Tuesday, May 27, 2008

AYACUCHO

Para quienes fuimos creciendo en los años ochenta, que fuimos bastantes, la sola mención de Ayacucho, seguramente, nos recuerda demasiado. La década trágica para el Perú en donde la insanía, por un lado, y la brutalidad, por el otro, hicieron que todo un país viviera pendiente de un hilo; hilo que se quebraba a cada momento y casi en cualquier lugar. De eso, se ha hablado y escrito muchísimo, aunque las heridas queden siempre en lo más profundo de nuestras ánimas.


El hombre subió y habló:
Disculpen un momento, perdón
Yo no soy cantor pero canto
y esta es mi forma de pedir amor...

- "Ayacucho" - Jorge Mora

Ayacucho es uno de los veinticuatro departamentos en los que geográficamente está dividido el Perú y, a la vez, capital de la provincia de Huamanga. Su historia, su arte y su cultura, son parte de un rico legado. Sino que lo digan los Huari, quienes establecieron un imperio y levantaron numerosos centros urbanos para garantizar la producción y el control de sus recursos. Ahí, por ejemplo, el 9 de diciembre de 1824, se selló la independencia del Perú. Ayacucho está situada en Los Andes a 2,750 metros sobre el nivel del mar (unos 9,000 pies de altura).

Estando en la radio, no fuimos ajenos a la realidad que vivía el país. En 1985, siguiendo la notoriedad que iba alcanzando USA for Africa; en Lima, organizamos una cruzada para los niños huérfanos de la insanía terrorista en ese lugar del Perú. Una Asociación, un disco, y el trabajo de muchos, hizo que la campaña alcanzara la meta esperada. Se llamó Unidos y los fondos fueron a dar a casas-hogares en Tambo, Huanta y Huancapi. El nombre creo que lo sugirió Mache, la canción la escribió José Escajadillo, los arreglos recayeron en "Coco" Salazar, y la producción ejecutiva en Sammy Sadovnik y quien suscribe. Participaron artistas de diversos géneros y la obra fue encaminada por la Asociación Emergencia Ayacucho.

Cuando tiempo después un ex-compañero de colegio regresó de la zona, me visitó en la radio. Me comentó que en algunas tiendas aún quedaban los afiches que en 1986 habíamos impreso para promover la venta del disco. Lo escuché casi entre lágrimas, pues a nosotros el deseo de ir a Ayacucho se nos había sido privado por "razones de seguridad".

Ayer, leyendo el blog de Jorge Mora -el cantante Coco Silva de los ochenta- me topé nuevamente con Ayacucho, esta vez, con su canción que lleva el título de esa histórica ciudad. Cuenta Jorge que un día, estudiando Letras en la Universidad Católica, un menudo hombre subió al autobús que lo llevaba cada mañana al centro de estudios. "Empezó a cantar algo en quechua (el idioma hablado por los antiguos peruanos)". Le llamó la atención su modesta y sencilla vestimanta, "... pero muy pulcra", anota Mora. Mientras algunos pasajeros se alistaban para darle una propina -que es lo que se suele hacer con quienes suben a autobuses a demostrar algún tipo de arte-, el señor dejó de cantar y les contó su historia. Era un campesino de Ayacucho a quien, aparentemente, le iba bien hasta que apareció Sendero Luminoso y, luego, el ejército... Su vida y la de su familia, entonces, se convirtieron en un infierno. Les dijo el campesino que solo quería seguir sembrando y cosechando sus tierras. Pero no pudo. El destino, y las constantes amenazas de uno y otro bando, lo hizo salir de su cuna, de su pueblo, de su procedencia. La historia conmovió al estudiante, futuro psicólogo y -para bien de la música en el Perú- vocalista de Mix ("Blancas Ilusiones"), Espectro y Pax. Al llegar a la universidad, Mora no pudo prestar atención a nada.

