Monday, May 26, 2008

Entretelones
LAS GIRAS A NIVEL NACIONAL (PARTE II)

Aparte de las giras con La Más Más de Radio Panamericana, y la de Perú Rock con CATS Producciones, hubo otras que se desarrollaron durante nuestra carrera en los medios de comunicación del Perú. Una comenzó en 1989, mientras andábamos en la televisión y, la otra, se inició en 1992, mientras compartíamos la dirección de Talentvs, el centro artístico-educativo creado por Johnny López.

[FANTÁSTICO] No fue la gira más larga ni la más importante. Pero, seguramente, una de las más divertidas. Fantástico fue un programa que apareció en Panamericana Televisión en agosto de 1989, mientras, en Canal 13, yo conducía
Mirando la Radio, un show diario de videos musicales y entrevistas.

Compartían la conducción, Katia Balarín,
Rocky Belmonte y Franco Scavia. Lo que comenzó como una aventura sin cabeza, muy pronto, se convirtió, posiblemente por las cualidades de sus conductores, en el programa más popular de la televisión local. Mi alejamiento de Mirando la Radio, coincidió, casi, con el de Franco Scavia de Fantástico. Fue así que, en enero del siguiente año, recibí la llamada de Fernando Guille, el productor, invitándome a integrar el elenco que perdía a uno de sus miembros originales. En esa oportunidad, y por primera vez, la aventura que asumía, si bien era del espectáculo, no era musical. Debuté en Fantástico al día siguiente de mi cumpleaños número nosecuántos.

Fantástico en pleno. Con Katia, Rocky y Jean, y un hermoso fondo.

Hubo muchos concursos, premios, juegos y participantes pero, sobre todo, sintonía. Y, a diferencia de la televisora en la que había trabajado antes, ésta, llegaba a todos los rincones del país. El elenco artístico contenía presentadores, modelos, y bailarinas. Cada quien tenía su responsabilidad en la producción y, como quiera que las emisiones eran en vivo (o, como se dice ahora, en tiempo real), todos debíamos estar compenetrados con el trabajo de todos. Cristian Andrade, argentino igual que el productor, a quien yo conocía desde mis épocas de Radio Panamericana, hizo un excelente trabajo de coordinación. Su experiencia, merece resaltarse, estaba a la altura de ostentar el cargo de productor. Creo que los que trabajamos con Fernando y Cristian al mismo tiempo, fuimos afortunados.

En una de esas reuniones que hacíamos con frecuencia (me refiero a las de trabajo), Fernando anunció un nuevo paso en el programa. Se refería a la gira que el elenco empezaría a realizar en el interior, con los mismos juegos que mostrábamos diariamente en el set de "la esquina de la televisión", como se le conocía al Canal. Para muchos, fue una agradable noticia. Sobre todo, para quienes, a diferencia de Rocky y quien suscribe, no habían recorrido el país. Rocky, con su carrera de cantante, lo había hecho mientras no vivió en México.

Con Fantástico viajamos al norte, al sur y al oriente. En esa gira, a comparación de las anteriores, tuvimos diferentes experiencias. Como dijimos, no había música, o, por lo menos, la música no era el componente principal. Había, además, mucho elemento joven (y femenino), y, un alto porcentaje del grupo, tenía poca experiencia en viajes. Empero, eso, no fue óbice para pasarla tan bien, como en las anteriores.

El adiós de JL. Despedida con mariachi. Cumplíamos 300 programas.

En Tarapoto, en el departamento de San Martín, como en cada ciudad a la que llegamos, fuimos recibidos por público seguidor del programa que, por momentos, nos hacía sentir como Beatles. Katia, la imagen femenina del grupo, recibió flores en cada aeropuerto al que arribamos. En Tarapoto, todos recibimos flores. Aquella vez, el avión de regreso casi deja a Rocky y a quien suscribe, por haber estado conociendo la ciudad desde la noche anterior. Solo nos faltó meternos en los baños termales de Chazutayacu. Felizmente, todos llegamos a Lima, como se dice, sanos y salvos. Lo que casi no sucede cuando volvíamos de Arequipa.

Esa vez, el tiempo nos jugó una mala pasada y, estando cerca de aterrizar en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, luego de unos veinte minutos dando vueltas alrededor del mismo círculo, y de empezar a escuchar suspiros subidos de tono; el piloto, de pronto, decidió regresar al sur para aterrizar de emergencia en la base aérea de Pisco, a 242 kilómetros de la capital. Por ser ese territorio militar, no pudimos descender de la nave. (Ese es el mismo aeropuerto que años después, en 2000, recibiría al desgraciado de Vladimiro Montesinos cuando llegó de Panamá). En ese aeropuerto, no pudimos ni siquiera acercar nuestras narices a través de las ventanas, pues nos hicieron bajar las cortinas como medida de seguridad. Ya estaba oscuro. En Lima, entre tanto, los familiares habían sido notificados de la eventualidad y del inminente retraso de la tripulación. Durante varios minutos, mientras nos encontrábamos dando vueltas encima del mar sin encontrar respuesta, algunos, hasta a los que nos tocó aplacar los ánimos, recordamos, muy bien, lo sucedido tres años antes con el equipo de Alianza Lima.

