Saturday, January 16, 2010

Mis sentimientos encontrados
EL DIAL, LOS HUACHAFOS Y EL ÚLTIMO BESO


Con el cierre de Telestereo, se va acabando una nueva etapa de la radio en el Perú. Su señal, en los 88.3 del dial limeño, dejó de salir hace dos noches, dando paso a una serie de hipótesis y conjeturas. Que si la radio ahora se llamará La Exitosa, que si pasará únicamente baladas (para hacerle competencia a Radio Ritmo) o que si será el grupo Capuñay el encargado de su administración. Alguien, incluso, se atrevió a decir que había escuchado que los mismos dueños, la familia González, iban a continuar con la dirección de la radio pero con otro formato, distinto al de adulto contemporáneo que caracterizó a Telestereo durante más de dos décadas. Todas, hasta hoy, solo teorías.

Diversidad es lo que necesita el dial limeño. Cuzco, 1993.

En 1980, Radio América, una de las clásicas emisoras del dial limeño, decidió reinventarse. Y lo hizo de la manera más inteligente llamando a sus filas a Diana García de Palacios. El pase de ese año, sería, a mi entender, el pase de la década. Nunca me hubiera podido imaginar la voz de Diana García en otra emisora que no fuera Radio Miraflores o América Televisión, donde casi desde que tuve uso de razón fue la voz comercial deportiva. Acaso una de las primeras en Latinoamérica toda, donde aún, el rol de la mujer, era paralelo al fútbol y sus demás vertientes. Pero un día, la cercanía de Diana a la entidad de Montero Rosas, hizo que se fuera con su música a otra parte. Y muy pronto, su voz comenzó a escucharse por los 94.1 del dial, rebautizada como la "FF", la Frecuencia Fina.

Diana, que, muy aparte de ser una gran profesional, siempre fue buena amiga, no se fue sola. Y, de la misma Radio Miraflores, se llevó de la mano al disc jockey Salvador González, conocido con el sobrenombre de "Speedy", y, con él, a dos de los técnicos más eficientes y experimentados: José "Chepito" Ríos Peñafiel y Raúl "el Chato" Rosales. El elenco de Radio Miraflores se quedó con nombres como los de Perico Durán, Beto Cruz, Gerardo Manuel, Liliana Sugobono, Hugo Salazar, Jorge Henderson y Johnny López, entre otros. A mediados de año, la gerencia decidió encargar a Enrique Llamosas, otro de sus puntales, a promover un concurso de nuevas voces. Por su lado, Diana comenzaba a captar sintonía cada mañana con su clásico Tú, Yo y mis Discos, esta vez, por Radio América.

"El último beso" - LOS DOLTONS.

Buenos días, día, fue el nombre del matutino espacio transmitido diariamente desde los 101.1 de la FM. Me tocó conducirlo durante casi todo el tiempo que pertenecí a Radio Panamericana, entre el 83 y el 85. Una mañana, tuve la genial idea de desenpolvar un disco que, amén de haber sido muy popular en su tiempo, era también peruano (aunque de autor extranjero). Se llamaba "El último beso". Y sus intérpretes, Los Doltons. A ellos los había escuchado casi desde la primera vez que empecé a oír música, seguramente, en el programa que Nelly Mendívil, desde Radio Miraflores, transmitía pasado el mediodía. Se llamaba La Juventud peruana canta... Con esa pasión que una década después me tocó aprender directamente de Nelly, decidí lanzar al aire a Los Doltons en Panamericana. Pero comenzada la canción, una mano me lo prohibió por ser tan huachafo. Y aunque literalmente tuvimos que sacarlo del aire, con pena más que con rabia, solo me quedó sonreír. Me habían llamado huachafo.

