Thursday, March 04, 2010

De los discos 45
MI HISTORIA CON THE CHI-LITES

Por favor, al leer la siguiente nota recuerde que en esa época no existían los i-Pods, la Internet era solo un sueño, el disco compacto no existía ni en sueños, y que los fundadores de Google ni si quiera habían nacido. Los términos download, software, wireless, laptop, email y MP3, no existían en el lenguaje diario y, lo único digital que teníamos eran las huellas. Chat, era como le llamábamos de manera americanizada y amigable a aquellos más bajitos que nosotros y, multimedia, eran los calcetines que se compartían en casa. Mac no sonaba a marca de computadoras sino de camiones (Mack), originales de Allentown, Pennsylvania. No existían los Emoticons como hoy, con tantas muecas, sino que había uno solo llamado Smiley que no era burlón ni escandaloso y más bien siempre sonreía...


El mundo era diferente y la música también. Led Zeppelin aún no era lo que luego llegó a ser y, Deep Purple, era lo que nunca más volvería a ser. Las radiolas tenían por lo general cuatro patas y, a veces, el tocadiscos tenía que ser conectado con algún radio para que sirviera de amplificador. Era el inicio de la década del setenta. En parte de Latinoamérica había una fiebre española y otra argentina. Pero, ésta última, muy distinta a la que llegaría la siguiente década con Soda Stereo o Charly García. Incluso, Charly hacía lindas canciones acústicas al lado de Nito Mestre, y no se tiraba de novenos pisos ni se trompeaba con el primero que le caía mal. Es cierto que ya se había descubierto el heavy metal (Black Sabbath, por ejemplo, ya había lanzado sus tres primeros discos) pero, a pesar de ello, el mundo aún no sabía en qué dirección se dirigía esa música de pelucones y locos llamada rock and roll. Y John Lennon vivía.

Nunca pregunté de dónde salió ese 45 r.p.m. de Gustavo "Hit" Moreno que tuvimos durante tanto tiempo en casa. Nunca supe quién lo compró, quién lo trajo o cómo llegó. De acuerdo a la historia, "Norma" debió haber llegado conmigo porque, coincidentemente, Norma y yo, somos del mismo año. Del año de la pera.

Ese fue el primer disco 45 que yo recuerdo. Aunque llegada la década del setenta, invirtiendo nuestras semanales propinas, comenzaríamos a construir nuestra propia colección de discos. Algunos pasaron desapercibidos, pero la gran mayoría se convirtieron en clásicos de nuestras cuatro paredes. De los primeros, por ejemplo, hubo uno de Three Dog Night de título "Shambala" y, otro, de Hamilton, Joe Frank & Reynolds de nombre "Nora". Las canciones no tenían nada de malo, pero como que al momento les faltó ese algo que las pudiera haber hecho salir del anonimato. Y es que había veces que uno iba a la discotienda con su lista de canciones y no encontraba ni una, y, antes de regresarse frustrado y hasta de mal genio, adquiría alguna que por allí andaba rebajada o que el que el vendedor de turno sugería. Y, claro, con diez u once años de edad, a veces, uno se dejaba influenciar. Más de una vez me llevé sendos "paquetes" que, a pesar de tocarlos todos los días en casa, nunca ascendieron en mi imaginaria lista de éxitos. Ni siquiera en las de las radios populares de aquel entonces.


"Have You Seen Her" - The Chi-Lites.

Como lo escribí hace un tiempo, mi primer 45 fue uno de Tormenta, la cantante argentina que hacía furor por esos días entre el 71 y 72. Se tituló "Como una chica y un muchacho". En el reverso, estaba "Vuelve padre sol". Tormenta por aquel entonces se había hecho popular con canciones como "Adiós chico de mi barrio" y "Adolescente tierno"... Y tuve la suerte de poder contarle la historia una vez que llegó a la radio.

