Wednesday, October 28, 2009

EL PULMÓN

Jesús tiene solo un pulmón. Lo conozco poco a pesar de haber estado en su casa un sinnúmero de veces. Su esposa, a quien le hago trabajos de traducción, me habla de todo lo que pasa su marido por haber perdido un pulmón. Cuando Jesús aparece en escena, no es difícil darse cuenta del problema que lo aqueja. Aunque atento, habla poco.


De acuerdo al diccionario médico, el pulmón es el órgano de la respiración del hombre y de los vertebrados que viven o pueden vivir fuera del agua: es de estructura esponjosa, blando, flexible, que se comprime y se dilata, y ocupa una parte de la cavidad torácica. Esta definición coincide con la de la Real Academia de la Lengua.

En el Perú, desde hace varios días, un pulmón ha hecho historia. Y no porque el país lo necesitara para seguir viviendo sino porque una señorita de nombre Susan Hoefken, empresaria de la exposición llamada El cuerpo humano, real y fascinante, denunció -el 5 de octubre- el robo del pulmón con la supuesta idea de llamar la atención de la prensa. La muestra de más de doscientas piezas, que incluía doce cuerpos de ciudadanos chinos, fue presentada en el Centro Comercial Camacho del distrito limeño de La Molina.

Pero esto no hubiera sido tan fascinante y real si no hubiera tenido entre sus actores al presidente de la República, doctor Alan García Pérez, quien, como ya es costumbre, metió irresponsablemente su cuchara antes de tiempo y condenó a la señorita antes de que si quiera ella apareciera a dar sus declaraciones.

Mientras tanto, según leí (en medios alternativos, por supuesto), el Banco Central de Reserva "soltaba al mercado millones de soles casi perdidos tratando de evitar la caída del precio del dólar, puesto que el precio seguía bajo". Además, el ministro católico Rafael Rey y su compañero de secta, el cardenal Juan Luis Cipriani, movían cielo y tierra para que su opinión prevaleciera en esto de la píldora del día siguiente. Y, ante la sorpresa de todos, salieron con la suya gracias a una rarísima decisión del Tribunal Constitucional. Y la traductora de la empresa noruega Discover Petroleum International, relacionada a los contratos de concesión de lotes petroleros peruanos, defendía por todos los frentes a su nuevo novio, César Gutiérrez (antes lo fue Rómulo León Alegría). Gutiérrez fue presidente de Petroperú hasta que saltó el bolondrón de la corrupción en dichos contratos. Y, como si no fuera suficiente, la reciente llegada de Fortunato Canaan -el empresario dominicano involucrado en el caso de los "petroaudios"- ha pasado casi inadvertida. Y hasta se dió el lujo de decirle a la prensa: "Estoy feliz y contento de venir al Perú que tanto me gusta".

Lo que no supo la señorita Hoefken, es que para llamar la atención de la prensa no necesitaba anunciar el robo de un pulmón sino llamar a cualquier vedette para que hiciera la danza de las tijeras en frente de alguno de los cuerpos de la educativa exhibición. De esa manera se hubiera asegurado una primera plana en la mayoría de medios peruanos.

Así está mi país. Gobernado por un presidente que le quiere quitar la nacionalidad a la mujer, declarando: "¡Qué crueldad! ¡Qué maldad! Todo para ganarse cuatro billetes. Ojalá que esta persona renunciara a la nacionalidad peruana porque no se lo merece... La Constitución puede decir lo que sea pero en mi corazón yo pienso que quien hace daño al país no merece llamarse peruano". Eso es casi lo mismo que yo pensaba de él, cuando huyó a Colombia para no enfrentar a la Justicia peruana. Luego de haber dejado al país en la ruina, claro está.

Traficar con nuestro petróleo no es tan grave. Por eso Rómulo León y Alberto Quimper andan fuera de la cárcel. Denunciar el robo de un pulmón en una exhibición por una cuestión de marketing para atraer más visitantes, es gravísimo, es cruel, es una maldad sin nombre a nuestro país. "Esta mujer no parece peruana, nació de casualidad en el Perú. Eso es lo malo de nacer de casualidad en el Perú", refunfuñaba García Pérez, levantando la noticia como para que la cortina de humo no se acabara.

Todavía no comprendo cómo sobrevivió el pulmón con tanto humo. Será que la mano oscura de Palacio sigue haciendo su trabajo, mientras la Fiscalía hace el suyo.

Javier Lishner
Santa Clara, California
28 de octubre de 2009


12 comments:

Anonymous said...

todo indica que, en efecto, fue la tal susan hoefken a maquinar esta torpe "estrategia" para levantar la venta de las entradas a la exhibicion.
le salio el tiro por la culata:
la venta de entradas no subio gran cosa,el peru sufrio otro golpe en su alicaida imagen, y la chibola en cuestion arriesga terminar en la carcel.
sin duda, reprobable la ocurrencia de la chiquilla. por tamaña estupidez merece la justa sancion.
pero de ahi a querer lincharla, apedrearla, como ella dice temer, o que el mismisimo presidente de la republica le quiera quitar la nacionalidad, y le diga "peruana de casualidad", hay un buen trecho de espacio y de concha!
y los corruptos (de turno!) leon o quimper? esos no merecerian que les quiten la nacionalidad? ellos no hacen daño (no solo) a la imagen del pais? al traicionar la confianza en ellos depositada no son traidores a la patria?
y garcia? con todo el daño que le hizo al peru? acuerdense como estabamos! son a estas ratas a las que la gente tendria que lapidar primero. estos tres (entre tantos mas, mantilla, por ejemplo) se han robado mucho mas que un pulmon de marras!