En agosto de 1980, la gerencia de Radio Miraflores, finalmente, decidió hacer pública la relación de finalistas de su concurso, entre los que estuvieron, Jorge Muñiz, Randy Calandra, Gustavo Pacheco, Mónica Rodrigo, Vicky Obregón (que en paz descanse), Henry Venegas y un servidor. Y me tocó a mí llenar el matutino vacío que un par de meses antes había dejado Speedy en la FM. No obstante, fue una historia la que me identificó un poco más con él. Al menos, al principio. Raphael, el divo español, había llegado a Lima. Como de costumbre, la disquera le había organizado una rueda de prensa. Podría decir que fue en el Hotel Country de San Isidro, aunque no estoy cien por ciento seguro. Lo cierto es que cuando llegué, acompañado de algunos de mis nuevos colegas, una dama cuyo nombre jamás podría olvidar, piurana por excelencia, gritó: "¡Speeeeeeedy!". Y, yo, que ya conocía el paso de Speeeeeeedy por la radio, por compromiso, solo atiné a voltear, como para ver si mi colega estaba por allí, cerca a mí. Pero, como me lo imaginé desde que escuché el alarido en frente mío, la dama se había equivocado de voz, de labios, de ojos, de todo. En cuestión de segundos, al pobre Speedy le habían bajado algunos centímetros de estatura y le habían alargado la nariz. ¡Qué tal roche!... el mío.

El huachafo y sus seguidores. Lima, 1988.

Mi primer programa oficial de radio en la FM de Miraflores, enclavada en los 96.1 del dial, fue el 3 de septiembre de 1980. Fue entre las 10:00 a.m. y la 1:00 p.m. Se llamó Reunión Acústica, y utilizaba como característica musical un extracto del Viaje al centro de la tierra, de Rick Wakeman. A los pocos meses, mientras la familia no terminaba de convencerse de mi labor en la radio, me consiguieron un puesto en Seguros El Sol. Así que, allí, de la noche a la mañana, el nuevo disc jockey tuvo que dejar su matutino espacio para ponerse saco y corbata, y trabajar en una oficina. Como se dice, estuve a punto de tirar todo por la borda. Sobre todo, cuando el gerente me dijo: "Te va a ir muy bien en Seguros. Tienes todas las cualidades...". Pero el bichito pudo más y, con el consejo y las sugerencias de varios de mis colegas, me movieron a las noches. Entonces, Reunión Acústica, de la mañana pasó a la noche, exactamente después de La Hora Pirata, que conducía Gerardo Manuel. Cuando sucedió el asesinato de John Lennon en diciembre de ese año, por ejemplo, me encontró trabajando en ese turno. Hasta que un día, mientras andaba en pleno programa, recibí una inesperada llamada de la gerencia.

Jaime Delgado Aparicio era uno de los más connotados músicos peruanos de entonces. Se había hecho popular en un sector de la juventud peruana luego de dirigir a Black Sugar, una banda de fusión, y también como director de su propio proyecto, la Orquesta Contemporánea. En su llamada, el director gerente de la radio me pidió que terminando mi programa, que iba de 9:00 p.m. a 11:00 p.m., me quedara unos minutos más para hacerle la presentación y darle la bienvenida a un nuevo espacio. Se trataba de Maestra Vida, bajo la conducción de Luis Delgado Aparicio, hermano de Jaime. Esa fue la primera vez que, ante la sorpresa de muchos, una radio en el Perú lanzaba salsa en la FM. Pero, antes de que la radio se volviera salsera, el conductor prefirió trasladar su pasión y conocimiento a otra emisora. Y Miraflores nunca se convirtió en salsera. Ni huachafa.

El huachafo y su cámara backstage. Coachella Festival, 2001.

Un par de años después, mientras empezaba a poblarse el aún tranquilo dial limeño, en los 93.1, nació Super FM. Su programación atrajo a muchos oyentes desde que empezó a emitir la música que casi nadie tocaba. New wave y new romantic que le llamaban. En 1982, la emisora se empezaba a posicionar como una nueva alternativa a las radios populares como Panamericana y 1160, y de la mismísima y rockera Doble Nueve (Studio 92 aún no existía). Para un sector de la audiencia, fue la radio perfecta. Buena selección musical, pocos comerciales, canciones actuales y diferentes, y un selecto elenco de disc jockeys (que no eran huachafos). Y, además, aunque pequeña, con las más hermosas oficinas que, hasta ese entonces, jamás hubiere tenido una radio en el Perú. Un año después, tras mi primer desencanto con Miraflores, en marzo de 1983, fui a conversar con ellos. Me aceptaron. Pero, en el último minuto, cuando la movida ya estaba por ser consumada -y yo andaba tomando el colectivo que por la avenida Arequipa me conduciría hasta sus oficinas en Santa Beatriz-, otra mano impidió el pase. Y me quedé literalemente en la calle. Fue después que ingresé a Panamericana (para convetirme en huachafo). Super FM no duraría tanto con esa programación. Terminó por convertirse en Radio Ritmo e identificarse con las baladas en español.

