Saturday, October 30, 2010

HALLOWEEN: DE MAGIA, DULCES Y BRUJERÍA

No recuerdo la primera vez que me disfracé para Halloween, pero sí de la última. Lo hice pintándome la cara como Peter Criss, el baterista original de KISS, por el que gané un premio. En realidad, el premio lo compartí con quienes hicieron de Paul Stanley y Gene Simmons, líderes de la banda. Aquella vez, Ace Frehley nos falló. No obstante, quien hizo de Stanley -profundo seguidor de los enmascarados-, llevó uno de esos muñecos de colección y lo puso como el cuarto miembro del grupo. Y así salió la foto. Era octubre de 2001 y compartíamos labores en Align Technologies, en Santa Clara, donde había músicos, música y bastante rock and roll.


Detrás del popular término en inglés, Halloween, que proviene de la cultura celta, de países como Escocia e Irlanda, existe toda una tradición. Dicen que se origina en la festividad conocida como Samhain que, en irlandés antiguo, significa el fin del verano; o, su equivalente, el final de la cosecha o, como también se le llama, recolección. El Halloween es la noche de los espíritus, de la magia. Dícese en la cultura popular, que es el día en que se pueden ver brujas y fantasmas. Personalmente, yo veo brujas todos los días.


En realidad, Halloween corresponde a la noche de todos los santos, y se celebra el último día de octubre. Los cristianos inventaron esa celebración para sobreponer a lo que consideraban una fiesta pagana. De una u otra manera, son los niños los que más esperan la celebración. Sueñan con el disfraz que papá o mamá deberán de comprarles y preparan sus recipientes, la mayoría de veces en forma de calabazas, desde varios días antes del 31. Con esos recipientes, llegado el día, salen a caminar, por lo general en grupos y vigilados por un adulto, visitando a los vecinos y pidiendo los clásicos dulces y chocolates, luego de mencionar las mágicas palabras Trick or treat.


Además de la celebración y de la cultura, se encuentra la parte económica. La industria de Halloween en países como Inglaterra e Irlanda es muy grande. La venta de dulces y de disfraces deja millonarios dividendos. Según Heidi Scrimgeour, en los Estados Unidos, la industria mueve unos 4.7 billones de libras esterlinas (Heidi es inglesa). Esta es, sin duda, una de esas fechas en que la recesión pasa a un segundo plano. Todo sea por los niños y por mantener la tradición de los celtas. (FOTOS: Javier Lishner).

Javier Lishner
Santa Clara, California
31 de octubre de 2009

NOTA RELACIONADA:
- Una vieja costumbre. HALLOWEEN: LA NOCHE DE LAS BRUJAS

2 comments:

Anonymous said...

Hola Javier.
Ya sé lo que es celebrar un cumpleaños en Haloween de pequeño me hacía mucha ilusión,de adolescente y veintiañero está buena eso de ver muchas brujas jajaj yo también las veía cuando regresaba al día siguiente y las puritanas del barrio desfilaban a la Iglesia local dice que para que el gran arquitecto les perdone por ser tan Brujas .
Gracias por acordarte de mi cumple pero con 42 tacos ahora los cumples son para contar cuantos descuentos nos faltan.
Saludos.
Fausto

Javier Lishner said...

ja ja ja. No, Fausto. Con 42 tacos ahora te falta competir contra los que te faltan. Y espero que te ganen.

Un fuerte abrazo con la jorobita incluida.

JL