Monday, November 12, 2007

EL REY Y SUS BEMOLES

Juan Carlos de Borbón, el Rey de España.

A través de mi carrera he podido conocer reyes, pero ninguno tan encrespado y malhumorado como este de España que llega a tierras americanas y, en plena reunión de mandatarios iberoamericanos en Santiago de Chile, manda a callar a uno, el más hablador. Y ni si quiera es mandatario.


Dos reyes: Rulli Rendo (El Rey del Toque) con "Cachirulo" (Rodolfo Rey) en programa juvenil de TV.

[RULLI RENDO] Julio Edgardo Barrera Larriega, comenzó su carrera en 1964 en los predios de Discos El Virrey, en Lima, Perú. Ese año, el director musical argentino Raúl del Mar, lo bautizó como Rulli Rendo, tomando los apellidos de dos de sus compatriotas, jugadores de la selección argentina de fútbol. Tanto (Juan Carlos) Rulli como (Alberto) Rendo, volverían a jugar por su país en las eliminatorias del mundial de México 70, en las que Perú eliminó a Argentina. La siguiente década, con una serie de discos lanzados a manera de popurríes, conocidos como los "toques de Rulli", llevaron al músico chiclayano a internacionalizarse apostado en Ciudad de México. Por todo ello, Rulli Rendo se haría popular con el sobrenombre de El Rey del Toque.


Pepe Miranda, El Rey de la Simpatía.

[PEPE MIRANDA] Poco tiempo antes de Rulli hubo otro rey en tierras peruanas. Este surgió de un grupo llamado los Kit-Kat's, en el que también andaba Roberto Abugattás, futuro campeón sudamericano de salto alto. Su nombre era Pepe Miranda. En 1962 participó de un concurso televisivo animado por el presentador Sergio Vergara. En el citado programa, Vergara buscaba al ídolo de la llamada "nueva ola". Y lo ganó el joven Pepe Miranda. A través de su carrera, obtuvo lauros con canciones como "Dame felicidad", "La locura" y, principalmente, "La pera madura". Por su talento y simpatía, Miranda se hizo popular como El Rey de la Nueva Ola peruana.


Palito Ortega, en afiche promocional.

[PALITO ORTEGA] En Argentina, tierra de los futbolistas Rulli y Rendo, el mismo título del peruano Miranda, lo obtuvo otro protagonista llamado Ramón Bautista Ortega. Coincidentemente, nació únicamente tres meses antes que el Rey de la Nueva Ola peruana. El tiempo lo hizo no solo cantante sino también actor, y hasta político (fue Gobernador de Tucumán y candidato a la vicepresidencia de su país en 1999). Al igual que muchos jóvenes de su época, Palito Ortega -como se le conoció posteriormente- era admirador de Elvis. Su primer contrato lo firmó en 1963 con la compañía RCA, y el resto es historia que lo llevó a ser popular como El Rey. Ah! Y fue el Rey Palito Ortega, el empresario que, en 1981, llevó a Frank Sinatra a Buenos Aires.


Gary Glitter, el Rey del Glam.

[GARY GLITTER] Al otro lado del Atlántico, en Inglaterra, hubo otro rey que no fue Guillermo. Se llamó Paul Francis Gadd y nació tres años después de Miranda y Ortega. Si bien sus inicios datan de los primeros años de los sesenta, no fue hasta la siguiente década -ya como Gary Glitter- en la que consiguió fama. Y posiblemente fortuna. El mayor de todos sus éxitos fue uno de título "Rock and Roll, Parts One and Two". Aunque también se le recuerda con otros como "I'm the Leader of the Gang (I Am)" y "I Love You Love Me Love". A este personaje se le conoció como El Rey del Glam. Y no hace mucho se le quitó la corona por actos obscenos con niñas en Vietnam donde cumple condena y ha de estar cantando "El rock de la cárcel".


Elvis Presley, el Rey del Rock and Roll.

[ELVIS PRESLEY] En los Estados Unidos, dicen que nadie hizo más méritos para llevarse la imaginaria corona que, Elvis Aaron Presley, nacido en Tupelo, Mississippi, en enero de 1935. Al igual que el Rey de España (contemporáneo de Presley), Elvis fue controversial, sobre todo, en sus inicios. Aunque, a diferencia del Rey de España, con su trabajo pudo sacar adelante a sus padres; él, un chofer de camiones, y, ella, una costurera. Y pese a que su final fue triste -por esos excesos que ofrece la vida-, Elvis Presley, fue y será por siempre el Rey del Rock and Roll.