Hace poco más de una semana, en este mismo espacio, compartimos opiniones sobre la defunción de Radio Z Rock & Pop; la que, para todos, era una de las pocas emisoras de pop-rock que quedaban en la FM limeña. Yo, que no la vi nacer por no residir en ese momento en Perú, supe rápidamente de ella. Y es que tuvo entre sus disc jockeys, a algunos de los de mi generación. Entre ellos, Juan Carlos Hurtado, Randy Calandra y Coco Valderrama. Con Coco nunca compartí labores, con Randy solo unas semanas en 1980 y, con Juan Carlos, unos meses en el 86. Pero los tres, destacados profesionales. Justamente, Randy y Coco, no hace mucho, habían regresado para encargarse de la programación. Hasta que llegó Capuñay y le cambió el ritmo a su historia.



"Lárgate" - Hermanos Yaipén.


A través de los años, en la FM limeña, ha habido muchos cambios abruptos. El de Super FM, en su tiempo, fue escandaloso. Pero así es la vida, al menos, la que nos ha tocado vivir. Sin ir muy lejos, una vez, la muy culta Radio Stereo Lima 100 estuvo a punto de convertirse en rockera. Cuando Diana García, Lucho Argüelles, Johnny López, Sammy Sadovnik y quien suscribe, anduvimos tratando de conseguir la señal de manos de su inolvidable dueño, el señor Richard Ajello. Pero no se pudo. Y entonces, diametralmente opuesto a lo que pasa hoy en Telestereo, los cultos oyentes de aquella radio, se hubieran quejado de los huachafos como Javier Lishner.

Mientras tanto, hoy, mi recordada Panamericana, en donde hidalgamente me formé como huachafo, transmite entre otras, por ejemplo, "Lárgate" de los Hermanos Yaipén, tan peruanos como los Doltons, aunque seguramente no tan huachafos como ellos. Un día, estando en Seattle, quise contarle la historia a Mike McCready, guitarrista de Pearl Jam, cuyo grupo, aunque 30 años después, había hecho "El último beso". Pero a última hora, estando en frente de él, me dio vergüenza.

Javier Lishner
Santa Clara, California
16 de enero de 2010

27 comments:

Ernesto said...

Para comentar que la transicion a Ritmo de Super FM no fue directa, si mal no me acuerdo a fines de 1986 se anuncio que en adelante solo pasarian musica peruana, y asi fue, recuerdo que hacian un mix de criollos, huayno y chicha (version andina, no norteña), creo que el experimento duro buena parte del 87.

Ritmo.... eso es otra historia y quien estuvo metida en eso fue tu colega Sonia Freundt (¿88/89?), y si mal no recuerdo lo de "romantica" vino despues. De lo unico que estoy seguro es que ese lanzamiento fue despues de que Canal 33 pasara al 13.

Hablando de radios que ya fueron, hubo otra "Radio Uno" (unicamente) que estaba al final del dial, la cual saco "la mejor mejor" en alusion directisima a Panamericana, creo que no pasaron del 90, pero intentaron una fuerte campaña en el verano del 89.

Por cierto.... quien nunca tuvo reparos en tocar El ultimo beso fue Studio 92, aun antes de los cambios que empezaron el 93. Y para rematarla, cuando Doble Nueve lanzo Last Kiss, uno de los locutores dijo "una cancion original de los Doltons", lo cual sirvio para que se rian de el en el ranking de ese año.

Anonymous said...

Hola Javier:
"El último beso" de Los Doltons, fue la primera canción que aprendí, a mi madre no le gustaba que yo la cantara... jajaja decia que el tema no era adapto a mi edad, que año seria 66, 67??? mis hermanos han sido super musicales y en casa siempre habia una radio prendida. Que pena lo que esta sucediendo en Peru... en fin esperemos tiempos mejores...
Rossana

William MR said...

