Monday, March 29, 2010

EN CAMBIO LOS PRISIONEROS

Si Axl Rose pensó que era el primero en detener un show internacional de rock en Lima, luego de que algún impaciente le arrojara una botella en la Explanada del Estadio Monumental la semana pasada, se equivocó. Dos décadas antes que él, hubo otro que tuvo los huesos más grandes, insultó al bandido, decidió parar la presentación, y, como si no hubiera sido suficiente, se retiró del escenario con sus compañeros. Doce mil personas casi en estado de shock fueron testigos de ello.


De no haber visto los rostros de quienes me acompañaban aquella tarde, no me hubiera interesado tanto. Pero esos rostros representaban a la radio que dirigía, eran oyentes y habían sido invitados al show especialmente por la emisora. Se llamaba Efextos FM. Los cinco invitados habían viajado 300 kilómetros, desde la ciudad de Ica hasta la gran capital, expresamente para vivir el evento. Sucedió en la Plaza de Acho, ese antiguo lugar construido por algunos inconcientes para realizar, desde 1766, la crueldad que algunos sujetos llaman arte. Entre ellos, un par de mis amigos.

Los Prisioneros fue una adorable banda chilena con muy buen arraigo en Perú. Al igual que le sucedió a Soda Stereo, y a otros combos contemporáneos de los ochenta, Lima les sirvió como trampolín. Llegaron por primera vez en 1987, donde también actuaron en el mencionado coso del Rímac. La de junio del 91, sería su segunda visita. Esa vez, el grupo hizo además dos presentaciones en el colegio San Agustín, cuyo predio andaba de moda por aquellos días.

Podría asegurar que habían empezado a interpretar "El baile de los que sobran", cuando un proyectil aterrizó en el escenario. No era la primera vez que Los Prisioneros se encontraban ante tremenda amenaza. Antes, en su visita de septiembre del 87, auspiciada por Radio Studio 92, les había pasado lo mismo. Pero cuatro años más tarde, su reacción fue diferente. Jorge González, su vocalista, al frente, cual director de orquesta, ordenó parar la música. De pronto, mientras hacía su alocución señalando al culpable de "imbécil", le echó la culpa y se retiró del escenario con toda su banda. Andaban allí, Miguel Tapia en batería, Cecilia Aguayo en sintetizadores y Robert Rodríguez en bajo. Con ellos, el año anterior, habían publicado Corazones, bajo la producción del maestro argentino Gustavo Santaolalla. Ese fue el año en que -por problemas con el cantante-, su guitarrista original, Claudio Narea, había abandonado el entonces trío.

Entre silencio e incertidumbre, que en un concierto da la impresión de infinito, el foco de alguien fue iluminado. Y las doce mil personas terminaron llamando a la banda. Entonces se escuchó: ¡Pri sio ne ros! ¡Pri sio ne ros! ¡Prisioneros! ¡Prisioneros! ¡Prisioneros!... Y como era de esperarse, la víctima, llamada esa noche Prisioneros, salió triunfante a compartir su música ante la algarabía del público, que había empezado a perder esperanzas. Había visto lágrimas durante esos minutos de suspenso. Todo pareció una estrategia de marketing. Con un resultado final positivo, en donde los Prisioneros no solo salieron ilesos sino que obtuvieron respaldo multitudinario. Fue un gran manejo de masas de parte de Jorge González.

Los Prisioneros habían triunfado en su segunda visita al Perú. Esa misma noche, y luego de que los invitados se habían dado el tiempo de conocer personalmente a González y Tapia, nos regresamos a Ica. Lo de Axl en el Monumental de Lima, con intérprete incluido, fue solo una llamada de atención. Lo de González en Acho, fue más serio. En Liverpool, el año pasado, Morrisey abandonó el escenario luego de interpretar dos canciones, también por una bendita botella de plástico. Pero lo que le sucedió a Melissa, Melissa Mariana Griffiths, la artista peruana con éxito en Venezuela y otros países, fue aún peor. Porque a ella, en la desaparecida Feria del Hogar, no le arrojaron una botella de plástico. Fue una piedra. Y le cayó en el rostro. Desgraciados.

Javier Lishner
Santa Clara, California
29 de marzo de 2010

16 comments:

Javier Moreno-Pollarolo said...

Lamentablemente el tirar piedras, botellas y demás objetos contundentes a los músicos siempre ha sido pan de cada día. A mi casi me cae una botella de pepsi cuando iba a tocar con mi grupo de rock en la Ricardo Palma (mi universidad) allá por 1992. Me dió cólera porque pudo haberme dado en la cara. Sergio Flores, luego bajista de los Zopilotes, tocaba con nosotros y se asustó al ver cómo la botella también le pasó rozando la cabeza (había sido arrojada desde el tercer piso de la facultad y nosotros estábamos expuestos cuales patos de feria). En fin. No pasó nada al final. Pero tocamos mirando al tercer piso todo el tiempo.

