Thursday, January 31, 2008

RON WOOD, EL DE LOS FACES

La última vez que vi a Ron Wood fue con los Rolling Stones en la gira de noviembre de 2006, mientras me encontraba, con CacaoRock, en la sección de prensa no muy lejos del escenario. Se nos acercó aún más, cuando los veteranos artistas tomaron la pasarela central y se dirigieron hacia la pequeña tarima en la mitad del campo. Estábamos en el estadio de Oakland, conocido como el McAfee Coliseum, durante la gira A Bigger Bang. Wood estuvo de nuestro lado.


[WOOD Y STEWART] Al igual que Ian Gillan y Roger Glover en Deep Purple, Ron Wood y Rod Stewart llegaron juntos a la Jeff Beck Group y se fueron juntos. Lo mismo sucedería con el binomio púrpura que llegó en 1969 para irse en 1973. La permanencia de Wood y Stewart con Beck, eso sí, duró solo del 68 al 69. En ambos casos, la llegada y la renuncia, son muy comprensibles pues tanto a Gillan y Glover como a Stewart y Wood, les tocó lidear con dos de los más antipáticos y difíciles personajes de la historia del rock: Ritchie Blackmore, por un lado, y Jeff Beck, por el otro; curiosamente, dos de los más prodigiosos y geniales guitarristas sobre la faz de la Tierra.


[EN EL PRINCIPIO] Ronald David Wood nació en Hillingdon, Londres, el 1 de junio de 1947. Lo primero que se recuerda de su carrera en la música es su ingreso a los Birds, una banda londinense de rhythm and blues que trataba de hacerse un nombre aprovechando eso de la invasión inglesa. Al otro lado del Atlántico, en los Estados Unidos, otra banda con el nombre de the Byrds, trabajaba en lo suyo para hacerse también de un nombre a pesar de que eran los invadidos. Enterado de ello, el manager de los Birds ingleses inició una demanda a los Byrds norteamericanos por esas cuestiones del nombre. El manager pierde y los Byrds (de Roger McGuinn y compañía) realizan con éxito su gira inglesa, dejando un ligero sinsabor en los Birds del joven Ronnie. A principios de 1968, el músico ya andaba pasando el tiempo con The Creation, un grupo de rock psicodélico, en el que estuvo muy corto tiempo.

[JEFF BECK Y THE FACES] Fue en 1968 cuando Wood es llamado por el guitarrista Jeff Beck para ser parte de su nuevo combo. Llegó para tocar el bajo, mientras, por su cuenta, Rod Stewart, afilaba sus cuerdas vocales para, juntos, hacer solamente dos discos. Truth, el primero, es aún considerado como uno de los pilares del hard rock y base fundamental para cualquier guitarrista que no desee pasar desapercibido. El siguiente se tituló Beck Ola y, con ese, Wood dijo adiós a Jeff Beck y se fue con su música a otra parte.

Casi de inmediato, ingresó a los Small Faces que dirigía Ronnie Lane, quien acababa de perder a Steve Marriott, que cantaba y guitarreaba, quien se había marchado a formar Humble Pie con tres músicos, uno de ellos, de nombre Peter Frampton. Pero, esta vez, Wood llegó como guitarrista. Stewart ingresó al mismo tiempo como cantante. Muy pronto, los Small Faces cambiarían de nombre a The Faces. Como tales, fueron lo suficientemente influyentes, a pesar de no haber sido brillantes en ventas.


[LOS STONES] Mick Taylor, en mi opinión, fue lo mejor que los Rolling Stones tuvieron después del dueto compositor. Un guitarrista técnico, tranquilo, perfeccionista y hasta atractivo para el sexo opuesto. Enigmático para el común del público. Pero, un día, se le metió en la cabeza que el grupo estaba girando en una dirección que no era la que él quería, y presentó su renuncia. Hubo nombres, desde Wayne Perkins y Harvey Mandel hasta Peter Frampton, que pasaron por la mente de los cuatro que se quedaron. Mandel, al igual que Taylor, de la casta de John Mayall, incluso grabó con ellos parte del siguiente disco. Wayne Perkins, también. Hasta que, finalmente, otro día, se decidieron por uno, gracioso y bonachón, carismático y talentoso; y, además, amiguísimo de Keith Richards (a pesar de que una vez Richards lo apuntó con una pistola y le quebró una botella en el cuerpo). Su nombre era Ron Wood. La noticia se dió en 1976 aunque el músico ya había acompañado a la banda el año anterior, en su Tour of the Americas. Es muy posible que la química durante esa gira hubiera puesto la balanza en su favor. Y es que ese Ronnie parece un vacilón. El resto es de la historia con los Stones es conocida.

