Monday, July 13, 2009

AMPEX: EL NOMBRE DE LA CINTA MAGNÉTICA

Podría asegurar que todos mis amigos y colegas que tuvieron algo qué hacer con la radio, alguna vez, no solo escucharon el nombre de AMPEX sino que tuvieron una de sus cintas entre sus manos. Lo que también estoy tentado de asegurar es que ninguno (incluído el que suscribe) supo el origen del nombre de la compañía fundada por un ruso-americano y establecida en la ciudad de San Carlos, California. Cuando en 1994 me tocó pasar, por primera vez, en frente de las oficinas centrales de la famosa firma, tuve curiosidad de indagar algo más sobre ese nombre que tanto nos acompañó durante los días felices.


Recién descubrí que, ese mismo año, AMPEX andaba cumpliendo sus Bodas de Oro. AMPEX es el acrónimo de su fundador, Alexander M. Poniatoff. Y el resto fue tomado de las dos primeras letras de la palabra "Excellence". Actualmente, el centro de operaciones de la compañía fundada en 1944, se encuentra en Redwood City, a unos treinta minutos al sur de San Francisco.

De acuerdo al diccionario, la cinta magnética es un tipo de soporte de almacenamiento de información que permite grabar datos en pistas sobre una banda de material magnético (como óxido de hierro o algún cromato). Puede grabarse cualquier tipo de información de forma digital o analógica. Los antiguos sistemas utilizaban cintas tipo riel abierto o reel-to-reel, que son los que justamente los que utilizábamos en la radio.

Hoy, de regreso a casa, lo hicimos a través de la conocida ruta 101, la autopista a la que alguna vez Herb Alpert le dedicó una canción (Route 101). Y todo lo que pude tomar fue esta gráfica. Alguien podría pensar que hubo irresponsabilidad en el conductor dado que la velocidad en la vía es de 65 millas por hora (poco más de 100 k.p.h.). Pero no. Para ello hubo que ponerse a un costado de la carretera, encender las luces de emergencia, desenfundar la cámara que no se utilizaba desde la semana anterior, apuntar, y presionar el botón. Esta vez, por lo menos, a pesar de la premura, la foto logró el cometido, y no como la de Iggy en el festival de Coachella. La próxima vez que pase por allí, he prometido tomarle fotos al edificio, el que se vé desde la autopista de 1,540 millas de longitud (unos 2,500 kilómetros), que, por la costa oeste norteamericana, recorre los Estados de Washington, Oregon y California.

Durante el último lustro AMPEX no anduvo muy bien, y, hace poco más de un año, se declaró en bancarrota. Ampex Corporation decidió, entonces, iniciar toda una reorganización en la empresa y, como el ave fénix, renacer de las cenizas.

Alabada sea la cinta magnética usada para grabar audios de alta calidad. Y también nuestros programas. (FOTO: Javier Lishner)

Javier Lishner
Santa Clara, California
13 de julio de 2009

4 comments:

CANALLA said...

Por la foto parece un edificio abandonado.. parece que las cintas ya no se venden.. mucho

Javier Lishner said...

jajaja. No, mi querido Canalla. Es solo el aviso en medio del freeway. Detrás de esos matorrales están las oficinas. Puedes verlo aquí:

http://en.wikipedia.org/wiki/File:Ampex_corporation.jpg

El edificio que se ve en el fondo, pertenece al Hospital de Stanford, pero no es el Hospital, que queda unos minutos más al sur, en el área de Palo Alto.

Pero muy buena la observación.

Un abrazo y que pases una buena semana.

JL

Javier Vasquez L said...

Ampex la recuerdo en las cintas de carrete abierto...

Pero que inolvidables mis cintas de cassette Maxell, Sony, Pionner (y hasta las malas copias: Maxwell y Coby!!)

Javier Lishner said...

Hola Javicho:

Yo pensé que había sido el único que había sido engañado con esas Maxwell. Por lo menos en mis tiempos, era como el gato por liebre. Supongo que años más tarde ya uno sabía que compraba las "bamba".

Pero mis respetos a las AMPEX.

Saludos,

JL