Thursday, February 08, 2007

The Doobie Brothers
SIMMONS, JOHNSTON, McDONALD & CO

A principios de los setenta, the Doobie Brothers fue una banda muy popular en el mundo, más en América que en Europa. Casi cada disco que grabó, contó con la aprobación del público. Aún estaban de moda los 45 rpm, o simples, como también se les conocía.
Algunos de los temas que impusieron fueron: "Listen To The Music", "Rockin' Down The Highway, y "Jesus Is Just Alright", en 1972; "Long Train Runnin'" y "China Grove", en 1973. Al año siguiente, su cuarto álbum, titulado What Were Once Vices Are Now Habits -que no fue tan aclamado como los dos que lo precedieron-, tuvo un tema que frisó la popularidad y se llamó "Black Water", compuesto por Patrick Simmons, su guitarrista original. Simmons fue el único que nunca dejó la banda (a excepción del lapso que se retiraron). Hubo otra canción, escrita por Tom Johnston, su cantante, que llamó la atención: "Eyes of Silver". El grupo, al lado de Grand Funk Railroad, Bread, Wings y Bachman, Turner Overdrive, fue casi como la piedra angular de mis primeras fiestas colegiales.

Con Keith Knudsen en Virgin Records de San Francisco

Cuando en 1980 me tocó ingresar a la radio, tuve la oportunidad de transmitir algunos de sus temas. Por ese entonces, habían lanzado el One Step Closer, del cual fueron irradiados "Real Love" y la melodía que llevó el título de la placa. Ese era el cuarto que grababan con Michael McDonald, quien trajo al grupo el sonido jazzeado. McDonald, con quien ganaron algunos premios desde su ingreso, llegó al conjunto en 1976 para cubrir la plaza de vocalista que, por motivos de salud, dejó intempestivamente Johnston. Casi de inmediato, su distintivo sonido campestre quedó de lado. La influencia soul del recién llegado cantante y teclista, se dejó notar. Para muestra, "Takin' It to the Streets", "What A Fool Believes" o "Minute By Minute". Esa fue la era en que algunos nos alejamos un poco del combo californiano, a pesar de los Grammy y demás manipulados premios, que la banda obtuvo. Parecía que, al igual que los Stones y Rod Stewart, los Doobies también le estaban haciendo el juego a la música disco, tan de moda en esos años. Y, sin desmerecer su calidad, el gran cambio de McDonald por Johnston, me hizo librar una lucha interna en contra de uno de los primeros grupos a los que, aún estando en primaria, le empecé a prestar atención. Tiran Porter y Jeff "Skunk" Baxter, fueron otros que pasaron por la banda. Baxter, al igual que McDon, perteneciente a las canteras de Steely Dan.

Simmons, Hossack, McDonald, Johnston, Knudsen y McFee en foto promocional de 1996

En la radio, siempre los presenté como "formados en 1970, en San Jose, California". Sólo el tiempo me llevaría a ser residente de esa ciudad. Un día de septiembre de 1996, viviendo en el área, fui a la Virgin Records a conocer a Tom Johnston, en San Francisco. Lamentablemente, no lo encontré. Había tenido un percance, me dijeron. Por lo menos no me gritó, como lo había hecho David Coverdale once años antes en Rio. Esa vez, en San Francisco, solo se presentó Keith Knudsen, el baterista que acompañó al conjunto desde 1974. Fue muy atento y me firmó el disco doble en vivo que acababan de lanzar (Rockin' Down the Highway: The Wildlife Concert). En 2004, un día como hoy, 8 de febrero, leyendo el Mercury News, me enteré que una neumonía se lo había llevado al cielo. Mientras tanto, los Doobies, aún con vida, continúan al igual que la casa donde comenzó todo y por la que, alguna vez, mi curiosidad me llevó a conocer.

Javier Lishner
Santa Clara, California
8 de febrero de 2007


2 comments:

Dardo Razzo said...

En verdad agradezco como amplias mi espectro musical, se agradece, no olvides que el 12 y 13 de febrero estare publicando los especiales de Steve Hackett y Peter Gabriel con motivo de sus respectivos cumpleaños, una vez mas agradezco tus visitas a http://genesisplatinum.blogspot.com/, saludos.

Javier Lishner said...

Hola Dardo:
Solo estoy a la espera de que se anuncie las presentaciones de Genesis en los Estados Unidos. Estaré atento a los especiales de Hackett y Gabriel.
Gracias por visitar el blog.

JL