Jim Morrison, the Lizard King.

[JIM MORRISON] Y hubo uno más, rebelde y contestatario, que en los Estados Unidos no obtuvo la corona de Presley; no obstante, fue conocido como el Rey Lagarto. Dejó de existir en 1971, aparentemente, por casi los mismos excesos de Presley. Su nombre fue James Douglas Morrison, el inigualable Jim de los Doors y de las doradas páginas del rock and roll.

Aquí no se calla nadie. Aquí todos cantamos.

Javier Lishner
Santa Clara, California
12 de noviembre de 2007

10 comments:

Carolina said...

Javier, de donde sacas esas fotos? me divierte mucho tu imaginacion, sigues tan loquito como antes
Carolina

Eagle said...

Javier, te olvidaste del Rey del Pop, el ahora blanco, Michael Jackson; autor de uno de los mejores discos de la historia, pero también de uno de los peores actos que un ser humano puede cometer: la pedofilia. Ya que el álbum Thriller cumplió 25 años, este 2007, es bueno recordar este gran disco que encumbró a Michael a la máxima gloria que un artista puede aspirar; aunque luego, muchos hayamos usado ese mismo título para calificar la sorpresa que nos causó el ver el rostro actual de quien en algún momento tuvo el mundo a sus pies. Ah! y por si acaso, también olvidaste escribir sobre el Rey Vico, emblema de la chicha ochentera...

un abrazo

Anonymous said...

Javier,
si es cierto lo que dices.
Aparte de los reyes en el mundo (como Carlos de Spanish), tambien estan los reyes en el ajedrez y tambien en el rock.
Un abrazo!
Hel de Los Olivos.

Javier Lishner said...

Hola Carolina:

Gracias por visitar el blog de este tan loquito como antes. Me da gusto que sea de tu agrado. Lo que no sé es si esas fotos te gustan o no...

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Claro que sí, Angel. Pero mejor lo dejamos para cuando a la reina le de la rabieta.

Al único Vico que recuerdo fue a Vico C, a quien pude presentar en el Festival de Ancón 92, en febrero de ese año. Ah! Vico no es el del Grupo Caricia! Tal vez me equivoque.

Un abrazo y gracias por el dato.

JL

Javier Lishner said...

Hel:

Y el Rey del Fútbol.

Saludos,

JL

Anonymous said...

recien leo esto del rey.
¿?
me sorprende de ti ese pizco de "ironia".
sin ser amante de lo "español", y considerandome mas bien un amante de las libertades ( como creo eres tu), es de maravillarse que no hayas entendido la reaccion del borbon ante las pachotadas de ese payaso llamado hugo chavez frias.
repito:
sin ser monarquico y mucho menos pro español, creo que el rey hizo bien en poner en su sitio a chavez.
logica y justa reaccion
( sino ve todo el video en you tube) ante la prepotencia destemplada y retrograda del dictadorcillo ese.
el "ya callate" no pudo ser mas adecuado: como silenciando a un mocoso y engreido que jode jode y jode.
la proxima deberia ser un soplamoco o (como hacia mi padre) agarrarlo a correazo limpio!

Carolina said...

Las fotos me gustan claro, te encontre de casualidad estando en una pagina de Peru y viendo algo de Led Zeppelin, para ver si me ganaba los tickets al concierto, para mi ellos son reyes.
Acerca del comentario a la cayada a Chavez, ayer vi el video en el programa de Bayly que pasan aca en Florida, y pienso que como siempre Chavez es una verguenza, dificil no callarlo.
Lo de loquito...hace mas de 20 años que no te volvi a ver, pero me dio mucho gusto saber de ti.
Te acordaras de mi??
Carolina

Javier Lishner said...

Hola Anónimo:

Ahora que hablas de "ese pizco de ironía", me ha provocado un pisquito. Lamento que hayas sido tan movido que tuvieran que agarrarte "a correazo limpio". Afortunadamente las cosas han cambiado. Aunque, es verdad, hay algunos (plural) que aún no se han dado cuenta.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Carolina:

Te acordarás de mi, me suena a una vieja canción de Los Bríos que se llamaba "Yo sé que te acordarás". Apareció en disco 45 en el Perú bajo el sello Odeón. Uno de estos días a ver si pongo una foto de ellos para que te diviertas. Ahora tengo que terminar mi artículo de Jethro Tull, ya que voy a tomar vacaciones por unos días.

Gracias por tu comentario.

Saludos,

JL