Friday, January 04, 2008

Desert Rock
QUEENS OF THE STONE AGE

En 2001, finalmente, pude pasar por Palm Desert. Había escuchado mucho sobre el movimiento del rock que, por esos años, había surgido en esa área de California; pero, escuché aún más mientras estuve de paso camino al Coachella Festival de ese año. Había obtenido credencial de prensa y, debido a ello, nuestro trabajo de investigación fue más intenso.


Era mayo, y estaban por presentarse algunos invitados que hacían muy sugestivo el evento. Además, no era el típico festival rockero de bandas fuertes a los que estaba acostumbrado. Se anunciaba, entre muchos más, a Weezer, Mos Def, Nikka Costa, The Chemical Brothers, Paul Oakenfold, The Roots, Roni Size Reprazent, el flaco Iggy Pop y, Jane's Addiction, en una reunión en la que Perry Farrell incluiría a Flea, el bajista de Red Hot Chili Peppers.

De todos los nombres que había escuchado de ese movimiento, sobresalía uno, el de Josh Homme, un guitarrista un poco sobrado, pero muy talentoso. Además era cantante y fundador de Kyuss, otro de los nombres que había escuchado gracias a mi amigo Greg. No sé porqué casi desde que escuché las primeras canciones de Kyuss, relacioné esa música repetitiva con hierba. Yo, a mi edad, ya no estaba para esas cosas. Por esos días solo consumía vicodin, bajo prescripción médica. Y mi olfato no estuvo errado. Me enteré que a ese movimiento surgido en el desierto californiano le llamaron
stoner rock. Kyuss, en ese ambiente, llegó a ser un grupo de culto. Y Homme un verdadero líder.

[QOTSA] Queens of the Stone Age, o QOTSA, como también se le conoce en su forma abreviada, fue formado por Homme en 1997. Dos años antes, Kyuss, por esos típicos líos entre jóvenes emprendedores, había resuelto dar por terminada su función. En el interín hubo un nombre, Gamma Ray, que fue como la semilla de la futura banda. En 1998 aparece Queens of the Stone Age, el primer disco del grupo.

Hablar de los integrantes es meternos en camisa de once varas, pues, a diferencia de su admirado
Led Zeppelin, que en sus once años de carrera solo tuvo a cuatro integrantes; Queens, en sus once años de carrera, ya debe haber llegado a los veinte (incluyendo a Dave Grohl, quien los ayudó en la grabación de su tercer disco).

Por esos días, decidí comprarme todo el material de la banda de Homme. Claro, no era mucho. El primero, que fue el autotitulado; el segundo, Rated R, que fue lanzado en junio de 2000, con la participación de Mark Lanegan en la voz, y Nick Oliveri en el bajo; y, otro, que apareció en los inicios de la banda, en esa transición que hubo entre Kyuss y QOTSA, que compartieron los dos. Se llamó Kyuss/Queens of the Stone Age y fue publicado en 1997.


[RATED R] Desde ese momento, el Rated R se hizo mi favorito. No mentiría si digo que lo escuché más de mil veces. Lo tuve en el carro como disco principal por años. Hasta que un maldito desalmado, que por aquí también hay, aprovechó del ruido de una tormenta (como la de estos momentos), para meterse a mi carro y llevárselo con equipo y todo.

El disco no era el convencional que vendían en la ahora desaparecida Tower Records, sino uno de esos de edición limitada (ver foto). Los que conocen el disco saben que la carátula original es celeste con blanco... y el disco de vinilo que apareció, es igual pero con diferente color (rojo con blanco). Esa es la misma placa que comienza con "Feel Good Hit of the Summer", aquella canción escrita por Homme y Oliveri que dice:

Nicotine, valium, vicodin, and marijuana, ecstacy, and alchohol... Co-co-co-co-co-cocain

"Feel Good Hit of the Summer"

En enero de 2001, Queens of the Stone Age participó del tercer festival Rock in Rio -el primero al que no acudimos-, y fue ahí cuando Nick Oliveri, su bajista, fue arrestado por aparecer en escena como dios lo trajo al mundo. El 11 de enero de 2004, luego de una presentación el el puerto de Perth, en Australia, Oliveri dejó a Queens por conflictos con Josh Homme.

Homme es el único miembro original de la banda y, junto a Troy Van Leeuwen, en guitarra; Michael Shuman, en bajo; Dean Fertita, en teclados, y, Joey Castillo, en batería, anda actualmente de gira promocionando el Era Vulgaris, su más reciente disco. En febrero se van a Irlanda, y seguirán por el Viejo Continente hasta marzo. Yo ya dejé de lado las vicodins.

Javier Lishner
Santa Clara, California
4 de enero de 2008

14 comments:

Ernesto said...