Javier Moreno-Pollarolo said...

Aunque al principio me parecio interesante y hasta fui tentado a ir, eso de la exposición de cuerpos humanos chinos es la mejor lavada de cara que el gobierno chino se hace para ocultar sus violaciones a los derechos humanos. ¿Ustedes creen que esos cuerpos son donados a la ciencia? No, señores. Desde hace algún tiempo muchas ciudades del mundo exhiben los famosos cuerpos humanos con fines educativos pero nadie se pregunta cómo llegaron ahí. Muchos creen que se tratan de presos políticos o desaparecidos.

En China, por si no lo saben, cuando una persona muere pasa por un ritual largo y generalmente su cadáver es considerado como algo sacrosanto, no es para donarlo así como así.

CANALLA said...

Y el Pulmon de la Oroya quien se l devuelve???
Doe Run no seas malo y devuele el pulmon a la Oroya

peparias said...

Excelente el recuento de la situación actual. Se ve que a pesar de la distancia estás mejor enterado que muchos que viven acá no solo de lo que la prensa dice que pasa sino de lo que verdaderamente pasa en el país.

Algo que me llama la atención es como García apela conscientemente en este caso a sentimientos xenofóbicos y discriminadores basándose en el apellido de la persona para calificarla de "peruana por accidente". ¿O sea que si existen peruanos de segunda? Es gracioso pues para un peruano de los andes los apellidos García o Pérez pueden sonarle también a extranjero. Y al parecer eso es lo que ha causado la indignación de muchos, pues dicen : "cómo es posible que alguien que no es ni siquiera tan peruana venga a hablar mal de los peruanos". Pícaros hay de cualquier nacionalidad o apellido, pero utilizar el apellido como un elemento más para reforzar la condena me parece una reverenda estupidez.

Saludos.

PP

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Aquí se aprovechó el error de la señorita Hoefken para hacer otra cortina de humo.

La exageración es sinónimo o de habilidad o de ignorancia. García Pérez y su prensa súbdita parece que no saben que en todas partes del mundo se cuecen habas. No es la primera ni será la última vez que se roba algo. Y tampoco será la primera ni la última vez que alguien hace una pendejada como esta.

Claro que no hay que pasar por alto el caso pero decir que "la imagen del Perú fue dañada" y que esa persona "nació en el Perú por una casualidad", sobre todo, viniendo del presidente de la República, es más que anecdótico.

Por ahora, el pulmón va pasando de moda. Ya vienen más cortinas. En cualquier momento les brindamos la información...

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Gracias, Javier, por la información que compartes. Sería interesante saber a quién pertenecieron esos cuerpos y cómo llegaron allí.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Muy buena, Canalla. Hay que devolverle el pulmón a La Oroya. Claro que sí.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Pepe:

Mira que ese punto que tocas ni siquiera fue parte de la nota. Cuando pudo haber sido un gran titular. Por el apellido, el presidente de la República del Perú, se refiere a ciudadana como "nacida en el Perú de casualidad". Increíble.

Es posible que sus palabras hayan sido dichas tras una reacción emotiva, lo que hace que no se dé cuenta enteramente de lo que dice. Lo que no es una disculpa, por supuesto.

Un abrazo,

JL

peparias said...

Pues no sé que tanto de "emotivo" o de calculado haya tenido eso, me inclino más por lo segundo. Como sabes, es maestro en hacer que la gente se ocupe de temas intrascendentes (evitando los que si importan), y para eso nada mejor que exacerbar la discriminación entre nosotros. Imagínate que por alguna crítica en tu blog salga a decir que "ese señor Lishner no es peruano, miren el apellido y ni siquiera vive en el país..." Lo peligroso es que hay gente que al toque se la cree sin cuestionar mucho.

Saludos.

PP

Javier Lishner said...

Bueno, Pepe, si por el apellido extranjero me quiere quitar la nacionalidad, tendría que comenzar a quitársela a alguna gente de su entorno familiar. Y lo mismo se hubiera podido decir de él cuando vivió en Bogotá o Paris, donde según tengo entendido tiene propiedades.

Sus palabras fueron por demás repudiables, sobre todo, tratándose de un presidente de la República. Pero de García Pérez se puede esperar cualquier cosa.

Un abrazo y que tengas un buen fin de semana.

JL

Luis said...

La verdad que la Señorita en mencion no calculo que el gobierno y su prensa amiga mneteria la mano en esto y ahi falo su calculo.por que la pobre paso a ser a pedreada por todo el mundo.aunque hay que reconocer que metio las cinco e incluso no tinen control de si misma p que al hacer su descargo pero la embarro e insiste en la mentira.Ahora en cuanto a las palabras de Garcia es casi parecido a lo que ocurrio con los nativos de la selva.Y no te preocupes Javier por lo visto Alan no lee tu blog(creo que no le gusta internet).
Luis de jesus maria

Javier Lishner said...

Hola Luis:

Qué pasó con los corruptos de los petroaudios, qué pasó con la Cabanillas y su responsabilidad en la matanza de Bagua, qué pasó... y podríamos seguir.

Pero el caso del pulmón es más importante que nada, porque estropeó la imagen del Perú en el exterior. Estos todavía no se dan cuenta que roban todos los días y en todos lados.

Al menos la señorita (y no quiero justificarla) devolvió el artículo. Hay otros que roban y jamás devuelven lo robado. Mas bien, compran propiedades en el extranjero o envían a sus hijos a estudiar afuera con el dinero que no era de ellos.

Un abrazo,

JL