De todos los discos 45, hubo uno del que no me deshice por pena o por gloria, no sé. En el verano me habían matriculado en las clases de guitarra en la parroquia (los que me conocen seguramente saben a cuál me refiero). Allí tuvimos a dos maestros quienes durante los meses de verano, tanto él como ella, se dedicaron a enseñarnos las primeras notas y, de paso, a tocar algunas canciones como "
La Bamba". En marzo, al final de las vacaciones, se realizó la clausura de los cursos de verano. Aquel día, en horas de la tarde, durante la celebración, llegó el momento de la premiación a los de la clase de guitarra, y entonces escuché mi nombre. Pasé al pequeño estrado que los mismos maestros habían construido en el patio y tras un apretón de manos, me obsequiaron un presente. Tenía forma de disco. Feliz lo recibí y lo guardé bajo el brazo.

En 1971, Radio Miraflores se había encargado de hacer éxito un tema de título "Have You Seen Her", que la tradujeron como "La has visto". Radio Atalaya le siguió en el proceso de convertirlo en éxito. Los intérpretes se llamaban The Chi-Lites que, para los que apuntábamos rankings, se transformó en el nombre más difícil de escribir debido a que cada disc jockey le ponía lo suyo al bendito apelativo del grupo vocal de Chicago [pronúnciese the shy-lights]. Y que me perdonen todos pero ninguno la acertó.



La verdad es que más de una vez estuve en la discotienda pidiendo el disco 45 de esa canción, pero nunca la encontré. Recuerdo que algunos vendedores se mataban por hacerme entender lo que significaba "que no estaba en edición nacional". Para mí, lo lógico era que algún día estuviera en edición nacional. Y, en contra de lo que me dijeron los vendedores, pareció que ese día había llegado.

Mientras otros de mis compañeros recibían aplausos y premios en la ceremonia de la parroquia, a un lado estaba yo abriendo mi presente. Y grata fue mi sorpresa cuando me encontré con el famoso "Have You Seen Her" que durante meses había estado buscando. Regalo de Dios, pensé... Al regresar a casa, añadí mi nuevo disco (de etiqueta psicodélica) a la incipiente colección. En diciembre anterior, como parte de los regalos de Navidad, Papa Noel nos había dado la oportunidad de comprar diez discos 45 entre todos los hermanos. No recuerdo bien cómo fue la selección, y si discutimos o no, pero sí recuerdo que llegaron, entre otros, "True Love That's A Wonder" de Sandy Coast, "I Believe in Music" de Gallery, "Ventura Highway" de America y "Where Is The Love" de Robertha Flack & Donny Hathaway. Todos, en edición nacional. Los discos importantos habían sido vetados por el gobierno militar de turno.



"Go All The Way" en 45 por The Raspberries.

¿Y quién fue Sandy Coast? No era un cantante como escuché más de una vez en la radio, sino un grupo holandés formado a mediados de los sesenta que tuvo en esa canción su tema más popular. ¿Y quién fue Gallery? Fue un grupo de Detroit, cuya voz principal se llamó Jim Gold. Su mayor éxito fue "(It's So) Nice to Be with You". Con America, Roberta Flack y Donny Hathaway, hablamos de palabras mayores.

Durante el año 72, la discoteca de casa empezó a crecer con la llegada de discos de artistas como Lobo con "
I'd Love You to Want Me" y "Don't Expect Me To Be Your Friend", Gilbert O'Sullivan con "Clair", los Raspberries con "Go All the Way", Albert Hammond con "It Never Rains in Southern California", the Shockimg Blue con "Demon Lover" y Nilsson con "Without You". Lo cierto es que al final de cada año, el número de discos 45 subía significativamente.

