Saturday, May 31, 2008

FRANKENSTEIN: Venga a nosotros tu Reino

Del área de Beaumont–Port Arthur, en Texas, no solo emergió
Janis Joplin. También hubo un par de hermanos, albinos los dos, que, haciendo blues, salieron a la palestra uno antes que el otro. Se apellidaban Winter y si bien, Johnny, el mayor, se dedicó a la guitarra; Edgar, el otro, se convirtió en multi instrumentalista y excelente compositor. Sin duda que 1973 fue su año. Con "Frankenstein" y, más tarde, con "Free Ride", escribió su propio episodio en la historia del rock.

"Frankenstein" por The Edgar Winter Group.

Edgar Winter nació en 1946. Desde pequeño tuvo afición por la música. Bueno, eso se dice de todos y no dice tanto. Habemos demasiados que de pequeños tuvimos afición por la música y no pasó mucho.

Winter lanzó su primer disco solista en 1970. Incluyó "Tobacco Road". Después de esa experiencia formó su propia banda a la que denominó White Trash. Con ellos publicó únicamente dos discos. Pero, fue en 1972, con la elección de Dan Hartman, Ronnie Montrose y Chuck Ruff, con los que haría historia. Se llamaron The Edgar Winter Group.

Aún recuerdo el impacto que me causó "Frankenstein", para comenzar, por el nombre. Y, luego, por su instrumentación. Era fines de 1972 e ingresaba por la puerta grande a la programación de la limeña Radio Atalaya, en los 1300 del dial. De inmediato se encaramaría en la relación de las veinte de la semana para luego ocupar el primer lugar de la lista que cada sábado en la mañana presentaba Roly Cadillo.

Por esos días, la imagen del rubio músico texano se hizo muy popular. No solo aparecía en sendos artículos sino en las carátulas de algunas de las más prestigiosas revistas de la época. Circus y Creem, entre ellas. Su disco They Only Come Out at Night de 1973 llegó hasta las primeras ubicaciones. Es muy posible que haya sido este Winter uno de los primeros músicos que puso al sintetizador como instrumento principal de una canción. Sucedió en "Frankenstein", en donde además se le ve simpatizar con los timbales y el saxo.

Al año siguiente, el guitarrista Montrose se fue a formar su propia banda (con un cantante de nombre Sammy Hagar). Lo reemplazó Rick Derringer, otro capacitado músico quien había producido el exitoso disco de the Edgar Winter Group. A "Frankenstein" le siguió "
Free Ride". De ese álbum hubo más exquisitos temas, entre ellos, "Alta Mira". Con Derringer grabó el siguiente titulado Shock Treatment. En él, Dan Hartman se lució como compositor. Y, si bien es cierto, el disco no obtuvo los lauros de su antecesor, tuvo buena acogida en las listas norteamericanas. Hartman es el mismo guitarrista que en 1984 popularizó "I Can Dream About You".

The Edgar Winter Band en 2000: Melvin Brannon, Mitch Perry, Winter y Rick Latham. (FOTO: Marko Shark).

No fue sino hasta el año 2000, cuando en una tarde de verano me tocó reconocer al mismo personaje que tantas veces había visto en publicaciones. Al poco rato me tocó ver su show casi en primera fila. Los que por ahí andaban, sabían muy bien de quién se trataba. Además, la carrera del albino artista no había acabado en los setenta. Siguió grabando y participando en un sinnúmero de películas, aunque, posiblemente, nunca sea mejor recordado que por "Frankenstein". Aquella tarde, en San Jose, California, pude finalmente apreciar todo su talento en la interpretación de esa especial melodía. Estaba con la Edgar Winter Band.

Viendo tan de cerca al menor de los Winter, se me vino a la mente aquellos días en que escuchaba la radio en un pequeño aparato a transistores y todavía soñaba con el momento en que me dejaran ingresar al cinema a ver películas para mayores de 14 años. Por esa razón, mientras "Frankenstein" hacía furor, no pude ver La Aventura del Poseidón, cuyo tema principal, "
The Morning After" -grabado por Maureen McGovern-, ya teníamos en casa. De pronto, Winter bajó del escenario y lo vi tan frágil, tan humano, tan real, que para siempre se me fue la idea de relacionarlo con el Prometeo moderno.

Javier Lishner
Santa Clara, California
31 de mayo de 2008

6 comments:

Anonymous said...

Hola Javier:
Que gracioso! yo tampoco la vi y eso que nos llevo mi mama, a mi hermano Gino y a mi (Gino tiene un ano mas)... nada el tipo del cine no nos dejo entrar y terminamos viendo si la memoria no me falla Don Quijote cabalga de nuevo, con Cantinflas, imaginaras que el cambio de planes no nos hizo muy felices.
Tanti saluti,
Rossana

beatnik said...

la primera vez que escuché esa canción me pareció un pase vueltas, frankenstein tiene punche y cambios muy ingeniosos. ese efecto de teclado que suena como pistola laser de comic justo en la parte de la "fuga" es alucinante. sin duda, winter es un genio.

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

Yo creo que fue esa la película de Cantinflas en 1972. Yo fui a la del año siguiente que se llamó Conserje en condominio. Tal vez la recuerdes. :-)

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Renzo:

Te voy a decir que a mí "Frankenstein" me sigue pareciendo un pase de vueltas. Sobre todo, cuando la ubico en 1972en que el rock y sus fusiones aún eran menores de edad.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Hola Javier:
Creo que esa no la he visto... he visto muchas pero no esa. Que epocas, no? Existia el Alcazar...
Rossana

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

El listín cinematográfico de la época comenzaba con los cines Alcázar, Alhambra, Ambassador... S.e.u.o.

Saludos,

JL