Dicen que Ayacucho es uno de los centros turísticos más importantes para quienes aman el arte y la arquitectura colonial. Hay casi una iglesia en cada esquina, comentan. "Ayacucho", el tema compuesto por el propio Jorge puede ser escuchado aquí. Tiene mucha fuerza.

Javier Lishner
Santa Clara, California
27 de mayo de 2008


15 comments:

Anonymous said...

Lo mas grande musicalmente hablando en la decada de los 80s, basicamente por la finalidad que tuvo. Recuerdo que por tu encargo visite a Oscar Aviles por una entrevista sobre el tema, a la vez que se comprometia a participar en este evento y me dijo: Yo participo, pero solo si no participa el "Zambo" Cavero. En esa epoca nadaban peleados, pero ahora ya se volvieron a amistar...

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Por lo menos Don Oscar te dijo que participaba si no participaba el "Zambo" Cavero. En cambio, el "Zambo" Cavero, en la puerta de IEMPSA, a Sammy y a mí, nos dijo otra cosa que no vale la pena recordar.

Cuatro años después de Unidos, en 1989, me tocó ser testigo del reencuentro de los dos grandes en un festival peruano en Miami, en el que el recordado Augusto Ferrando hizo de presentador. Tuve oportunidad de entrevistar a ambos para Canal 13 antes del show. Yo escribía para Expreso.

Me haces recordar a Tercero de Media cuando apareció "La Sombra", que se tiraba las cosas de nuestras loncheras y nunca nadie supo quién era.

Un abrazo y gracias por el comentario.

JL

el Pibe said...

Hola Javier con esa publicacion me puse sentimental , por que como ese relato del personaje lo tuve , aunque no tan igual pero los motivos que pasaron en aquel año fue lo peor , y eso nos motivaron a que mi padre nos trajera a Lima , por seguridad , aun en ese momento no conocia a los Stones(tenia 10 años), y bueno ahora por ahora aca estoy de alguna manera haciendo que LOS STONES tenga mas adeptos en Lima.
En conclusion soy de la ciudad de las 33 iglesias (aunque ahora ya bordean los 40).
Saludos....y este lunes 2 de Junio empieza EL QUINTO STONE con lo mejor del rock n´ roll stoniano.

Guillermo said...

Iniciativas como "Un canto para el amor dormido" nos hicieron mantener la esperanza de que podía resurgir nuestro país.

Vaya que hoy vivimos otros tiempos.

Javier y Sammy y todos los partícipes de aquel proyecto que se hizo realidad: SALUD POR EL PERU!!!

Willy

Anonymous said...

Que tristeza! La primera vez que sali del Peru fue en el 87 y Ayacucho es uno de mis recuerdos mas tristes... aqui donde vivo (Italia) hicieron en el 92 un reportaje sobre el terrorismo en el Peru... y mis amigos italianos se quedaron con la idea de un Peru sangriento por mucho tiempo, bueno no se equivocaban, solo era dificil contarles el Peru de mi infancia luego de las imagenes que pasaron en la TV.
Por mas explicaciones que me han dado amigos sociologos y antropologos yo no entendere NUNCA como asi sucedio lo que sucedio...
Un abbraccio,
Rossana

Anonymous said...

No tuve la oportunidad de conocer, hasta ahora, Ayacucho, bien decias Javier, por motivos de seguridad personal nunca llegamos, incluso ibamos a viajar en Helicoptero por unas horas nada mas, me gustaria en algun momento viajar junto a ti Javier y visitar en silencio y sin otro afan mas que el de conocer la obra que se hizo gracias al esfuerzo de todos los que participamos en el proyecto UNIDOS. Ojala D-os nos de vida y oportunidad de volver a revivir esta inolvidable experiencia.
Saludos,
Sammy

Javier Lishner said...

Mi estimado Pibe:

Ni idea que eras de Ayacucho. Gracias por compartir tu propia historia con nosotros.