No obstante, cuando al día siguiente fui a escuchar mi premio de las clases de guitarra, me topé con un problemita que me hizo recordar a los vendedores de las discotiendas. La versión de "Have You Seen Her" no era la de los famosos Chi-Lites sino la de un grupo llamado The Monitors, conocidos solo en su casa y en algunos pisos de la Motown, donde, debido a su escaso éxito como grupo vocal, y para no deshacerse de ellos, los ejecutivos los enviaron a realizar diversos trabajos de oficina. A uno, por ejemplo, lo mandaron al departamento de control de calidad.

En resumen, y paradójicamente, "Have You Seen Her" fue una placa que nunca vi en su publicación original. El disco de 7 pulgadas de los Monitors, que seguramente grabaron con muy buena intención, debe estar hoy en casa de uno de dos amigos a quienes les heredé todos esos primeros 45 revoluciones por minuto que empezaron a llegar desde fines de 1970, en plena revolución en Perú.

Javier Lishner
Santa Clara, California
24 de julio de 2008

25 comments:

Percy@Oropeza said...

Interesante anecdota,aquellos grupos y cantantes no los conozco,así que empezaré a buscarlos por internet y darme la ligera sensación de lo que tu sentias en esa época maravillosa de los 70s,cuando yo nacia.

Fuì un ex-oyente de tus programas en radio panamericana,junto a Lucho Arguelles,Jhonny Lopez,Wolfie etc.

Jorge S said...

Interesante nota, los primeros discos que vi en mi casa y empecé a escuchar fueron el recopiltario de rojo de los Beatles y uno de los Iracundos y de Nicola Dibari; ya luego compré mis primeros discos, me aceardo mucho que compre el 45 de los Bee Gees en pleno apogeo de la película Saturday Night Fever,, justo estoy por escribir algo sobre mi relación con la música,,
Un Abrazo

Beck! said...

Hey que buena esa de multimedia, jajaja, me has hecho reír de gran manera. Saludos.

Luis Guadalupe said...

Hola Javier. Muy interesante y anécdotico tu post, cuando la vida era más simple, aunque sin los enormes avances de hoy en día.

Quien no recuerda su primer 45 que compró? En mi caso, recuerdo que el primer disco 45 que se compró en casa fue "Please Mr. Postman" de Carpenters, que se lo compraron a mi hermano Alex. Eran épocas en que ibas a las discotiendas y podías encontrar las canciones que escuchabas en la radio.

Un fuerte abrazo.

LUCHO

Anonymous said...

Que buenos recuerdos Javier
Cuando empece a escuchar musica de manera seria recuerdo haber recopilado los 45 de mi hermana mayor aquellos que le habia regalado un enamorado suyo
Corria el año 1978 con el mundial de Argentina de telon y en su armario empeze la busqueda se dejaron ver Pacific Gas Electric The Hunter luego uno de Blues Image con Ride Captain Ride 10cc con Dreamlock Holidays y habia material de Bread cuando mi hermana se ponia feeling y tambien me has hecho acordar de Lobo ese tio sonaba con su tema mas popular el que mencionas y habia otra cancion de otro tio llamado Biddu que no se como me ha venido a la mente Girl You’ll Be A Woman se llamaba
El Primer Lp 33 que puse fue uno de BTO y ese sonido me disciplino el oido para el de la moneda de Grand Funk los Zeppelins Purples y Hendrix no tardaron en llegar
En las galerias del Jr.de la Union el primer 45 que le pedi a mi viejo fue uno de Little River Band Lonesome Loser en 1980 y recuerdo que le imploraba que me compre el lp Some Girls de los Stones
Que recuerdos aquellos donde en Sears vendian los discos importados,la FM era digna de ser escuchada y anotabas los temas que mas te gustaban para comentarlos el dia siguiente en el cole y preparar los cassettes recopilatorios
Que buenas epocas
Saludos
Fausto

Luis Alberto said...