Super FM luego de tocar Musica peruana tocó Salsa, luego de eso se convirtió en Ritmo.
Otra radio con cambios radicales fue America, luego de la salida de la Sra. Diana Garcia dejo de transmitir, reapareció como parte de Emisoras Peruanas tocando Pop/Rock por poco tiempo, luego volvió a Montero Rosas tocando Salsa bajo el mando de Jaime Delgado Aparicio, hasta que se volvió Pop/ Rock a finales del 93 hasta hace unos año que fue comprada por el Grupo RPP y convertida en La Mega.
El 107.7 no se si empezó con Radio Uno, pero luego se convirtió en Salsera bajo el mando de Koko Giles, hasta que se convirtió en Radio Planeta, que luego de Doble Nueve es la única que toca solo Musica en Ingles
Y para terminar 1160, que luego de ser Pop/Rock y Mix pasó Noticias y Baladas en Español hasta convertirse en Onda Cero que con un inicio Pop Rock pasa ahora Cumbia

Anonymous said...

Hola Javier:
creo que hablar de la muerte por cancer de la radio limeña se veía venir.

Bueno, solamente quisiera saber aquella foto donde tu apareces en 1987 ante un público: es de una Mas Mas?
De una gira en provincias?
Una foto muy muy interesante.

Un abrazo!
HEL de Los Olivos

Anonymous said...

Hola Javier,
creo que la cuestión va por el lado social y también política.

Desafortunadamente , Lima esta copado de conos (donde incluyo a Los Olivos) de gente sin (o con pobre) educación y con la facilidad de aceptación como la música provinciana, el regetton y otros géneros "fácil de escuchar".

Y en verdad, aquella música fácil de escuchar tiene abrumadora acogida en los conos, el paraíso de las polladas, frejoladas,etc...

Así que tales como negocio, tienen que seguir como negocio aunque no sean un negocio en realidad.

El amigo Miguel, asoció tales caídas como Z-RockAndPop como una jugada política de cara a las elecciones presidenciales el 2011. Muy interesante.

Lo de Telestereo, casi en simultáneo, dice que hablar también (la gente tampoco es tonta)
pero me pregunto: cuáles son los intereses detrás?

Va desaparecer algún día Doble Nueve?

Un abrazo
HEL de Los Olivos

Javier Lishner said...

Hola Ernesto:

Gracias por agregar información a la nota. No hay nada mejor que recordar algún evento para que de pie a que otros continúen el cuento. Es la mejor manera de dejar información a las generaciones que nos siguen.

En cuanto a Radio Ritmo debo decir que, durante muy poquito tiempo (creo que mientras anduve con ese programa de fin de semana que tú y creo que nadie más recuerda en Radio 1160, que se llamó "El lado oscuro de la radio"), fui su gerente de relaciones públicas. Pero eso fue muy efímero.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

66, 67??? Oooops!!! Entonces debo haber cometido un error al decir que yo la escuchaba en el programa de Nelly Mendívil... jajaja. En esos años yo recién sabía decir agú, agú.

Saluti con mucho humor!

JL

Javier Lishner said...

Hola William MR:

Al igual que a Ernesto, gracias por tu aporte a la nota. Solo un pequeño lapsus, debiste haber querido escribir Lucho Delgado Aparicio en vez de Jaime. Porque Jaime falleció en 1983 y el salsero por excelencia fue siempre el doctor Saravá.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Hel:

Gracias por la pregunta. Eso me hace aclarar lo que siempre pensé: que era Chimbote. Hoy, mientras la desempolvaba para publicarla en el artículo, llegué a la conclusión de que fue en Lima. Fue un evento realizado en marzo del 88 en el Campo de Marte, organizado por Canal 7 de televisión.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hel:

Claro que estoy de acuerdo contigo. La cosa es mucho más profunda que el tipo de musiquita que toque tal o cual radio. Toda esta vaina no es nueva. Pero, según he leído de muchos visitantes al blog, el que se encargó del transplante fue Fujimori. Con toda la corrupción que hubo en su gobierno, comprando papel y aire con el dinero del Estado, los medios se fueron al cacho.

En cuanto al comentario del amigo Miguel, es bueno aclarar que es justamente con eso con lo que termina mi artículo. Y honestamente lo creo. En esto nadie invierte si no sabe que va a ganar dinero. A estas alturas, se acabó la pasión. Todo es el vil dinero. Ya ves a las grandes y cultas familias, peleándose públicamente por cinco soles. Claro, los Tudela tienen mucho más que eso.

Y ahora con las elecciones ad portas, el sencillo ya debe estar empezando a sonar en los oídos de estos mercaderes de las comunicaciones.

Un abrazo,

JL

William MR said...

