista de S.O.S. y ahora exitoso productor discográfico y de eventos.

Javier Lishner said...

Gracias por la información extra, mi estimado Pepe. Me gustó esa de "agasajos"... Es más o menos el presupuesto que se tiene, perdón, que se invierte en las embajadas... jaja. Pero así es el fútbol. Hay que jugar en equipo para salir airosos. Viva la música, con sus músicos, productores, autores y compositores.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Gastón:

Con esa compañía en el concierto de Amnesty me imagino que la debes haber pasado muy bien... No recordaba a Hielo haciendo "So Lonely" en Camacho. Finalmente, me da gusto que a Juan Carlos Caipo le esté yendo muy bien como productor de eventos.

Un abrazo,

JL

Gaston Medina said...

Estimado Javier:
No se, ni me imagno. como sonara la cancion So Lonely en la voz de la ahora señora Cava. Es mas, no quiero ni imaginarmelo. Mejor que la cante Jotache...
Un abrazo.

Javier Vasquez L said...

Yo hace algun tiempo "compre" el disco de Blades desde Internet. Me baje los temas y "pague" voluntariamente 10 dolares. Un precio razonable para una lista de temas que solo incluia 1 o 2 temas del panameño, los demas interpretes eran artistas q Blades auspiciaba.
Cuando aparecio Napster, me volvi casi loco, pues, logre bajarme toda la musica que nunca en mi vida pense conseguir, como versiones extended, o versiones en vivo, albumes completos, etc. Pero con el tiempo (poco tiempo) me di cuenta del pesimo sonido que ofrecen las canciones comprimidas (ya sea mp3 o wma)
No hay como el cd (formato wav), o como simplemente el nostalgico vinilo. El placer de ver una portada, leer los datos, desmenuzarlos, saber quien compuso cada tema, hasta los aburridos agradecimientos...
Conozco en la actualidad mucha gente (o chiquillos) que se asombran cuando ven un disco original, en serio. Muchas veces me han dicho: "Assu, es original!!" Ya que en Lima TODO es pirata; o simplemente descargado de la web.

Saludos

Javier Lishner said...

Hola tocayo:

Interesante tu experiencia con el disco y su negocio. Cuando escribía la nota original recordé a Napster. Por aquí también fue la sensación. Recuerdo que trabajaba en una compañía de alta tecnología en donde el tema del día era, ¿qué bajaste o qué encontraste en Napster?

Pero así como le contaba a Luca, y al igual que tú, yo estoy bien con mi CD, su portada, la información, etc.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Gastón:

Esta tarde toca The Police en el área. Lo antecede Elvis Costello & the Imposters.

Este es su regreso y despedida, pues ya estuvieron por aquí.

Saludos,

JL

Anonymous said...

Como que esta desapareciendo el derecho de autor?? Nada que ver. Ante la caida de las ventas de los discos, los derechos de autor son cada dia mas importantes. Descargas de internet, sincronizaciones, ejecucion publica en radios, tv, establecimientos al publico, rintones, rinbacktones, youtube, spotify...todo eso es fuente de ingreso para autores, disqueras, artistas. Hoy mas que nunca los drechos son importantes. Preguntenle a Apdayc que cobra mas de 20 millones de dolares por ese concepto. Lo que ha cambiado es el soporte. Ahora el soporte es digital, pero los derechos no han desaparecido.