Sunday, April 13, 2008

Nazca Peruvian Cuisine
TENGO EL ORGULLO DE SER PERUANO...

Ella es Martha. Es colombiana y dueña del Nazca Peruvian Cuisine en San Jose, California. A su lado, Cecilia Bohorquez, peruana y hermana del dueño, el esposo de Martha. Lo que parece un trabalenguas es mucho más sencillo cuando uno ingresa al restaurante y se encuentra con la amable sonrisa de estas dos damas que, en el centro de la capital del Silicon Valley, explican a un intruso peruano su pasión por la nueva aventura.


El Nazca Peruvian Cuisine, como sueño, nació hace ya un tiempo; no obstante, José Bohorquez y su esposa Martha, recién lo pudieron hacer realidad. Y, claro, entendemos que iniciar un restaurante no es cosa fácil, sobre todo, en un lugar multicultural como San Jose donde a la vuelta de la esquina hay comida para todos los gustos. Abrir el segundo, les será mucho más sencillo.

Hacía unos días que había leído su aviso en The Wave, la bien editada revista que semanalmente circula en el área. El día anterior había conversado acerca del nuevo local con un amigo peruano. Ayer, coincidentemente y sin querer, pasé por delante mientras hacía unas diligencias. De regreso se me ocurrió hacer una parada para recabar su menú y estudiarlo en casa. Y no me arrepiento de haberlo hecho.

La moderna ambientación, sencilla, pero con buen estilo, invita a seguir adelante. Plantas y típicos huacos de nuestra antigua cultura, es lo primero que percibimos antes de toparnos con las anfitrionas. Ahí estaban Martha y Cecilia, quienes contestan a nuestro saludo en inglés. El cambio de idioma es casi inmediato, tan rápido como el ingreso de Arturo para ofrecer sus servicios. La primera impresión fue buena (el ambiente), la segunda, aún mejor (la atención). Solo faltaba lo más importante, y, tal vez, en el negocio de comidas y restaurantes, el gancho para atraer al cliente: la cocina, el gusto al paladar, el sabor y el saoco peruano, tan particulares.


Aparece Jose Jr. (sin acento, porque nació aquí). Es hijo del dueño y hace surf. "Voy al Perú todos los años, y siempre al norte para correr tabla", nos dice mientras nos trae un recipiente con cancha. El Junior Bohorquez, habla muy bien el idioma y nos cuenta un poco de su experiencia durante las dos primeras semanas en que abrió el restaurante. "Ha venido bastante gente y, a la hora del almuerzo, hemos tenido llenos completos", nos dice como quien vigila el negocio del padre. El local queda a pocos pasos de los principales edificios del centro de San Jose.

El Nazca Peruvian Cuisine divide su carta en Tapas y Entradas, Ensaladas, Cebiches y Tiraditos, Sopas, Especialidades, Bebidas, Café y Té. También tiene una sección que le llaman Lunch Special, donde ofrecen, por ejemplo, Ají de Gallina, Lomo Saltado, Fetuccini a la Peruana, Pescado Nazca, y Tacu Tacu de Camarones. Paso, le digo a Cecilia, cuando hablamos de camarones. Es cuando aparece Junior con el ceviche de pescado. Viene a su lado con un pequeño camote y nuestro peruanísimo choclo (como en el Perú le llamamos al maíz). "La chicha morada aún está en proceso de producción", nos había advertido Martha apenas llegamos. Pero igual nos regalan un vaso para probarla y dar nuestra opinión. La apertura oficial del restaurante está programada para el 9 de mayo, y esperan tener la chicha en su punto, nos dicen.

De segundo pedimos un ají de gallina. En inglés, Pulled chicken in a creamy "aji amarillo" and nuts sauce, served with white rice, yellow potatoes, black olives and hard boiled egg. Todo llega tal cual lo esperábamos, aunque el plato es un poco más grande de lo acostumbrado. ¡Bien servido!, dirían algunos. Además, es cuadrado, y, de por sí, ya ocupa la mitad de la mesa. El Lomo Saltado, el Tacu Tacu a lo Pobre y el Suspiro a la Limeña, los dejamos para la próxima.


Martha y Jose se retiran para atender un compromiso familiar, y nos quedamos con Cecilia, conversando sobre el Perú, el sur chico, el terremoto de agosto pasado (que la conmueve), Lima y su crecimiento, el marketing y hasta de la Hacienda San Jose de Chincha, que ambos, indistintamente, conocimos hace muchísimos años. Ella llegó de Perú solo por unos días, para asesorar el proyecto. La clientela sigue llegando y nosotros los dejamos trabajar. Les hago saber de la alegría que como peruano me embarga, de tener un buen restaurante en el centro de San Jose, una de las diez ciudades más grandes de los Estados Unidos y, también, una de las más pobladas... aunque incomparable con el tamaño y la población de mi querida Lima. Pero, afortunadamente, con Nazca Peruvian Cuisine, su sabor llegó hasta aquí.