Esa banda inevitablemente me hace pensar en un nombre tan absurdamente largo como "Hector Bonifacio Echevarria Cervantes de la Cruz Arroyo Rojaaasss...!!!".

Anonymous said...

Hola Javier, recuerdo el CD es muy bueno, lo tenía, pero se lo llevo creo mi ex esp., que pena... por el CD claro, besos
Caro

miguel said...

Hola amigo Javier
Aqui en Lima solo se escucho con fuerza a mediados del 2002 la cancion No One Knows de esta fantastica pero multiple agrupacion... gracias por seguir ilustrandonos... un abrazo amigo javier

Javier Lishner said...

Caro:

Qué pena me da que ese buen disco se te haya extraviado. Por lo menos no te lo robaron como a mí. Y lo peor es que encima se llevaron el equipo.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Ernesto:

Aquí si discrepo contigo. Absurdo es ese nombresote, seguramente, de algún acomplejadito de esos que creen que teniendo tres nombres y cincuenta apellidos, les da prestancia.

Pero el nombre del grupo es muy simple, al menos si lo entiendes en inglés. Y traducido a nuestro idioma (cosa que nunca en la vida se debería hacer, porque el nombre propio es nombre propio), también suena bien. En fin, dejemos a las reinas de la era de piedra tranquilas.

Un abrazo,

JL

PD: Si puedes, comunícate a ajlishner en yahoo. O, pásame tu e-mail. Gracias.

Javier Lishner said...

Hola amigo Miguel:

No esperaba que el grupo se hubiera escuchado mucho. Me imagino que las radios prefieren pasar "Hotel California" o "Dancing With Myself", que a una banda cuyas letras, incluso, se salen de lo convencional.

Un abrazo,

JL

miguel said...

Hola amigo javier
El problema que tenemos por aqui es de difusion... si quieres escuchar buena musica amigo javier tienes que buscar con paciencia... me imagino que por alla es totalmente diferente... un abrazo

Ernesto said...

Tranqui Javier.... no he dicho nada con respecto a su musica, que de hecho es buena, pero es que una de las cosas que hace divertida la cancion No one knows (del Songs for the Deaf) es justamente el cierre que tiene donde un supuesto locutor mexicano con ese nombre se pega ese discurso....

Obviamente va en plan satira por parte de la banda, ya es sabido que por ahi se burlan un poco de la costumbre latina de tener dos apellidos.

yahoo en .com, .ca o .es?

Javier Lishner said...

Tienes razón. Se me chispoteó. dot com. Gracias.

JL

Javier Lishner said...

Amigo Miguel:

Volvemos a caer en lo de "buena música". Es cierto que hay poca cultura musical en el Perú, hablo de Educación.

No estoy totalmente enterado de la realidad educativa de hoy pero hasta hace unos años no existía las clases de música (y si las hubo, en los sesenta, eran una buena cagada). Aquí todos los colegios tienen su banda. Hay concursos de bandas en los medios de comunicación. Los niños saben tocar instrumentos, saben cantar o, por lo menos (si no cantan), saben lo que es el canto. No es lo más importante en su educación, pero es parte integral de la misma. Tú eres un profesional, y sabes bien a lo que me refiero.

El arte y el deporte, en mis tiempos, fueron los cursos del "hueveo", de las horas de relajo. Porque así nos lo hicieron ver. Y creo que no debería ser así. Se le debería dar la misma importancia que a la historia y las matemáticas... Y, de paso, dejar el sistema repetitivo, de memorización, que seguro continúa. Allá se repite, aquí se aprende. La paporreta no lleva a mucho, el aprendizaje conduce a la creatividad. Salvo mejor opinión.

Por eso que vivan las clases de música y la promoción de instrumentos musicales.

Un abrazo,

JL

miguel said...

Hola amigo javier
La educacion por aquie ha empeorado el internet no esta siemdo bien utilizado en la educacion... Te acuerdas cuando nos dejaban un trabajo en el cole? elaborarlos era toda una odisea bueno ahora ya no, los trabajos estan hechos en diez minutos.. no hay cultura de leer y como dices es el problema del sistema educativo en si, y sobre la musica y el deporte bueno si en nuestros tiempos era limitado pues ahora ya no existe... no hay incentivos para promover la musica en el Peru como en otros lados hay talento pero no encuentran el espacio para desarrollarse... la difusion amigo javier es parte de este problema.. El Peru se ha Chichaizado y reggaetoneizado... si escuchas el dial de la fm que antes era pues sinonimo de calidad te horrorizarias es increible como sus programadores o dueños ametrallan los oidos de los radioescuchas... yo no tengo nada contra ese tipo de musica pero no es justo que el rock este ahora marginado... por lo menos yo mantengo arriba la banderita del rock en mi casa y entre mis amistades... ja ja ja... un abrazo amigo javier y que viva el rock...