Si, Javier L., fue un lapsus, quise referirme al Dr. Luis Delgado Aparicio.
Sobre la opinión de Hel, no entiendo porque relacionar el nivel cultural con el gusto por determinados géneros musicales?
Personalmente no me considero más o menos culto que personas que viven en los mal llamados "conos", simplemente tenemos gustos distintos y crecimos escuchando otra música.

Miguel Villamizar said...

Hola Hel
Cuáles son lo intereses detrás de todo esto? No sé si estuviste en el Perú entre 1997 y el 2001. Bueno ya en el 97 cuando Fujimori empezaba a fabricar su re-reelección , salió está señora Medina (empleada del gobierno de fujimori y de los de turno) a bajarse el calzón bailando una "technocumbia" en vivo y en directo en horario estelar. Era la época gloriosa de Laura Bozzo, de los Talk Shows y de la technocumbia. Asi en el 98 esta "musiquita" invadió las radios, la televisión, los noticieros y todo lo que se le encuentre en el camino. "Los nuevos idolos" de la juventud grababan discos casi a diario, creo que fue la "época de oro" de producción discográfica nacional. Discos de artistas nacionales a 10 soles y en otros casos comprando el periódico de tu preferencia más tres soles te llevabas el disco de tu artista preferido, y lo más sorprendente ES QUE EL DISCO ERA ORIGINAL. Fué la invasión más grande de un género musical en las radios. Hasta el "siqui siqui" fué la más más del 2000. La technocumbia estaba en toda su gloria. Salió el "Ritmo del Chino" y si no fue la más más de Panamericana es porque seguro falló su sala de computo. Pero cuando se destapo la corrupción del dictador Fujimori a fines del 2000 pero todavia se mantenía en el poder le dieron más duro a la technocumbia. Sin embargo nadie contaba que este corrupto se iba a ir del país e iba a renunciar nada menos que a la presidencia de la republica por fax-producido este hecho-, en un hecho sin precedentes que yo recuerde, la technocumbia desaparecio de las radios. Sencillamente desapareció no dejo huella. Las radios giraron otras mutaron y aqui no paso nada. Para Mayo del 2001 era como que la technocumbia nunca existió. Ya para el 2001 empezaban a formarse las famosas corporaciones. Lo demás ya es historia última. No se si me deje entender amigo Hel saca tus conclusiones. Te cuento Alan casi todas las mañanas habla por RPP con su "amigo" Raúl Vargas. En sus inaguraciones ahora se presenta libando cerveza agarrando su botella pasandola a los ministros, secando el vaso ahí en el escenario. Organiza fiestas en la Plaza de Armas donde "regala" cerveza. Sabes a ritmo de que música. Adivinaste.

Un abrazo a todos.

Javier Lishner said...

Sí, amigo Miguel. Alan García jamás debió haber sido reelecto.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola William MR:

Yo sí soy tajante cuando alguien critica otro género que no sea el suyo. Creo que aquí algunos aún no se dan cuenta que la cuestión está en la decisión de las empresas o propietarios de las emisoras.

Negar que exista o subsita otro género, no es pluralidad. Eso no es tolerancia. Eso no es diversidad. Hay que aprender a convivir. Y si hay que defender lo de uno, hay que defenderlo. Pero no echándole la culpa a los otros por los errores que uno pueda haber cometido. En esto, puede que haya habido errores de los que han manejado el rock en las radios, muy aparte de si falta educación o no.

Miguel Ríos cantaba, "el rock no tiene la culpa". Yo diría, la música no tiene la culpa. Ahora si me van a decir que tal o cual ritmo no es música, entonces prefiero dejarlo allí y mostrarles las fotos de mi visita al zoológico.

Un abrazo,

JL

Ernesto said...

Javier, es cierto, los generos no tienen la culpa, habia bandas cumbia muy serias como Caña Brava o los mismo Shapis y Viko en su momento, los cuales ocupaban un respetable segmento en el mercado en los tiempos de gloria que tuvo Radio Inca.

El problema viene con los usos manipulados que se le da al genero, como recuerda Miguel era cosa de todos los dias ver grupetes de pelo teñido, armados precipitadamente via casting, tomar por asalto todos los espacios en la television, y como se dice en España aquellos polvos trajeron estos lodos.