Magnifica evocaciòn la que has brindado, es muy cierto, los años felices eran aquellos donde la mùsica tenia sentido y mensaje. Efectivamente a inicios de los 60' la gente lucia orgullosa en su sala las legendarias radiolas con su hermoso mueble de madera fina,La mayoria eran a tubos (vàlvulas electrònicas), y tenian 4 parlantes dos woofers y dos tweeters,las màs costosas tenian su control de balance (Left y Right),por ser con sonido stereo. Recuerdo que se visitaba a los parientes de plata para escuchar esa maravilla de sonido, sobre todo la primera emisora deFM, que fuè inaugurada el 11 de Setiembre de 1960 Radio 100 FM de Richard Ajello. Este gringo de NY llegò a Lima e inicios de los 50' y tenia una tienda donde alquilaba todo tipo de parlantes marca AR.La gente que no tenia dinero celebraba sus cumpleaños alquilando el històrico pick-up que te venia con 20 discos de carbòn,de 78rpm y su cajita de agujas intercambiables. Las tiendas de venta de discos de aquellos años 50 eran: Casa Alva, Discos Zurita, Casa de discos Philco, y Casa Castellano del Jr de la Uniòn, todos vendian discos de 78rpm, y tambien los nuevos discos de 45rpm y los primeros long plays de 10' con 4 canciones por lado, esto para la gente que tenia sus cambiadiscos de 3 velocidades. Debo mencionar tambien que en 1955 llegaron las famosas rockolas marca Wurlitzer que al echarles una moneda podias escuchar tu selecciòn escogida. Eran los tiempos tambien cuando en la puerta de los cines del centro de Lima vendian la famosa cancha pop corn en unas cabinas transparentes desde donde se veia una inmensa olla que preparaba la cancha y el aroma era tan exquisito que habian dos colas de gente, una para entrar al cine y otra para comprar su paquete de cancha. Que tiempos aquellos amigo.

Miguel Villamizar said...

Hola Amigo Javier
Muy bonito post. Tener un 45 era lo máximo. Escucharlo en casa era todo una ceremonia casi religiosa. Javier yo empeze a coleccionar 45 en el 78 , recuerdo que en las discotecas lo probaban como en una cabina espacial y ahi se escuchaba con un sonido espectacular. No sé si siempre fué así en las discotiendas, si habían esas cabinas.
Ya a inicios de los 90as encontrabas pocos 45. A mediados de ese año recuerdo que en Tia Y Monterrey empezaron a rematar muchos 45. Sacaban afuera unas canastas grandes y ahí estaban todos los 45 amontonados.

Un abrazo.

Anonymous said...

Recuerdo haber comprado el LP de los BEATLES-A Collection Of Beatles Oldies,tambien el de los Bee Gees-Here at Last... Bee Gees... Live,tambien uno de los Earth,Wind & Fire por September, Queen-Live Killers y A Night at...pero recuerdo haberle pedido a mi madre comprarme el 45 de Mr.Postman-Carpenters por que los vi en un magazin en la TV.
Aqui en el Japon las tiendas de CDs estan desapareciendo poco a poco, ya que la gente prefiere comprar por internet. No se si en otros paises existe el alquiler de CDs, pero aqui los alquilan y por lo que me dijeron que los artistas reciben parte de las ganancias.
Mi padre tenia un LP de Herb Alpert y los Tijuana Brass que lo escuche hasta el cansancio, sobretodo Casino Royale y Hey Jude.
Abrazos
Jaime Japan

Luis Alberto said...

