Saturday, March 07, 2009

3140 CARLSON BLVD.: La casa de Metallica

Casi todos los seguidores de Metallica hablan de la casa del 3132 de Carlson Boulevard, la discreta vivienda que, entre 1983 y 1985, compartieron los cuatro miembros del aún no muy conocido conjunto. Sin embargo, hay un personaje que en su obra, San Francisco: The Musical History Tour, publicada en 1996, incluye un dato diferente.


Tratándose de alguien con la trayectoria de Joel Selvin, un columnista que cubre eventos para el San Francisco Chronicle desde 1970, me quedó mucho más que la duda y preferí tomar mis chivas para recorrer el lugar en busca de información gráfica. La mañana era propicia como para salir del valle e ir hacia el este de la Bahía, camino hacia El Cerrito, una apacible localidad que tiene como vecino a Berkeley.

La dirección que da Selvin en su libro de 176 páginas, es la del 3140 de la mencionada vía. Y hasta allí llegamos para descubrir que los terrenos de ambas viviendas en cuestión son adyacentes. Como quiera que en nuestra investigación encontramos que la vieja residencia de Metallica -de la que nunca fueron dueños- quedaba al costado de una gasolinera, decidimos fotografiar esa casa, la que está al pie de la estación de servicios. El garaje, que se encuentra en un nivel inferior al primer piso, sirvió de espacio -tal como lo escribimos hace unos días- para que el cuarteto preparara sus discos Ride the Lightning y Master of Puppets. Por esa puerta, según cuentan, entraba y salía todo el equipo e instrumentos del combo cada vez que tenían un show. Por su música, Metallica era el más famoso grupo del barrio... pero también por sus parrandas.

The Spaghetti Incident en El Cerrito. (FOTO: Ross Halfin).

La hora que nos separaba de El Cerrito valió la pena. Más aún, cuando nos dimos el tiempo para visitar el 1230 de la Fifth Street, en Berkeley, el lugar donde hace ya cuatro décadas, Creedence Clearwater Revival, hizo lo propio en dicho almacen. John Fogerty y sus colegas, prepararon el Cosmo's Factory, quinto y antepenúltimo disco de su carrera; y para muchos, el mejor.


No satisfechos con la peregrinación, llegamos al Candlestick Park, el estadio deportivo de San Francisco. Sirvió de sede a los Giants, la famosa escuadra de bésibol local, antes de que edificaran su propio complejo. En ese coloso -que sigue sierviendo a los 49ers-, un lunes de agosto de 1966, los Beatles harían su último concierto. Cosas de la historia que tanto nos apasiona. (FOTOS: Javier Lishner).

Javier Lishner
Santa Clara, California
7 de marzo de 2009

NOTA RELACIONADA:
- METALLICA Y LA CASA DE EL CERRITO

6 comments:

CANALLA said...

interesante tu paseo,,,,
y te dejaron tomarle fotos a la casa asi nomas?
llegaste ha ir a la licoreria?
encontraste fans alreedor de la casa tomando fotos?
algo asi como el circuito de la casa de los famosos en los angeles

Jorge S said...

Y SI ESA CASA HABLARA?, CUNATS HISTORIAS HABRÁ?
SALUDOS JAVIER

Javier Lishner said...

Hola Canalla:

Te prometo que el día que vengas por estos lares o me toque ir por allá, accederé a contestar esas y otras preguntas más... jaja. (Tú sabes que siempre hay que dejar algo de misterio para que las notas se vean un poquito más interesantes).

Un abrazo,

JL

PD: Solo para comenzar, te cuento que cuando me dirigí emocionado a la estación de servicio vecina a la casa, y le pregunté a la señora si conocía algo de la "rock band" que alguna vez había residido allí, me contestó: Rock band? I don't know... Luego, miré a las otras tres esquinas, y no vi nada parecido al Pic-n-Pac. Lo desapercieron. Y yo, que no tomo, había pensado hasta comprarme mi chela como parte del periplo. PLOP!

Javier Lishner said...

Hola Jorge:

A través de los años conocí algunas casas como esa, donde músicos compartieron (conmigo) algunas de sus "hazañas". Desgraciadamente, nunca fueron populares más allá de un par de cuadras. O hasta donde llegara el bullicio.

Ojalá algún día pueda publicar esas fotos como parte de una nota sobre el vacilón más allá de los ensayos y escenarios.

Saludos,

JL

luis said...

Buen tema el del vacilon despues de los ensayos y los escenarios.Me imagino cuantos musicos peruanos comenzatan a temblar por lo que contaras,siempre con el debido respeto qye te caracteriza Javier.
Lindas Fotos y que curioso que facil nomas te dejaron fotografiar la casa,o digamos el museo de Metallica sin antes pasar por aduana.
Me imagino que al no encontara la licoreria famosa de todas maneras ingresaste a la primera que encontraste.
Me imagino que para los fans debe ser emociannate recorrer por los escenarios de sus idolos incluso antes de ser famosos.
En liverpool existe un conocido tour por le barrio de The Beatles incluido visitas a la Caverna,ojala algun dia me de ese gusto de visitar Liverpool.
Por lo pronto existen un grupo de juvenes escolares que ensayan al espalda de mi casa, al chiquillo que canta y toca lo conozco por ser del barrio se llama Yordano,y jura que seran famosos,bueno habra que aprovechar en tomar fotos de su casa y de sus ensayos por siaca.
Luis de jesusmaria.

Javier Lishner said...

Hola Luis:

Si contara las historias de los músicos peruanos, el primero que debería temblar sería yo. Así que prefiero no contarlas.

Me refería a grupos de por acá, que hacían presentaciones regularmente en diversos locales de la Bahía de San Francisco, pero que nunca llegaron a más. Y sus músicos, luego de la ilusión, tuvieron que regresar a sus labores cotidianas en alguna compañía de alta tecnología.

Ahora estoy peparando una pequeña nota del 1230 Fifth Street, Berkeley, donde se preparó el Cosmo's Factory de Creedence Clearwater Revival. Aunque creo que esos eran zanahorias.

Saludos,

JL