Tuesday, December 05, 2006

Una visión diferente
MIENTRAS RIO CELEBRA EN LIMA

Desde hace varias semanas se viene escuchando que Rio, el popular grupo peruano de rock, está próximo a presentarse en un espectáculo con motivo de los veinte años del lanzamiento de Lo peor de todo, disco que, en 1986, publicó la desaparecida casa El Virrey Industrias Musicales. La noche de gala está programada para el 7 de diciembre, en el Centro de Convenciones de un hotel de Miraflores.

Rio continúa firme celebrando 20 años del lanzamiento de Lo peor de todo.

Escuché decir a su guitarrista, Chachi Galarza, que el acontecimiento tiene características especiales debido a que incluirá a grupos invitados que se volverán a unir con la exclusiva finalidad de la celebración. Feiser será uno de ellos, y es plausible. La novedad que ofrece este evento es que, además, Rio, con sus invitados (Chachi Luján, Raúl Romero, Jorge Pardo, Koki Bonilla, etc.), tocará canciones de ellos. Y, como si fuera poco, los invitados, como retribución, interpretarán una que otra canción de Rio. En principio, es una buen idea. Eso es más o menos lo que hizo The Band en San Francisco, hace treinta años. La diferencia es que Rio celebra la continuación del grupo y, The Band, aquella vez, con Bob Dylan, Eric Clapton, Ringo Starr, Neil Young, Joni Mitchell, Van Morrison, Ron Wood y Neil Diamond, celebraba su despedida.

Lo que yo propondría al próximo que festeje una fecha importante como esta, es que alargue la invitación a las familias. Porque los que alguna vez escucharon a grupos como Rio en su juventud, hace quince o veinte años, hoy, en buen porcentaje, son padres de familia (por más que sigan juergueándose o no). Me imagino a Rio liderando una velada familiar, al estilo festival, con las mismas bandas que hoy invita o, incluso, unas cuantas más, lo que podría darle al evento un toque inusual. Un día rockero que podría comenzar a rodar durante las primeras horas de la tarde, con comida, cerveza y todo. Y pisco, también. De antemano sabemos que Rio no hace apología de la borrachera, sino que quiere revalorar lo que es nuestro. Supongo que, estando ahí, muchos pensarán como ellos.

Chachi a lo Moe y Cucho a lo Larry. ¿Dónde está Curly? (FOTOS: Rio)


Esa es otra manera de inculcarle a los niños, la nueva generación, la buena música que los padres escucharon cuando eran jóvenes. Y disfrutar, juntos, de los mismos grupos (antes de que se extingan). Si durante el acontecimiento algún padre quiere pasarse de copas, adelante, si es eso lo que quiere enseñarle a sus hijos.

Locales amplios para miles de personas, y al aire libre (ahora que el clima limeño se presta), por demás, existen. Solo se necesitaría que los empresarios que manejan presentaciones de grupos clásicos como Rio o Uriah Heep, enfocaran su publicidad pensando en la perspectiva que significaría atraer a más miembros de la familia, y no solo a uno. Habrá casos en que a la señora o alguno de los hijos, por alguna razón valedera, no le interese asistir y se quedará en casa. Lleve usted al otro, que sí podría estar feliz de ver a papá o mamá vacilándose como en sus buenas épocas, que ya no son las de hace veinte años. Pero asegúrese de llevar al otro, y no, a "la otra".

Cucho, Chachi y Pocho al norte de América (FOTO: Armando Pattroni)

El tiempo no pasa en vano. Es el momento de dar paso a las nuevas generaciones, por más que Mick Jagger siga haciendo maromas en el escenario para ganar dinero. Además, Chachi dijo -al igual que Phil Collins hace menos de un mes-, que esta presentación no tenía un interés económico. Aún mejor. Se puede, incluso, jugar con un precio especial para familias con más de dos miembros. Ya es hora de que el rock sea disfrutado por igual por viejos, jóvenes y niños. Antes, por una cuestión generacional, eso no se podía. Ahora, sí.

"Lo peor de todo, de estar contigo... Es que te quiero, es que te quiero"

Podríase empezar a cambiar el hábito de que el rock es solo para nosotros. Eso era cuando el rock era joven, pero, el tiempo pasó. O, no es que se está celebrando los veinte años del lanzamiento de un disco? Entonces, celebrémoslo todos. Así como celebramos el cumpleaños de la abuela, o la independencia nacional. Salvo mejor opinión.

Javier Lishner
San Jose, California
4 de diciembre de 2006

3 comments:

Javier Moreno-Pollarolo said...

Con Rio me ocurre algo curioso. No me gustan musicalmente, y la verdad que su Album Lo Peor De Todo es precisamente eso; sin embargo, les tengo mucho cariño por ser una banda constante y emprendedora. Les debo un enorme gracias por haber profetizado mi vida con la canción "Cosa De Locos (La Universidad)," siendo ésta una pieza clave del rock latinoamericano, sin duda alguna.

Habrán sido malos según yo, pero yo mismo me contradigo a mí mismo cuando reconozco haber escuchado el "Dónde Vamos A Parar" hasta el cansancio. Mi primera novia me regaló el cassette, qué les parece! (pirata, lo siento Pocho.)

Aunque no lo crean, los he visto dos veces: una en el colegio Santa Úrsula el 88 y otra en el Reina de Los Angeles el año 94 (en la época que correteaba pitucas.) Recuerdo el gusto con que la gente saltaba y cantaba sus canciones como si fueran ellos, precisamente, la gran banda de rock nacional. Yo esperaba pifias y puyas en un escenario clasista como aquel colegio, pero encontré una aceptación simpática para con ellos. Tocaron con fuerza, y demostraron que en el mundo del rock, la constancia y el trabajo arduo valen mucho más que las "ideas creativas."

Desde aquí un "Todo está perdonado"

Javier Lishner said...

"La constancia y el trabajo arduo valen mucho más que las ideas creativas".

- Javier Moreno-Pollarolo (9 Dic 06)

Luz Toledo said...

Para mi en especial tambien la consideraba una banda comercial estabamos en los 80's pensabamos cambiar el mundo, pero a pesar de todo me gustaba tres temas de esta banda que actualmente me sigue gustando, La Universidad tema que marco mi vida y la de muchos porque era la que tarareabamos cuando nos preparabamos en la pre, pero antes Televidente por su tinte contra los medios televisivos adictivos, y la feeling Todo estaba bien, para que mas.
Con el paso de los años esta banda de tios que peinan canas y a Pocho con menos cabello, sigue llenando multitudes, generaciones de jovenes y tios como yo que cuando tocan nos aunamos en una mezcla de sentimientos.