El aumento de animadores en el elenco (lo que hizo que los minutos de cada uno al aire fueran en sentido contrario), me hizo dejar el programa. En mi última participación, obtuve fotos con bailarinas y modelos, y casi con todos los compañeros con los que había compartido grandes momentos. Fue la noche que Fantástico cumplía trescientas emisiones al aire. Y, sin querer, mi despedida fue con torta y con mariachi. Esa vez, la torta no fue de pecanas.


[TALENTVS]
En 1992, luego de un lapso de vivir seis meses en Ica dirigiendo Radio Efextos, me enfrasqué en una nueva gira. Sería la más larga y, por su carácter educativo, si se quiere, la de mayor responsabilidad.

En la Cámara de Comercio de Pucallpa. Seminario de Talentvs.

Era junio, y me había tocado iniciar una nueva temporada radial, gracias al consejo de Diana García de Palacios. Por tercera vez, había encallado en Radio Miraflores a la que, un tiempo antes, Diana también había vuelto. Esta vez, regresaba para conducir El Gusano Eléctrico.

Johnny López, el popular presentador de la televisión peruana, amén de su trabajo de disc jockey en Radio Studio 92, había fundado una institución artístico-educativa con el publicista Freddy Chirinos Peña. En 1992, Chirinos ya había dejado la barca en manos del reconocido comunicador. Fue así como encontré la invitación de integrarme al equipo de la
Asociación Talentvs, como socio y director ejecutivo, cargo que también desempeñaba López. Como quiera que la escuela quedaba en Miraflores, y tenía cierta experiencia en las aulas, opté por aceptar la propuesta. Además, las clases comenzaban a las seis de la tarde y encajaban perfectamente con el horario de El Gusano Eléctrico, que, a pocas cuadras, terminaba una hora antes.

Una de las primeras ideas que se nos ocurrió fue la de llevar las actividades de Talentvs al interior del país. Ahí, en donde, los amantes de la radio, no tenían muy a la mano cursos prácticos de locución y oratoria. Con el apoyo de la empresa privada, pudimos, si quiera, empezar a soñar con esta nueva actividad. Johnny, quien comenzó desde muy joven en la radio, y, desde el 31 de diciembre de 1980, incursionó con éxito en la televisión, conocía bien el territorio. Quien suscribe, en cambio, con las actividades que venía desarrollando en los últimos años, tenía los contactos necesarios en cada ciudad. Así que, uniendo esfuerzos, experiencias e ideales, nació nuestra gira nacional de "Locución, Animación y Oratoria". La cosa comenzó a rodar en Chancay, ciudad al norte de Lima, en la que tuvimos poca asistencia. Como en la mayoría de actividades, sabíamos que solo el tiempo nos iba a reconocer el trabajo. Y sucedió. Hubo ciudades en las que, muy pronto, tendríamos a más de cien personas asistiendo a un seminario. Y, en alguna otra, más de doscientos en un auditorio. Por lo general, nos presentábamos en salones de los municipios, como el caso de Huacho o Imperial; en alguna aula de universidad, como en la San Luis Gonzaga de Ica; o, como en Chanchamayo, en un restaurante campestre en las riberas del río. Todo local es bueno, cuando de compartir conocimientos se trata...

Un día, paradójicamente, decidimos trasladar los seminarios a la capital. Así, organizamos varios eventos para el público en general que quisiera participar de esa actividad educativa. En Lima, le agregamos un ingrediente: la participación de colegas que, al igual que nosotros, disfrutaban compartiendo sus conocimientos. Entre los muchos comunicadores que pasaron por las aulas de Talentvs estuvieron, Zenaida Solís, Hugo Salazar, Sammy Sadovnik, Gina Parker, Randy Calandra, Reynaldo Aragón Jr., Miguel Humberto Aguirre, Álamo Pérez Luna, Elsa Arana Freire, Oscar Díaz Moscoso, Juan Alberto Mata y
Rulli Rendo.

Compartiendo con Reynaldo Aragón Jr., Randy Calandra y algunos alumnos.

El 1 de junio, una semana antes de partir a California, con auditorio lleno, di mi última clase. Fue en nuestra oficina de Miraflores, en la calle Berlin.