Sigue adelante con los Stones y cuenta conmigo para lo que necesites. El lunes trataré de escuchar Antena Cero.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Guillermo:

Has mencionado una palabra casi mágica que es la esperanza. Supongo que muchos, a pesar de la barbarie, todavía creíamos que existía una salida. Yo todavía la tengo.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

Sería excelente que nos pudieras contar cuál es la visión de tus amigos italianos de ahora, con respecto al Perú. Si es que la tienen, por supuesto.

En cuanto a entender lo que sucedió, está muy difícil. Creo que todos los que vivimos esos años, de una u otra forma, llevamos una herida en nuestro interior. Es que como que todo se volvió como una costumbre... no sé.

Miremos al Perú con esperanza, desde donde quiera que nos encontremos.

Un altro abbraccio,

JL

Javier Lishner said...

Hola Sammy:

Tú lo has dicho. Ibamos a viajar en helicóptero pero no se pudo.

Con respecto al intento de viajar a la zona, sería genial. Yo sé que la Asociación Emergencia Ayacucho, que ha crecido bastante, sigue trabajando con los más necesitados.

Es bueno recordar que con el dinero del disco se implementaron las casas-hogares en Tambo, Huanta y Huancapi, que fueron construidas con el dinero que dejó el Papa Juan Pablo II cuando visitó Ayacucho.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Sammy:

A ver si de paso invitamos a Jorge Mora, compositor del tema "Ayacucho", para ir recordando juntos la gira a Talara, la que llamamos "la promoción naranja". Porque Coco se acuerda muy bien...

Saludos,

JL

Guillermo said...

Les cuento que hace algunos años las señores de AEA me buscaron para que les projera un video institucional de la aobra de la Asociación y lo hicimos.

El master está en el archivo de San José Producciones.
Ojalá algún día pudiese hacer una copia para hacérselas llegar.

Yo he tenido la oportunidad de estar 3 veces en Ayacucho, tierra hermosa y sufrida. Aunque aún se ve la tristeza en los rostros, hoy se respira otro aire. Los tiempos han cambiado, por eso cualquier postura política o económica que abra la posibilidad de un rebrote de la salvaje violencia que vivimos debe ser proscrita en TODA la región.

Un abrazo,

willy

Javier Lishner said...

Hola Guillermo:

Sería genial ver el video. Me imagino que las señoras llegaron a SanJo Producciones por el mismo contacto por el que nosotros llegamos a ellas: el R.P. Jaime Baertl. Bueno, el mundo es chico.

Lo que no sé es qué trato se le está dando actualmente a Ayacucho en el área turística. Supongo que en Semana Santa sigue siendo uno de los lugares centrales para viajar pero... qué sucede en la vida diaria.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Hola Javier:
Conozco mucha gente aqui que ha conocido el Peru por trabajo y otros por turismo. Los que lo han conocido por trabajo conocen Lima y adoran la comida peruana sobre todo pescados y mariscos en cambio los que visitaron nuestra tierra por turismo solo conocen el Aeropuerto Jorge Chavez porque su interes esta en conocer Cusco, Las Lineas de Nazca y el Museo del Senor de Sipan en Lambayeque; porque en su mayoria no gustan de la modernidad de nuestra Capital, si no de ciudades donde poder visitar ruinas, ciudades donde todavia se puede ver la epoca colonial etc. Y la gente que no ha tenido la oportunidad de visitarnos muere por hacerlo porque aman hasta nuestro castellano, en fin la imagen de nuestro querido Peru ha cambiado mucho. En Trieste cuando llegue en el 87 no vivian muchos peruanos creo que eramos 2, un amigo que tiene muchos mas anos que yo aqui y la que escribe, en este momento somos un monton.
Tanti saluti,
Rossana

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

Interesante la visión de tus amigos y conocidos italianos sobre el Perú. Por aquí también conozco gente interesada en el Perú pero sobretodo en Machu Picchu. Las líneas de Nazca no tienen tanta expectativa y, sobre Sipán, no escucho mucho.

Recuerdo que tuve una amiga que era de Trieste pero no logro recordar quién fue. La edad pues.

Saludos,

JL