Inquietud por alternativas siempre hubo recuerdo que entre el 92 y 93 era muy comun escuchar en las fiestas los ecos de la "movida de Valencia" y el "bakalao" con artistas como Chimo Bayo, Terra Wan los Makina Total.... eso casi no reboto a las radios (salvo Chimo y Ramirez) pero formo parte de las fiestas en esa epoca. El detalle es que asi como ahora no hay ganas de canalizar comercialmente esas inquietudes.

Javier Lishner said...

Hola Ernesto:

Cuando escribes que tomaban por asalto todos los espacios en la televisión, justamente volvemos al problema principal que no es la música sino los medios.

Porque si el rock hubiera sido el que tomaba por asalto todos los espacios en la televisión, no hubiera piteadera.

No quiero que me malinterpretes. A mí me gusta el rock. Pero antes que fanático trato de ser una persona justa. El gusto es personal. Cuando uno quiere imponer su gusto sobre los demás, entonces comienzan las confusiones, las broncas, las guerras.

Y eso es lo que deberíamos tratar de evitar.

Un abrazo,

JL

Anonymous said...

Hola Javier:

Pienso que actualmente las grandes marcas prefieren anunciar en las corporaciones o grupos radiales porque obviamente tienen un costo de inversión más bajo porque la publicidad se vende en paquete a diferencia de comprar avisos en radios independientes como lo era telestereo.

La radio es un negocio y por ende debe adecuarse a los tiempos. Telestereo no supo como empresa afrontar los momentos actuales. Seguía con los mismos esquemas de los 80`s cuando el público era distinto. La dinámica radial nunca debe dejar de renovarse. Incluso las cuñas eran las mismas de hace años. La música era buena pero la "envoltura" no mejoraba.

Otro error que he podido percibir es que hay dueños de emisoras independientes que esperan que los anunciadores lleguen caídos del cielo. Sino invierten en sus radios cómo van a recibir réditos. Es difícil, no creen.

Efectivamente como Javier Vásquez dice, cualquiera de nosotros pondría una radio que con el género musical que le gusta a la mayoría porque sería un negocio redondo pero si ponemos eso y por otro lado, no tenemos un buen departamento de ventas. La radio se iría a la quiebra.

Por ejemplo, recuerdo que antes de Zeta rock and pop, intentaron lanzar una radio llamada Sabor Mix, la cual todos “disque” escuchaban pero no tenían publicidad. La radio cerró y dio pase a lo mejor de los 80’s.

En resumen, son varios creo los factores de que depende el éxito de una radio y no creo que sea tanto el formato o género musical que difunda sino la experiencia o la creatividad de la gente que lo lleve adelante. Obviamente la actitud y aptitud del empresario es fundamental.

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Lo que comentas es lo que creo que le pasó en Lima, por ejemplo, a Radio Miraflores. Una radio que era la número uno se fue yendo hasta desaparecer de la lista. Porque, como bien señalas, nunca se adecuó a los tiempos. No hubo entrenamiento de personal, no hubo mejoras técnicas, en resumen, no hubo inversión. Ni en el aspecto humano ni en el aspecto técnico.

Pienso -creo que al igual que tú-, que no es solamente el género lo que hace que una radio sea exitosa. El género, lo único que hace es hacerle la vida más fácil a los cuatro títeres que trabajan para la empresa. Pero tampoco les asegura el éxito (caso de la radio que tú mencionas. Creo que fue Sabor Mix).

Me parece que puntualizas muy bien cuando escribes: "son varios los factores de que depende el éxito de una radio y no creo que sea tanto el formato o género musical que difunda sino la experiencia o la creatividad de la gente que lo lleve adelante".

El tema es largo.

Un abrazo,

JL

Luis Guadalupe said...

Hola Javier. Muy bueno tu post.

Muy cierto, son muchos los factores y las épocas actuales son muy distintas a las vividas hace 20 o 30 años.

La pluralidad siempre debe existir y cada género dirigido a su sector de oyentes. Pero no monopolizar, sea del género musical que fuere, porque eso es abuso e imposición.

Un fuerte abrazo.

LUCHO

Duda said...

en los 70s y 80 s atalaya , panamericana,1160 corrian solas como el conejo despues las tortugas las alcanzaron .
el rock vende yo compre varios Lp
ahora en un CD por un dolar te viene la coleccion completa de los rolling

Anonymous said...