Eagle said...

Hace tiempo que las radios limeñas dejaron de lado al rock nacional y extranjero (con excepción de Doble 9), prefiriendo otros géneros (más rentables quizás) como la chicha y el reggeaton. Lo curioso es que este "cierrapuertas" a la nueva hornada de grupos de rock nacional, que se dio a partir de mitad de los años noventa, germinó interesantes propuestas de bandas que han ido consolidándose en el tiempo, grabando CD's de calidad, con buenas canciones y que tienen un público que se desplaza con ellos a través de circuitos alternativos, llámese pubs, plazas y megarecitales en distritos; y que les interesa un carajo lo que los programadores fijen en los diales. Eso prueba de que mucha gente, amante de este género que tanto nos gusta, es capaz de pensar y no dejarse manejar por la tiranía de las radios. Claro, internet ayuda un montón, esa es la gran diferencia con los años ochenta.

Javier Lishner said...

Amigo Miguel:

Creo que para poder entender tu comentario en contra del chichaizado y reggaetoneado Perú, tendría que estar ahí, y no estoy. Lo leo, lo escucho pero no lo vivo. No obstante, creo que ese no es el mayor problema. Como tú mencionaste anteriormente, pienso que el problema es cuando hay chicha y reggaetón, y no hay educación.

A principios de los años noventa, cuando empezaron a aparecer tantos medios de comunicación escritos que tú debes recordar mejor que yo, me encontraba enseñando comunicaciones en una institución educativa privada. Les comentaba a mis alumnos que el problema no era la aparición de los "periódicos chicha" sino la aparición de los periódicos chicha en nuestro medio de poca educación. Ojo que cuando hablo de educación hablo de Educación, la que corresponde al gobierno de turno. Al que maneja el Ministerio y no a la educación que se da en casa (la del ridículo Carreño). A veces se confunde.

Lo mismo debe estar pasando con la radio. Bombardean con esa músiquita que no tiene nada de brillante y con letras que no se necesita apellidarse Lennon o Blaine para escribirlas; y la gente -sobre todo la niñez y juventud- las toma como modelo, como parte de su vida.

En cuanto al talento, no hay duda que -como dijo alguna vez el músico Rulli Rendo- no es propiedad de ningún país. El talento está en todas partes. Solo hace falta dar los instrumentos (medios) para que se desarrolle (Educación, por ejemplo). Y creo que ahí es donde nuestro querido Perú se queda. Existe una fuerza que impide que nuestra niñez se desarrolle. Si los medios propalan basura y el gobierno no facilita herramientas, vamos por mal camino; por más que García diga que antes del fin de su gobierno, el Perú será el más grande de Sudamérica. Ese tipo no tiene idea de lo que está hablando.

El Perú será el más grande de Sudamérica el día que todos los niños vayan a la escuela y aprendan. Claro, en el camino hay que proveer buena alimentación, cuidar que los padres no los maltraten, que los padres tengan trabajo, etc. No es fácil. Salvo mejor opinión.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Angel:

Mira cómo es la vida. Yo no estuve ahí para vivir esa transición de la que escribes. En mi último programa -el mismo día que viajé a Cali- yo todavía pude presentar a U2, Morrisey, Scorpions y Counting Crows, sin ningún problema.

Lo que cuentas lo veo positivo y por aquí también sucede. La gran mayoría de radios, digamos, las de las grandes corporaciones, solo pasan recuerdos de hace veinte o treinta años. Alguna pasa música de los noventa. Hay muy pocas que transmiten lo de hoy, y, las que lo hacen, pasan reggaetón. Como ya me cansé de lo mismo, casi no escucho radio. Alguno dirá qué me pasó?, yo que viví buena parte de mi vida haciendo eso. Bueno, tuve la suerte de haber vivido esos años cuando la radio era diferente. No solo su música sino la concepción del medio de comunicación. Durante mis primeros años de dj, yo fui a la escuela. Ahí se me enseñó qué y para qué era la radio. Pasé por el CETUC de la Católica, seminarios en la de Lima, clases en Toulouse Lautrec, etc. Era otra época. Me deja tranquilo el haber compartido con otros lo que otros compartieron conmigo.

En el fondo me agrada lo que escribes de los grupos nacionales. De ese ambiente alternativo que creo que siempre hubo pero ahora con mayor razón. Que los nuevos grupos no dependan de un par de mentes, para saber que su obra fue buena. Que la gente pueda tener acceso a esos megarecitales y, claro, a la Internet. No hay duda, el mundo sigue dando vueltas.

Un abrazo,

JL