Monday, March 12, 2007

El lado oscuro de la Luna
EN EL PERÚ: Y SE HIZO LA LUZ

Claro que no hay que culpar a Michael Jackson, Bon Jovi o Rod Stewart, por no haber actuado en Lima, después de la promoción que se les hizo en su debido momento, y, lo que es peor, la recolección del dinero por la venta de las entradas de algo que nunca existió. La cancelación de los shows de Bon Jovi y Stewart, sucedieron mientras yo residía fuera del Perú y no tengo pormenores, pero, recuerdo muy bien la organización para recibir al cantante de "Billie Jean". En esa, por lo menos, se culpó a los terroristas de miércoles por un coche bomba que explotó en el areopuerto Jorge Chávez de la capital limeña, obligando a la popular estrella a suprimir el anunciado espectáculo. Fujimori era Presidente. Habíamos, incluso, una docena de personas que íbamos a estar en el autobús de la comitiva oficial de Mr. Jackson. Todo se fue al agua por un poco de fuego y humo. Casi lo mismo que le pasó a Purple en Montreux, antes de "Smoke on the Water". Y no estaba Waters.

Roger Waters se paseó en Lima, con su conceptual obra de 1973 (FOTO: Radioprogramas)

Esta vez, fue diferente. El público sí recibió lo que la empresa promotora ofreció. Y ahí estuvo el inigualable Roger Waters, miembro fundador de Pink Floyd, con su personalísima obra "El lado oscuro de la Luna". Se escuchó cortinas musicales de programas de radio, fondos de comerciales de relojes, musiquita de concursos regalones de dinero, y también, cosas que, posiblemente, nunca antes se había oído en Lima. El wish you were here, finalmente, a pesar de algunos excépticos, se pudo materializar.
Leí que fue muy atento con la prensa local tanto como con los seguidores que lo vitorearon desde que, el sábado, arribó al primer terminal aéreo. Aunque lejos, sé lo que es tener a uno de ellos, "entre nosotros". Mercedes Araoz, Ministra de Comercio Exterior y Turismo, le hizo entrega de una colección de libros sobre el Perú, y lo animó a votar por Machu Picchu, como una de las siete nuevas maravillas del mundo. El viejo músico, nunca estuvo tan comprometido. Hace casi cuatro décadas, el presidente de entonces, no le permitió a Carlos Santana tocar en un estadio limeño, y el ministro del Interior era un cateto. Cómo cambian los tiempos. ¿Recuerdas Pico Ego Aguirre cuando hablábamos del futuro del rock hace más de veinte años?
Lo que Aerosmith experimentará en la India el 2 de junio, fue lo que experimentó Waters hace unas horas, en el Estadio Monumental de Ate, en la Lima del siglo XXI. A pesar de los años, siempre existe esa primera vez.
Si desea votar por Machu Picchu para que se le elija entre una de las nuevas maravillas del mundo, presione aquí. Le quedan solo 116 días para hacerlo. A nosotros, solo 99 para volver a tener El oscuro lado de la Luna, en el Área de la Bahía.

Javier Lishner
Santa Clara, California
12 de marzo de 2007

NOTAS RELACIONADAS:
- El lado oscuro de la Luna: WATERS DE GIRA EN LATINOAMÉRICA.
- Roger Waters en Toronto:
EL LADO OSCURO DE LA LUNA.

3 comments:

Eagle said...

Hola Javier: El lunes estuve en el recital de Roger Waters en el Monumental y tal como te lo prometí, escribí algo con respecto a lo que se vivió esa noche.
Esta es la dirección de mi blog a la cual puedes acceder a la crónica:
http://rockenpreterito.blogspot.com/2007/03/el-lado-brillante-de-la-msica-waters.html

Un gusto poder reencontrarnos de nuevo y que todo vaya bien por allá.

saludos
Angel

Javier Lishner said...

Visité tu página. Lindo y vibrante artículo sobre lo que vivió una parte de Lima con la visita de Roger Waters. Para quien ya vio a Sir Paul y a U2, dudo que algo supere a esta obra del fundador de Pink Floyd. Me gustó aquello de "el disco más grande de toda la historia del rock". Siempre separando nuestro gusto musical (muy personal) de nuestra objetividad, por supuesto. Nadie duda que esa producción es una joya, acaso la más grande de toda la historia del rock. Y estuvo en Lima.
Gracias a quienes hicieron posible que Roger y su grupo, llegaran a mi país.
Angel, recibe un abrazo a la distancia,

JL

Eagle said...

Hola Javier. Te contaré que, como era de esperarse, la euforia y la adrenalina por el espectáculo del lunes aún no desaparecen y creo que tienen para largo. Hay muchas razones que pueden explicar ello, pero una de las menos gratas es que la gente viene de un largo periodo de frustración por no tener aquí a los mejores exponentes del rock mundial, debido a que a las autoridades gubernamentales no les da la gana de calificar al rock como categoría cultural y desgravarlo así de un gran porcentaje de impuestos. Publiqué en mi blog una entrevista que le hicieron al empresario que trajo a Roger Waters a Lima, en la cual relata los mil y un obstáculos que tuvo que sortear para, por fin, concretar el sueño de miles de peruanos. La dirección es esta: http://rockenpreterito.blogspot.com/2007/03/qu-viva-el-rooockqu-bajen-o-mueran-los.html
Un saludo efusivo desde Lima.
Angel