Sunday, October 19, 2008

NEIL YOUNG: Ámelo u ódielo

Con este título, recuerdo haber leído una nota en la antigua revista Pelo de Argentina, seguramente de mediados de los setenta, que aún debe conservar mi ex-compañero de aula y de radio, Hugo Salazar, en Lima, a quien le heredé esos documentos antes de viajar a California. Una de ellas, de 1971, comentaba de la aún reciente desaparición del guitarrista Jimi Hendrix. Ese mismo año, el canadiense Neil Young andaba de gira presentando After the Gold Rush, su tercer disco, lanzado el año anterior que, por esas coincidencias que tiene la historia, apareció en los Estados Unidos, el 19 de septiembre, un día después de la muerte de Hendrix.



La gira en cuestión se llamó Journey Through the Past. En ella, el cantautor canadiense incluyó algunos de los títulos que ofrecería su siguiente disco, el que titularía Harvest. Este, lanzado a principios del 72, se convirtió en el mejor de los que había hecho hasta entonces, incluídos los realizados con the Buffalo Springfield, y solo comparado al Déjà Vu que había grabado con Crosby, Stills & Nash. Uno de sus temas, de título "Heart of Gold", llegó rápidamente a número uno. Fue durante la semana del 18 de marzo, mientras Young tenía 26 años de edad.

I want to live, I want to give
I've been a miner for a heart of gold.
It's these expressions I never give
That keeps me searching for a heart of gold
And I'm getting old.
Keeps me searching for a heart of gold
And I'm getting old.

I've been to Hollywood, I've been to Redwood
I crossed the ocean for a heart of gold
I've been in my mind, it's such a fine line
That keeps me searching for a heart of gold
And I'm getting old.
Keeps me searching for a heart of gold
And I'm getting old.

Keep me searching for a heart of gold
You keep me searching and I'm growing old.
I've been a miner for a heart of gold.
Keep me searching for a heart of gold.

En el Perú de aquellos tiempos, el disco, a pesar de haberse tocado en las principales emisoras de música juvenil como Atalaya y Miraflores, nunca fue impreso localmente, por lo menos en su versión simple, que en aquellos días se hacía llamar de 45. Detrás de "Heart of Gold", hubo otros que poco a poco se fueron volviendo clásicos; entre ellos, "Old Man" y "The Needle and the Damage Done". Harvest se convirtió, a la postre, en el disco más solicitado en la larga carrera de Young. Fue coproducido con Jack Nitzsche, quien había logrado fama trabajando con Phil Spector, y grabando en algunos de los sesenteros discos de los Rolling Stones. Fue justamente Nitzsche quien les presentó a Ry Cooder, el guitarrista que los acompañó (a los Stones) en algunas placas como Let it Bleed y Sticky Fingers. Pero esa es otra historia...

En Harvest, el cuarto disco solista de Neil Young, participó the Stray Gators, el grupo de acompañamiento que él mismo acababa de formar. También lo acompañaron otros como James Taylor, Linda Ronstadt y sus camaradas Graham Nash, Stephen Stills y David Crosby.


Hace treinta y siete años, Neil Young cantaba en "Heart of Gold": ... And I'm getting old. Este fin de semana estará liderando el Bridge School Benefit, aquisito nomás, en el Shoreline Amphitheatre de Mountain View, a diez minutos de casa. Hace unas horas actuó en el Pengrowth Saddledome de Calgary, en Alberta, y, en tres semanas, estará cumpliendo sus primeros 63.

No hay nada de qué odiarlo, amén de que de vez en cuando siga cantando "Heart of Gold" y la cantaleta de que se está volviendo viejo. Señor Young, aunque sea alguna vez hágale honor a su apellido pues.


Javier Lishner
Santa Clara, California
19 de octubre de 2008

2 comments:

Javier Moreno said...

Neil Young? Viejo? Nunca. Un roquero completo, de cabo a rabo, siempre tocando lo que le da la gana y para remate guitarrista conchudo porque no es un virtuoso pero igual le mete el queso a su guitarra y se manda unos solos que no acaban nunca, como "Cowgirl In the Sand." Disco tras disco, Neil Young demuestra que su navaja nunca ha perdido el filo. El 90 sacó "Ragged Glory" con Crazy Horse y fue ahí cuando lo descubrí. Lo imaginaba un roquero duro, de garage, y eso que para esa época yo nunca había escuchado el "Harvest," el cual descubrí un par de años después cuando Young lanzó la secuela del mismo "Harvest Moon." No le he perdido el rastro hasta ahora. Lo último que he leído de él es que va a lanzar toda su discografía en Blu-Ray DVD para que la gente alucine con "Southern Man" en la máxima calidad posible.

Mi causa.

Javier Lishner said...

Hola Javier:

Me agradó eso de "siempre tocando lo que le da la gana". Hay una historia que dice que tras el éxito de "Heart of Gold", Neil Young se dedicó a hacer lo que verdaderamente le dio la gana. Por supuesto, en contra de la casa discográfica (Reprise), que solo esperó número uno como "Heart of Gold", lo cual por supuesto nunca más llegó. Neil fue feliz y Reprise, no. En 1980 termina el contrato (de un disco al año) y Young se mueve a Geffen. recuerdo el último disco para el sello reprise que se llamó Hawk and Doves. Algunos temas de ese disco -que llegó importado a Radio Miraflores- fueron tocados en un programa especial que yo conducía los domingos en la noche llamado Lo mejor en Folk y Country.

Del Harvest Moon, también me has hecho recordar que el tema proncipal fue uno de mis favoritos en El Gusano Eléctrico, el último programa que conduje en Lima, coincidentemente, también en Radio Miraflores.

Después de los Stones, creo que Neil Young es el artista que más veces he visto en vivo. O, tal vez, más que Mick & Co.

Ahora, solo esperar su discografía en Blu-Ray DVD.

Un abrazo,

JL