[SOLISTA] Mientras Wood era parte de los Faces y los Stones, había empezado a ganarse un nombre en el ambiente de los grandes. Fue así que, como solista, llegó, por ejemplo, al Rainbow Concert de 1973, que marcó el retorno de Eric Clapton a la música. Ese fue el concierto lleno de estrellas que le organizó Pete Townshend, el guitarrista de The Who. En 1974 lanza I've Got My Own Album to Do, su primer disco en solitario. Un año después, publica Now Look, co-producido con Ian McLagan, su ex-compañero de Faces. El 76 lo veremos nuevamente, entre la crema y nata, en el Winterland de San Francisco, despidiendo a The Band. Ese mismo año, realiza Mahoney's Last Stand, en compañía de Ronnie Lane, su otro ex-compañero de Faces. La década la termina con el lanzamiento de Gimme Some Neck, en 1979, en el que participan desde Jagger y Richards, hasta Dave Mason de Traffic, Mick Taylor, Mick Fleetwood, y el mismísimo Charlie Watts. La producción le correspondió a Roy Thomas Baker, uno de los más solicitados ingenieros de la época.


[LA PINTURA] Manteniendo su carrera al lado de los Stones, que no es poca cosa, Wood ha seguido realizando esporádicamente discos solistas. El último que lanzó fue en octubre de 2007, y se tituló The First Barbarians: Live from Kilburn. Fue grabado en julio del 74, y en él recibió el apoyo de Rod Stewart. Sin embargo, uno de sus hobbies no muy conocidos, como lo era para John Lennon y lo sigue siendo para Grace Slick, se convirtió en otro de sus negocios. Dicen que con las pinturas -influenciadas por Velázquez y Rembrandt- en su mayoría, íconos de la cultura pop (como Dylan, Lennon, Hendrix, Marley, Clapton, Townshend, y los Stones), ha ganado varios millones de dólares...

Así transcurre la vida de este señor de 60 años; entre composiciones, giras con los Stones, una que otra visita al escenario de algún amigo, estudios de grabación, y pinceles de colores. Y, de vez en cuando, aunque parezca mentira, interviniendo en el medio de Jagger y Richards, para que no se peleen. Además, de un tiempo a esta parte, para bien de sus familiares y de quienes lo apreciamos, no más bares ni eso que llaman líneas. En su iPod dice tener más de cinco mil canciones. Long live, Woodie!

Javier Lishner
Santa Clara, California
31 de enero de 2008

NOTAS RELACIONADAS:
- THE FACES: Una breve historia para recordar
- ROD STEWART, EL DE LOS FACES

7 comments:

Christian said...

Hola Javier. No tenia idea que Ron Wood tambien pintaaba. Por lo que veo lo hace muy bien.Hasta la proxima.

Anonymous said...

hola javi:yo tampoco sabia que era pintor y que lindas que son sus cuadros.me encanto...saludos.
maricielo

Javier Lishner said...

Hola Christian:

Sí, pintar era su hobby pero se convirtió en más que eso. Wood dedicó tiempo a estudiar pintura.

Gracias por visitar el blog.

JL

Javier Lishner said...

Hola Maricielo:

Los cuadros de Wood son bien valorados. Personalmente, me gustan tanto por sus motivos como por su técnica que, creo, él llama expresionista.

Saludos,

JL

Srta. Romain said...

me pase un buen rato leyendo casi todos tus posts. amo a los rolling stones, y a algunos del rock de los '70 y del blues de los '40. escribis muy bien, admirable.
un abrazo.

Javier Lishner said...

Hola Srta. Romain:

Me gustaron mucho tus blogs. Y te felicito por tus fotos.

Gracias por visitar Rock Around the Blog y por dejar tu comentario. Siempre serás bienvenida.

Saludos a ti y a los amigos de la hermana República de Argentina,

JL

Anonymous said...

Ron Wood Y Rod Stewart se unieron a Jeff beck group en enero de 1967.