Javier Lishner
Santa Clara, California
13 de abril de 2008

16 comments:

Anonymous said...

Tienes mucha suerte... yo aqui en el norte bien al norte de Italia tengo que hacer magia para un poco de aji amarillo y culantro para hacer algo peruano... solo puedo hacer con facilidad el lomo saltado.
Saludos,
Rossana

Beth said...

holas: Yo vivo en el area de los angeles y no tengo problema en encontrar comida Peruana. Mi favorito es el lomo saltado.
Beth

Anonymous said...

Aqui a la espalda de mi casa venden un cevichito sin tanto choclito ni lechuguita y es buenazo.Fresco y baratito nomas. Nada como la Perla pa un buen ceviche. Muy buena la nota del metal cumpa..viva Hendrix.

Carlitos El Tigre

Anonymous said...

este tipo de articulos en el peru son conocidos como "publicherry".
al menos por las fotos de la presentacion de los platos, el localcito parece bacan. ojala que despues de este advertising sea mas frecuentado por peruanos (y no solo!) que por ahi cerca viven.
asi javiercito, la proxima vez que iras, la papa rellena gratis te la mereceras!

Anonymous said...

hola javi:a los años.me gusto tu pblicherry...jijiji.saludos.
maricielo

Javier Lishner said...

Hola Maricielo:

Nunca nos contaste cómo te fue en el concierto de Bryan Adams. Creo recordar que ibas a ir... o me equivoco?

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Estimado Anonymous:

Felizmente suelo guardar los recibos que hago con mi tarjeta de crédito. Podría asegurar que no es lo que llamas "publicherry". Ni conocía a los dueños, ni a la asesora que llegó de Lima, ni a ninguno de los trabajadores. Todo fue espontáneo y solo les pedí permiso para tomar las fotos. Lo demás fluyó naturalmente mientras ellos hacían lo suyo, preparar y servir la comida; y, yo, lo mío, hacerme más gordo y más pobre.

Ya te contaré lo de la papa rellena, la próxima vez que los visité. Tal vez me deje crecer el pelo para que no me reconozcan.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Rossana:

Saludos por la bella Italia. No te imaginas el punto del ají amarillo que me sirvieron. Buenazo. Volvería solo para comer el pancito con ese ají. Felizmente, culantro por aquí hay bastante.

La próxima me voy por el Lomo saltado.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Carlitos El Tigre:

Un buen ceviche en La Perla y con música de Jimi Hendrix, merece una heladita. ¡Qué tiempos aquellos!

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Beth:

Hace unos años, mientras estaba en un festival cubriendo el evento, un par de niñas norteamericanas que estaban en primera fila, me comentaron que siempre iban a El Pollo Inca, en Torrance. Y que en Los Angeles tenían otro restaurante peruano que era su favorito. No recuerdo el nombre.

Saludos,

JL

Ana said...

Hace años vengo siguiendo "de lejos" la gastronomía peruana y sólo puedo decir:
Qué envidia sana ante tanta delicia!
Son los mejores!
Espero si no en esta, en otra vida ir a Perú a degustarla.

Saludos desde Puerto Rico.

Anonymous said...

me ha venido ganas de un buen cebichito...
a comeeerrr!

Javier Lishner said...

Hola Ana:

O sino, cuando estés por estos lares podemos hacer el esfuerzo de llevarte a alguno.

Gracias por visitar el blog.

JL

Javier Lishner said...

Hola Anónimo:

A tí se te vienieron las ganas de un cevichito, yo siempre ando con ganas de un cevichito.

Saludos,

JL

Anonymous said...

Los platos tenian buena pinta y parece que el sabor fue de lo mejor segun tus comentarios y el apeto, lastima que nos vimos para cenar y no almorzar aquella vez en San Jose porque a otra hora atacaba el Nazca Peruvian cuisine en lugar de los pork chops y la hamburguesa de aquella inolvidable velada del reencuentro.
Provecho,
Sammy

Javier Lishner said...

Hola Sammy:

Yo creo que cuando llegaste representando a Telemundo, el Nazca Peruvian Cuisine no había abierto sus puertas. Además, el local no queda tan lejos de los estudios locales de la televisora para la cual trabajas. Será para la próxima.

Recibe un fuerte abrazo,

JL