Friday, March 27, 2009

AMARREN A GARCÍA PÉREZ

Por si usted no lo vio, o se le pasó, Alan García Pérez, el presidente peruano, no solo demostró sus ansias antidemocráticas con lo que afirmó el pasado 24 de marzo en frente de un grupo de importantes banqueros internacionales apostados en Lima, sino que se dio el lujo de hablar sobre las razas en Latinoamérica.



García Pérez, quien tiene un historial de barbaridades dichas como para que alguien publique sus obras completas, dijo: "el Perú es una sociedad que tiene elementos psicológicos de derrotismo un poco mayores de los que puedan tener los señores brasileros...". Y que, por ser una nación andina, el Perú es un país esencialmente triste. Como peruano, eso no se lo acepto, señor presidente.

Si fuera el caso, el Perú solo sería una nación triste por culpa de gente como usted que durante su anterior gobierno -junto a sus asesores, amigos y compañeros de partido- desfalcó al país, dejándolo en estado de paria. Y esta vez lo vende al mejor postor arriesgando su futuro, y alegrando únicamente a sus amigotes, algunos de los que hoy aparecen en la caricatura del gran Carlín en el diario La República.

Escuchar las observaciones de este mesiánico de pacotilla, vestido de saco y corbata, en un momento en que el país debiera estar siendo unido con esto del diferendo con su vecino Chile en La Haya, es digno de Ripley. Como lo expuso uno de nuestros lectores hace unos días en este mismo espacio de Internet, "hace falta un buen remezón en el Perú, que haga salir a la gente a tumbarse todo.. y empezar un cambio". Verdaderamente que, ante gobernantes como este, de floro, chamullo, y mentiras, a veces provoca hacerlo.

El presidente de una Nación no debería pensar así. Jamás. Este señor no está apto para dirigir un país. Tal vez, un carrito sanguchero.

Javier Lishner
Santa Clara, California
27 de marzo de 2009

NOTA RELACIONADA:
- AMÁRRENLE LA LENGUA A GARCÍA PÉREZ

4 comments:

CANALLA said...

lo vuelvo a escuchar y ver la cara cuando habla y definitivamente se olvido de tomar su medicacion.
osea que porque el peruano es sumiso y triste, este huevon abusa, o sea que lo hace sabiendo aprovechandose
ya es tiempo de salir y meterle un patadon y cambiar todo de raiz y mas educacion a todos para que no sucedan mas estas cosas
es tristemente comico este gordo ratero, servil de chile y de los poderosos el sera el sumiso y triste, no correcion este no es triste esta loco

Anonymous said...

es mas:
gracias a que el peruano es "sumiso y triste", este hijo de su madre esta donde esta ( en palacio de gobierno por segunda vez!), en vez de estar en la carcel!!!

yo redifiniria al peruano: cojudo.
la prueba es alan garcia perez aun de presidente.

Javier Lishner said...

Hola Canalla:

Alan García no tiene prudencia. Nunca la tuvo. No sé si le siguen recetando algún medicamento, pero cuando se exalta es capaz de decir barbaridades.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Estaría por suscribir tu comentario. Déjame pensarlo.

Saludos,

L