Poco después, en la misma Ricardo Palma, una botella voló de un lado de la masa a otro, golpeando a una chica en la cabeza durante un concierto de Miki Gonzáles. Miki ordenó parar la música y, furioso, insultó merecidamente a aquel energúmeno que había lanzado una botella, probablemente de alcohol, traída por él desde la casa donde aún vivía con mami y papi. Para los conciertos de la Richi se vendían vasos de plástico, por lo que me acuerdo.

Lo de Melissa me acuerdo clarito porque me parecía bellísima y recuerdo a un par de anormales de mi salón de clases en el colegio que celebraban el "piedrón" a Melissa cual acto de amor sublime. La Feria del Hogar tenía en sus terreno piedras hasta por gusto que eran proyectiles en potencia. Curiosamente, aparte de la tragedia de los dos imbéciles de "Servando y Florentino", el público salsero siempre se ha portado de lo mejor... Lección para los energúmenos del rock, ojo.

beatnik said...

maestro. interrumpo esta entrada para informarle que el viernes 26 se dio en británico de lima el gran acontecimiento de las últimas cuatro décadas. LOS SAICOS TOCARON EN VIVO rompiendo el mito luego de 45 años de silencio. aqui la crónica http://renzosanchezcronista.blogspot.com disfrutelo!

tambien hubo presentaciones de pico ego aguirre, chachi lujan, tlön, new juggler sound - laghonia - we all together, veronik, daniel f, entre otros.

Anonymous said...

Nunca me gustaron los Prisioneros y mucho menos Soda Stereo
Hay que ser claro en afirmar que toda banda tiene influencias primigenias pero la propuesta de Prisioneros y Soda nunca me parecio atractiva y añoraba yo la energia y postura de otras bandas
Retomando el post siempre considere tarados a los que arrojan objetos en cualquier espectaculo estos subnormales estan en el futbol,los conciertos y todo acto multitudinario en donde agazaparse y cometer la estupidez.
Y desde aqui me sumo a la noticia del retorno de una banda emblematica peruana los Saicos
Banda de culto de la que las palabras quedan cortas para expresar su aporte al rock
Saludos
Fausto

Anonymous said...

Una falta de respeto arrojar cosas al artista, pero es que también en los conciertos corren sustancias que alteran los estados mentales. Lo mínimo que se debería arrojar a un pésimo artista es un tomate o un huevo, el efecto es mas efectivo.

Manuel. said...

Hola Javier, no tenía muy presente lo que cuentas acerca de los Prisioneros. Más bien, lo que sí recuerdé al toque fue el incidente de la piedra. Años que no escucho de esa desafortunada reacción. Pero sí es cierto, como lo cuentas, lo de Axl queda a niveles menores comparado con lo sucedido a los Prisioneros. Un abrazo. Saludos.

Javier Lishner said...

Hola Javier:

Ahora que mencionas a Miki, lo recuerdo junto a Gerardo Manuel como uno de los que trataban de educar al público en vivo. Y mira cómo habrán pasado unos 25 años y la cosa continúa. Es la euforia, el fanatismo, la falta educación, los tragos de más y mil factores más los que empujan a algunos asistentes (felizmente suelen ser cuatro gatos), a arrojar proyectiles a los escenarios.

En cuanto a Melissa recuerdo que luego del incidente la prensa publicó que la piedra que le arrojaron había estado envuelta en una papel que decía algo así como "Te quiero"...

Y en cuanto a la botella que te tiraron en la Richy, felizmente era de Pepsi. Sino te hubiera caído en la testa... jaja. :-)

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Beatanik:

No hay problema. Mientras sean buenas noticias, positivas y de manera educada como vos lo haces todo está bien.

Lo que no entiendo es qué hace Daniel F. en ese grupo de dinosaurios. Bueno, imagino que esa Veronik no es la Verónica de la época de los Lujanes y Ego Aguirres. No la conozco.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Fausto:

Es bueno que los amigos lectores sepan que no todo lo que publico es de mi gusto personal. Hay mil cosas más, incluyendo a este par de grupos, que por alguna razón se me cruzaron en el camino. Solo los traigo al presente recordando alguna de esas vivencias en las que nos intersectamos.

Al igual que tú, felicito el retorno de Los Saicos aunque no estoy muy convencido si el término aporte es el que les corresponde. Habría que discutirlo o leer un poco más de la época. Tal vez, lo haga.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Yo creo que sea botella de plástico, piedra, tomates o huevos, no es parte de lo que se espera del público. Sí, por ejemplo, abucheos. Como le sucedió a Bob Dylan cuando de ser un artista acústico, apareció con una banda eléctrica.

