Wednesday, July 23, 2008

Del escritorio del Director
¡CÓRTENSE EL PELO, CARAJO!

Pensé que en la década del setenta, solo en el Perú y algunos países de Latinoamérica, no se le permitía a los varones usar el cabello largo. Recuerdo que, por ejemplo, en el colegio donde estudié en Lima, manejado por curas españoles, se nos prohibía usar el pelo medianamente crecido. Bueno, tenían que ser curas... Afortunadamente, la influencia de los Beatles y los Stones, hizo que esas mentes de pelo cortito y cruz en el pecho, se fueran abriendo un poquito a la modernidad y a los nuevos tiempos; algo en lo que ni el propio Albert Einstein pudo influir con su desorbitada cabellera.


Page, Jones, Bonham y Plant: Escalera al cielo con el cabello largo.

No obstante, al otro lado del planeta, al sudeste de Asia, en Singapur, la cosa era peor. A escasas horas del día de los enamorados, en 1972, los oficiales del gobierno de turno, liderados por el sempiterno primer ministro, Lee Kuan Yew, prohibieron desembarcar, en el aeropuerto de la capital, a Robert Plant, inglés, de profesión cantante, nacido el 20 de agosto de 1948; Jimmy Page, inglés, de profesión guitarrista, nacido el 9 de enero de 1944 y apodado Charles Obscure; John Paul Jones, inglés, de profesión multi instrumentalista, nacido el 3 de enero de 1946, y John Bonham, inglés, de profesión baterista, nacido el 31 de mayo de 1948 y conocido también como Bonzo; todos, por las sendas melenas con las que arribaron.

El eventual acontecimiento no solo causó malestar por la negación de la visa de ingreso a aquel país sino también por la anulación de esa parte de la gira que, a la vez, iba a ser el primer show de Zeppelin durante ese año. El conjunto andaba estrenando la música del que, según buena parte de la crítica, fue el mejor álbum de su carrera: el Led Zeppelin IV.


"... Been a long lonely, lonely, lonely, lonely, lonely time."

Con sus melenas -en el pequeño y privado jet Falon-, se fueron con su rock and roll a Perth, Australia. Lo que nunca se supo es si Led Zeppelin fue informado del impedimento de caminar por las calles de Singapur; en chino, tamil, bahasa o en el idioma de Shakespeare, los que se hablan allí.

Javier Lishner
Santa Clara, California
13 de febrero de 2007

11 comments:

Anonymous said...

Interesante blog. Lo que no comprendo es porque utilzaar esa expresión.

Javier Moreno said...

Esa expresión imagínatela dicha por Carlos Álvarez, imitando a Papaúpa. Je je je...

Lo gracioso es que si ahora, 2008, Led Zeppelin va a Singapur, el gobierno le abre las puertas de par en par, se entrevistan con el presidente o primer ministro y de hecho su concierto sería auspiciado por una marca multinacional. ¿Ahora sí, no? Pero hace 37 años, olvídense. Manga de melenudos... regrésense al avión... ¡carajo!

Anonymous said...

oigan en el rock vale todo, carajoooooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!

1carajo

beatnik said...

hola javier.

es alucinante como cambian las maneras de pensar de la gente cuando pasa el tiempo, esa anecdota es tan semejante a una que todos los compatriotas tenemos en la memoria colectiva, me refiero a aquel fallido concierto de santana en lima de 1971. ¿cual hubiera sido la expresión del chino velasco al ordenar la expuslsión de carlitos santana y su combo del pais en aquel entonces?...."por decreto de supremo de la junta militar declaro que esos marikas, drogadictos, degeneraos, forajidos, sean expulsados del pais.....menos que se corten el pelo carajo!!!". jajaaja

beatnik said...

hola javier.

es alucinante como cambian las maneras de pensar de la gente cuando pasa el tiempo, esa anecdota es tan semejante a una que todos los compatriotas tenemos en la memoria colectiva, me refiero a aquel fallido concierto de santana en lima de 1971. ¿cual hubiera sido la expresión del chino velasco al ordenar la expuslsión de carlitos santana y su combo del pais en aquel entonces?...."por decreto supremo de la junta militar declaro que esos marikas, drogadictos, degeneraos, forajidos, sean expulsados del pais.....a menos que se corten el pelo carajo!!!". jajaaja

Hector said...

Hola Javier, pero la obligatoriedad del corte de pelo era casi en todos los colegios de Lima no solo el tuyo, en mi colegio, que era laico, también nos revisaban el largo del cabello y ni hablar de los colegios nacionales en donde si no les exigían a coco era por milagro, además si hubiera habido un colegio donde no lo hubieran exigido para ello estaba el curso pre militar, total que en la década crucial del 65 al 75, todos los escolares andábamos con el cabello corto, yo no lo alcancé pero mis primos mayores me cuentan que en la Universidad también había pre militar.
Más bien nosotros debíamos ser los que gritáramos ¡no nos frieguen c.....!
Héctor

Javier Lishner said...

Hola Héctor:

Tienes razón, la cosa era con todos. Por eso puse a mi colegio solo como ejemplo.

Ahora, hablando seriamente, cómo es la cosa en los colegios. ¿Ha cambiado o siguen fijándose en los cabellos largos?

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

La expresión espero que no te haya ofendido. Creo que no la utilizo como una palabra desagradable sino más como una expresión de fastidio. Creo que es su real significado.

Gracias por visitar el blog.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Así es Javier. Las cosas cambian de una manera sorprendente. Hoy, como bien dices, hasta estarían auspiciados por una marca multinacional. Es que también era otro gobierno. Queda la anécdota.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

De acuerdo, mi estimado Beatnik. Si llegaran ahora no solo les harían un homenaje en el Congreso de la república sino que -con melenas y todo- hasta los recibiría el Presidente de la República. Sino que lo diga Chespirito...

Un abrazo y éxito en el concurso.

JL

Javier Lishner said...

Hola 1carajo:

De acuerdo contigo. En el rock vale todo, y un carajo es como una raya más al tigre.

Saludos,

JL