Veía hace un rato a las "Oh Diosas" quienes, en una de sus secuencias, presentaban a unos niños bien como los que poblaban antes la TV, y antes la radio con sus gustos musicales. Ahora estos niñatos están en el cable que se ve en los balnearios de "Asia", pues ya no están en la TV de señal abierta, ni en la radio, sea de AM o FM. Pero los niñatos no venden nada, y ahora la publicidad en medios se vende en paquete y para cada vez más amplios sectores. En un tiempo, como siga así la cosa, esos niñatos, mediáticamente, habrán sido...

Lo de "Telestereo": Dicen que fue un tema de "management" y de "marketing", que no supieron, ni reinventarse, ni vender sus espacios a la publicidad ("Dai Ichi Motors", "Tomiko Spa" o el estudio "Jorge Castro Castro" eran sus anunciantes, ya no estaban las grandes corporaciones ni las transnacionales anunciando ahí, que son las del billete).

A degüello tocan, dicen que la siguiente será "Doblenueve"... pero, insisto, si bien puede haber marketing de publicidad en bloque y necesidad desesperada para que la gente consuma, los que más consumen son los que no escuchan chicha, technocumbia (¿existe?), cumbia, salsa, reggaeton, "perreo" o a "Los Chistosos". Sólo se trata de generar estrategias marketeras apropiadas, hacer que la radio de esos formatos funcione como negocio, cosa que se puede.... o, en su defecto, esperar a que los consumidores se asocien, pero esto último en el Perú está bien verde que ocurra.

Gregorio Huaroto

Anonymous said...

Y como los más, yo también lamento la partida de esta señal emblemática, que me acompañaba en el auto mientras manejaba como segunda opción (la primera es "Doblenueve"). Ojalá quien la haya comprado la mantenga en su formato... negociando en bloque paquetes publicitarios. A lo mejor anunciará ahí "Interbank" o "Inca Kola", pero eso no importa, lo importante será seguir escuchando "Sólo Hits", o a Manie Rey...

Duda said...

solo falta que radiopatrulla lo compren tambien las corporaciones

Ernesto said...

Correcto Javier, no hubiera sido justo tampoco el imponer el rock copando el dial, como tampoco lo era relegar los programas folkloricos a las 5 o 6 de la mañana en los medios estatales.

El caso es que asi se dio, la herramienta fue la cumbia, y dio el punto de partida a un circulo vicioso al cual no hay animos de romper, sino mas bien resignacion para unirse a el.

Y ese circulo vicioso trae eso, la reduccion de los espacios no-mainstream y la perdida de diversidad.

Luis said...

Esa anecdota de elultimo beso es buenasa,y esa otra que la presentaron como original de Los Doltons mejor aun,de joven tambien crei que ellos eran los compositores originales,despues ya conoci la historia,aunque tambien me entere que la cancion se baso en otra cancion de los 50 Laura y Tommy creo que se llama,cuya historia tambien tiene que ver con autos,accidentes y final de tragedia,y en cuanto a lo de ser huachafo te dire que es ya casi un patrimonio cultural de nuestro querido pais,no vaya ser que eso tampoco sea peruano.
Me llama la atemcion que eso te pasara en Pana,recuerdo que en los programas de Sammy y en el de Jhonny se escuchaba baladas en español como las de Basilio,Bertin Osborne,Angela carrasco y otros.
Luis de jesus maria
Luis de jesus maria

Josie-Josefina said...
This comment has been removed by the author.
Josie-Josefina said...

Es un hecho que tu director en Panamericana se mantenía con un estilo de música y seguramente denominaba al tema que ibas a poner(El último beso)de ese modo, sencillamente por que la cantaban peruanos,pero si el tema lo presentabas en Inglés?? Sabemos que la mayoría de Peruanos y sus canciones no eran muy apreciados en aquel entonces y solo eras muy fino si escuchabas o mostrabas al público algunos artistas extranjeros...Felízmente esa idea va pasando y se aprecia a quien realmente lo merece. Hay temas que los artistas peruanos los interpretan muy bien y también hay las que prefieres cambiar de emisora...lo mismo sucede con los internacionales,la época es diferente y la anécdota que te sucedió cuando joven y te llamaron "huachafo" nos recuerda que nunca debemos decir "DE ESA AGUA NO BEBERÉ"...(caso Radio panamer...)