Sunday, February 25, 2007

Bob Seger Tour 2007
LA PINTA ES LO DE MENOS

Ni sexy como Mick Jagger ni bailarín como Tina Turner. Ni loco como Charly García ni fulero como Milli Vanilli. Es Bob Seger, un músico candente, apasionante, encendido. De esos que podríamos encasillar, aunque no quisiéramos, como uno de los fundadores del Motor City Rock, como se le conoce a Detroit.

Face the Promise Tour: Veni Vidi Vinci.
(FOTO: Striking Images Photography).

Con mucho rhythm & blues, abundante energía y excesiva vitalidad. Mucho soul, dirían los que más saben. No en vano ostenta cuarteles donde nació la Motown. Un artista sencillo, sobrio, que deja espacios inmensos para el lucimiento de sus músicos, la archiconocida Silver Bullet Band.

Nuestra excursión al coliseo de Oakland la hicimos en BART, como se le conoce al tren rápido que interconecta buena parte del Área de la Bahía, incluyendo casi 4 millas por debajo del agua que unen a San Francisco y Oakland. Creo que es la tercera vez que usamos sus servicios en más de una década. En el vagón, una joven escuchaba hip-hop a todo volumen desde su teléfono celular; un muchacho bamboleaba la cabeza de atrás hacia adelante mientras sus oídos andaban conectados al sonido de uno de esos aparatitos que ahora no solo usan los jóvenes (y que hace veinticinco años, en 1981, Cliff Richard -el veterano cantante inglés-, le hacía a su predecesor, el walkman de marca Sony, en "Wired for Sound"). Y, así, por el estilo, la diversidad del vagón, nos acercaba al coliseo que ahora se llama Oracle Arena, en homenaje al dinero de la empresa fundada por Larry Ellison. ¿Cuál será su próximo nombre? Corren las apuestas: Yahoo Arena, Symantec Pavilion, YouTube Coliseum, Adobe Amphitheatre, the Lishner Mushroom, quién sabe.



"Rock and Roll Never Forgets": The SBB en la actual gira.

Tener a Don Brewer en la batería, asegura la base rítmica de cualquiera. Siempre pensé que la personalidad del baterista en un conjunto era tan importante como la del arquero en un equipo de fútbol. Y, cuando existe, es una ventaja. Y Brewer la tiene, de sobra. No por gusto está en su currículo el ser miembro fundador de Grand Funk Railroad, otro dinosaurio de Michigan, que hizo de todo entre el 69 y 76, y que sigue vivo. Pero, Brewer no solo le pega a los cueros. Al igual que Phil Collins y Roger Taylor, también canta. Anoche, en uno de los temas recientes de Seger ("Real Mean Bottle"), hizo la parte que en el nuevo disco -Face the Promise-, le corresponde a Kid Rock. Fue Don Brewer, por ejemplo, el vocalista de algunos de los grandes éxitos de Grand Funk, tales como "We’re An American Band" y "Some Kind of Wonderful".

Pero, mayor repercusión que el experimentado baterista, tuvo el encargado del saxo. Se llama Alto Reed, y se integró a la banda de Seger, en 1971, cuando aún no se llamaba Silver Bullet. Desde entonces ha sido columna vertebral en casi cada paso del cantante y compositor. Me atrevería a decir, sin temor a equivocarme, que Reed recibió más aplausos que el propio Seger. Y es que las notas que salen de su instrumento son piezas fundamentales en las canciones que interpretan. Tal es el caso de "Turn the Page". Al igual que el baterista y el líder de la SBB, Reed, es oriundo de Michigan. Destacar en un grupo de trece personas que se establecen muy bien en el campo, no es cosa fácil. Si hubieran sido once, lo hubiera comparado a Ronaldinho.

Labor importante en la banda, amén de las tres primordiales y primorosas voces femeninas que acompañan el show de dos horas, es la de Craig Frost, en el piano y el teclado. Pertenece a la SBB desde 1980, luego de su paso por Grand Funk, al que ingresó en 1974.


Alto Reed en saxo, Chris Campbell en bajo y Seger.
(FOTO: Tom Kettles).

Bob Seger es de esos artistas que nunca perteneció al mainstream, no obstante haber alcanzado récords tanto en venta de discos como en giras. Hubo, incluso, una, la del 86-87, que se convirtió en la más exitosa del mundo (claro, los Rolling Stones invernaban y, Pink Floyd, andaba peleándose en Corte). Y, si lo que vimos ayer en el Oracle Arena, se está repitiendo en otras ciudades, posiblemente, al final del año, se pelee el primer lugar con Police, cuyas entradas se están agotando en minutos. La noche de ayer, el anfiteatro con capacidad para unas 22,000 personas, estuvo repleto. Seger, después de veinte años -y sin mucha parafernalia-, podría volver a llevarse el cetro.


Portada de la desaparecida revista Creem.
(ARCHIVO:
www.segerfile.com).

"Beautiful looser", "Rock and Roll Never Forgets", "Night Moves", "Main Street", "Still the Same", "Feel Like a Number", "Against the Wind", "Shame on the Moon", "Even Now", "Like a Rock", "Hollywood Nights", "Old Time Rock & Roll", "The Fire Down Below", "We've Got Tonight" y "Fire Inside", tienen en común, el sello de Seger. Son sus canciones, algunas de las cuales interpretó anoche. No incluyó la que llevó el título de su único álbum que, en su momento, 1980, se encumbró en el primer lugar de las listas: "Against the Wind", melodía que fue parte de nuestro primer programa de radio, ese mismo año. Tampoco hizo "Nutbush City Limits", de Tina Turner, cuya versión solía abrir sus espectáculos. Entiendo que no querrá darle dinero a otros, teniendo tantas canciones propias. Pero sí tocó una de Chuck Berry, "You Never Can Tell", de 1964. Lo que no sabemos es si es que Berry, con esa fama que tiene, le cobró por adelantado.


Trece son suficientes. Adiós Oakland.
(FOTO: John Cuprisin).

A la salida, un guardia de seguridad nos comentaba que en sus doce años trabajando en ese campo, nunca había participado de un evento tan tranquilo como el del sábado. Lo mismo pensaba yo, mientras veía a Seger y ojeaba a mi alrededor (La última vez que fui a ese recinto fue para Megadeth, y hubo de todo). Entonces le contesté: "Es que los que hoy llegamos aquí, hacíamos chacota hace veinticinco años. Pero el tiempo pasa". Una pareja tomada de la mano, a nuestro lado, asintiendo con la cabeza, sonrió. Me fui (a seguirla) a San Francisco sospechando que muchas de las damas que llegaron esa noche al show, debieron haber sido las más bellas del área... hace unas tres o cuatro décadas.

Javier Lishner
Santa Clara, California
25 de febrero de 2007

2 comments:

Dardo Razzo said...

Excelente estilo, no lo conocia en verdad, pero es bueno abrirse hacia nueva y muy buena musica, saludos. Dardo Razzo. http://genesisplatinum.blogspot.com/

Javier Lishner said...

Hola Dardo:
Bob Seger es de los viejos rockeros que nunca mueren, como cantaba Miguel Ríos. Tiene mucha fuerza y nunca coqueteó con la moda, como sí lo hicieron algunos de sus contemporáneos cuyos nombres me reservo, para no pasar vergüenza.
Saludos,

JL