Wednesday, October 08, 2008

¡QUÉ TAL TURRÓN!

La avenida Tacna es una de las principales calles del centro de Lima. Octubre es un mes especial en todo el Perú. Se le llama el mes morado y su tradición tiene que ver con una festividad católica de esas que, a pesar del avance de la ciencia y la tecnología, no pasan de moda. Se denomina también el mes del Señor de los Milagros. Y, algunos días, el Señor de los Milagros, sale en andas a pasear por las calles sin importar la basura, los olores, los orines o alguna rata que se le cruce en el camino. El turrón, por su parte, es uno de esos dulces muy representativos de la capital que, por lo general, se prepara en octubre. Consta de una suave masa cubierta con miel de frutas y adornada con coloridos confetis.


Hoy, en esa arteria de la capital, manos de todos los colores (todos con guantes iguales para no discriminar) hicieron posible un turrón de 161 metros de longitud. El evento fue organizado por el Municipio de Lima, una de cuyas funcionarias afirmó que solo habían calculado llegar a los 120 metros. Lo interesante de esta dulce actividad fue que en su confección colaboraron ocho empresas locales que diariamente compiten en el mercado. Esta vez, para lograr esa gigante obra de 3.500 kilos de peso, unieron esfuerzos y experiencia. Al final, luego de la medición del producto, se cortó en pedacitos y se repartió gratuitmente entre los asistentes. Bravo muchachos.

Mientras allí todo era dulce y alegre, en algún otro lado del país, Rómulo León Alegría, seguía escapando de la Policía y de la Justicia. ¡Oh, Señor! Porqué no nos haces el milagro de encontrar a esta rata.

Javier Lishner
Santa Clara, California
8 de octubre de 2008

2 comments:

Hector said...

Hola Javier:
Oye que el Señor de los Milagros no sale todos los días, sino solo el 18, 19 y 28, imagínate cargar esa anda todo los días los pobres hermanos terminarían con unas hernias..... jajajaja
muchos saludos
Héctor

Javier Lishner said...

Hola Héctor:

Tienes razón. Imagíante si salieran todos los días, hubieran tenido que hacer el turrón diez veces más largo.

Gracias por el dato.

Saludos,

JL