Nada más agradable que compartir, con otros, los conocimientos que alguna vez, otros, compartieron con uno. Y la gira fue un éxito. No obstante, aún sigo sin definir cuál de todas fue la mejor. Cada una tuvo su encanto y fue realizada en diferente momento.

Javier Lishner
San Jose, California
15 de diciembre de 2006

NOTA RELACIONADA:
- LAS GIRAS A NIVEL NACIONAL (PARTE I)


10 comments:

Anonymous said...

Javier,

Me llamo Juan yo fuy al Maristas Promocion 34, soy primo de Javier Garces (vive en Concord, CA)si vez este mesaje mandame un e-mail juquiros@pacbell.net

Javier Lishner said...

Hola Juan:

Más tarde te enviaré un mensaje a tu correo directo. Javier fue uno de los mejores amigos de la época escolar. Tengo el mejor recuerdo de toda su familia en cuya casa siempre fui muy bien recibido.

Gracias por visitar el blog.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Tan interesantes son estas historias, pero mas interesantes -segun mi humilde parecer-, son "las historias detras de la historia"; recuerdas nuestro viaje de Ica a Chincha, con Johnny Lopez despues del curso que dieron en Ica... Fue extraordinario... Un abrazo

Javier Lishner said...

Hola Anónimous:

Por lo que escribes me imagino quién eres. Pero si comienzo a contar "las historias detrás de la historia" me quedaría sin dedos.

Gracias por visitar el blog y por el comentario.

JL

Anonymous said...

eso de las "historias detras de la historia" se proyecta interesante. javier: cuando te animas a contarlas?
podria contribuir

***

al juan ese que es primo del tal javier garces: se escribe "ves" ( te refieres a ver no?) y no "vez".

otra cosa:
talentvs todavia existe? sigue en actividad?

Javier Lishner said...

Amigo Anonymous:

¿Se imagina usted contar eso de "las historias detrás de la historia"? Ya no le dejaríamos nada a nuestros hijos para que investiguen ni a los periodistas... No, creo que no.

Además tendríamos que escribir casi la historia del "sexo, drogas y rock and roll". Y ese privilegio es mejor dejárselo a los Rolling Stones. Gracias.

JL

Ernesto said...

No se si era a mi mama o a mi hermana a quienes les gustaba el programa.

Me acuerdo que el elenco original era la entonces Katia Crovetti, Rocky, Franco y Fabiola Palomino (te olvidaste de esta ultima).

Creo que ya hablamos de las maquinas de afeitar y de los ternos... jiji

Preguntas: tu participacion ahi fue antes o despues del "Lado oscuro de la radio"?
Estuviste cuando la Teleton coincidio con el auge del programa y pedian donaciones a cambio de que algunos famosos se subieran al "potro salvaje"? Te llegaste a subir a el?

Javier Lishner said...

Hola Ernesto:

El elenco original lo formaron Rocky, Katia y Franco. El cuarto en ingresar, en enero del 90, fui yo y, la misma semana, ingresó Jean. Tiempo después, llegó Fabiola y, casi diez meses después de mi ingreso lo hizo Susan. Lo que vino después no me tocó vivirlo.

En cuanto al Lado Oscuro de la Radio en 1160, fue simultáneo. Estuve en Fantástico, 1160, el diario Expreso y la Revista AS Rock al mismo tiempo. Debo decir que eso es algo que Rocky solía resaltar al aire sin ningún tipo de recelo.

Y con respecto al potro, debo decirte que me subí solo una vez cuando llegó el otrora Pablito Ruiz y su "Malagueña". El motivo fue que su presentación causó tanto furor en la audiencia (dentro y fuera del estudio) que la única manera de que llamáramos la atención del público fue subiéndonos nosotros al potro. Fue solo así que el cantante pudo salir del canal sin mayores apremios. Algún día publicaré la foto de mi caída... jaja.

Un abrazo,

JL

aletono said...

Javier , la verdad que te leo de cuando en cuando, pero admiro tu memoria . la verdad que es muy entretenida me trae muchos recuerdos.. gratos porsupuesto!

te mando un fuerte abrazo

Alejandro Beck

Javier Lishner said...

Hola mi estimado Alex:

Qué gusto de verte por aquí. Eres uno de aquellos personajes que conocí antes de todo esto. Espero que te encuentres bien y poder seguir viéndote de vez en cuando por este espacio de Internet, sencillo pero honesto.

Un saludo a los Zavala, por si aún mantienes el contacto con ellos.

Recibe un fuerte abrazo,

JL

PD: Inolvidable el ingreso contigo al Orange Bowl en la van, la tarde misma del show de los Rolling Stones (gira Steel Wheels). Bueno, aunque después nos sacaron de las orejas... jaja.