El aplauso o la pifia sería lo correcto. Salvo mejor opinión.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Manuel:

Te soy sincero que lo de Melissa lo recordé mientras escribía la nota. Tuve oportunidad de tenerla en mi programa y era una mujer súper dulce y tranquila. Sino que con una voz y presencia escénica que supo aprovechar en el arte. Y nunca mereció haber recibido una piedra por culpa de algún desadaptado que solo quería rock.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Fausto:

Creo que cambio de opinión. Teniendo en cuenta que todos aportan, sí, Los Saicos también aportaron. Lo que no podría saber es qué tanto. Y eso es lo que voy a tratar de buscar.

Saludos,

JL

Anonymous said...

recuerdio ese incidente con Melissa que henderson, sin mal no recuerdo pasaba hasta el hartazgo. Ella tenía una canción llamada "A Volar", no?

Javier Lishner said...

Hola Anonymous:

Es cierto. Esa canción fue parte del que fue uno de sus mejores discos y, posiblemente, el más popular en el Perú. Estuvo "A volar" y "Cuestión de feeling", que grabó a dúo con Riccardo Cocciante. Y otro tema con Jermaine Jackson que no recuerdo el título.

Tengo entendido que sigue en carrera. Muy querida y popular en Venzuela.

Saludos,

JL

Rocketman said...

Hola Javier
El tema es 'Confesiones' Melissa Griffiths & Jermaine Jackson, además una balada 'Me estoy sintiendo sola' versión de un hit de Bucks Fizz
'Getting kinda lonely', también la versión en español de 'Duels' (Propaganda) 'Hoy comienza tu derrota'.

Te agradecería una nota sobre la bella Melissa Griffiths, recuerdo fuí a la Feria Del Hogar y ahí me enteré que la noche anterior le habían arrojado la piedra, Melissa canceló todas sus presentaciones en Lima, nunca mas supe se presentara en el Perú.

Un abrazo y pronto regreso al Perú, aunque sea 'de visita no mas'.

Rocketman.

Javier Lishner said...

Hola Rocketman:

Gracias por la sugerencia. Yo sé que hay varias damas que merecen un espacio en el blog. Y Melissa es una de ellas.

Otras que siempre he tenido en mente son Tania Libertad, quien estuvo hace poco en Lima, y Elsa María Elejalde, contemporánea de Melissa, aunque "la flaca", como la llamaban sus amigos, no se caracterizó por grabar discos. Aunque su voz haya estado en muchos de ellos.

Y para terminar, de las que recuerdo a esta hora, están las hermanas Calixto, Malena y Nancy, quienes también han grabado apoyando con sus voces a un sinnúmero de artistas y que a fines de los setenta tuvieron éxito radial con un grupo llamado Las Rollets. En YouTube debe haber video de ellas. Y, finalmente, Mache, otra buena cantante peruana.

Un abrazo,

JL

Luis said...

Ya recorde este incidente,eran las epocas en que Jorgito Gonzales hacia de las suyas,recuerdo su participacion en el programa de Gisella en donde por poco casi para de cabeza a la rubia(hay que ser sinceros en varias ocasiones como que dan ganas de pararla de cabeza por las cosas que dice y hace,pero como dicen a las mujeres ni con el petalo de la rosa,¿?)y hubieron otras en las que se burlaba del publico,incluso en el mismo festival de viña no faltaron sus elocuencias.Para serte sincero en esa epoca los prisioneros me llego a gustar mas que soda,sobre todo cuando cnataron maldito sudaca,quiza el tema mas identificado a lo que Gonzales decia y hacia,muchos en esa epoca pensaron que era un tema racista y de burla a los latinos que trabajan fuera de sus paises,incluso yo tambien lo crei,sobre todo cuando dice cochino Peruano,pero no es asi es todo lo contrario mas es una burla a los Europeos y su forma despectiva de trato hacia los latinos.En el video de este tema colgado en Youtube los españoles inundan de comentarios negativos hacia esta cancion y dan de palo a sus interpretes.En cuanto a lo de Melissa llamada en esa epoca la reina del rock sudamericano,tubo tan mala suerte que en su pais la traten de esa forma,recuerdo que suspendio todo concierto en Lima y fue casi un escandalo,hasta donde se hoy Melissa piensa retornar a radicar en el Peru ya retirada de los escenarios,no se si sera cierto.Otro grupo que sufrio igual ataque de piedras y en la misma feria del hogar fue Virus,lo recuerdo por que estube presente(por siaca no fui Yo)y Federico M.paro un instante el Show para pedir no mas ataques y que ellos solo vinieron a hacer musica y no violencia,el publico cual niño chiquito malcriado agacho la cabeza y en silencio escucharon al cantante luego de quedar todo claro el espectaculo siguio con Pronta entrega.
Luis de jesus maria