Aquellos años 50',eran cuando recien aparecieron las peliculas en Cinemascope y la primera fue:"The Robe" (El Manto Sagrado) cinta de la 20thCentury Fox que llevò en los estelares a Richard Burton, Jean Simmons, y Victor Mature, filmada en 1953. En cuanto a la mùsica, el cambio vino cuando Alan Freed aquel DJ de Cleveland inventò la palabra Rock and Roll, en 1951 y segun la historia, el primer rock fue interpretado por Ike Turner llamado "Rocket 88" grabado para el sello de Sam Philips (Sun Records). Hay que reconocer a Little Richard y a Chuck Berry como padres del rock'n roll, y a Elvis como su mayor difusor, aunque tambien Bill Halley and his Comets hicieron lo suyo. Tal vez no lo sepas, pero los discos de Bill Halley fueron los primeros que llegaron aqui a Lima, eran discos del sello Decca todos de 78 rpm, importados de USA. Con ellos la gente de aqui aprendiò a bailar rock. Esto se reforzò cuando estrenaron "Rock around the Clock", y los chiquillos y chiquillas de entonces enloquecian por el nuevo ritmo, Recuerdo que al principio, los antiguos locutores y comentaristas no le daban importancia al rock, porque pensaban que era solo una moda pasajera: ¡Se equivocaron! El rock le diò vitalidad y motivo a los muchachos de antes; ahora ya tenian su mùsica y comenzaban a disfrutarla a todo dar. A mediados de los 50' hubo un cambio total en los gustos musicales, y las emisoras tuvieron que aceptar esta nueva corriente musical. Barton Wilson tambien ponia algun tema de rock, saliendose de su esquema dedicado solamente a los American Standars. Por aquel tiempo arribò a Lima un joven boliviano de origen, llamado Jorge Pelàez Rioja, quien venia de NY donde habia tenido por 10 años un programa radial llamado:"La Hora de la Melodia", y un suplemento llamado "La Cajita de Mùsica", su estilo era muy parecido al de Barton Wilson, solo que Jorge transmitia su espacio en español. Aquellos fueron los dos Dee Jays pioneros de la radio aqui en Lima, Yo he tenido la suerte de escucharlos y siempre tengo presente en mi memoria la fina expresiòn de sus voces amen de sus comentarios cuando presentaban lo que iban a tocar en los legendarios tornamesas de la època.

Javier Lishner said...

Hola Percy:

Ojalá que puedas encontrar buena información de algunos nombres de aquella época. Algunos olvidados, como Gallery o Raspberries (cuyo cantante era Eric Carmen).

Gracias por tu lealtad a través de los años. A propósito, este martes Johnny López, en Radio Nacional FM, le hará una entrevista a Lucho Argüelles. La cita es a las diez de la mañana.

Saludos,

JL

Javier Lishner said...

Hola Jorge:

Así que tú eres uno de aquellos que se remonta a los Beatles cuando se habla de los primeros discos. Una pena que yo no pueda decir lo mismo. No sé porqué raqzón en casa hubo muy poco de los Beatles y mucho de todo lo demás (incluyendo a los Stones). Sí recuerdo discos 45 de los Beatles pero solistas.

Leeré lo que estás por escribir en tu blog.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Beck!

De eso se trata, de reírle a la vida. Gracias.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Lucho:

O sea que "Please Mr. Postman" fue el primero de tu hermano pero, ¿cuál fue el tuyo? Yo más bien creo que es hoy cuando encuentras todo (en CD por supuesto). En aquella época, en el Perú, no se encontraba todo tan fácilmente. Es fue la razón por la que varias veces tuve que llevarme sendos "paquetes" a la casa. Solo por no regresar a casa con las manos vacías.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Fausto:

Claro que ese tema de Biddu Orchestra fue muy popular, tanto como los de Bread un poquito antes. Lo que me sorprende son los temas que le regalaba el novio a tu hermana (Pacific Gas Electric "The Hunter", Blues Image con "Ride Captain Ride" y 10cc con "Dreamlock Holidays"). A propósito, no había escuchado "The Hunter" por Pacific Gas & Electric. Recién la estoy bajando para oírla.

De "Lonesome Loser" sí la recuerdo porque incluso LRB fue uno de mis grupos melódicos favoritos de la época. En cuanto al Some Girls, imagino que finalmente lo obtuviste del Club del Disco Sears.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Luis Alberto:

Interesante evocación de aquellos tiempos. Te comento que aquí (no sé si allá) aún se ven esas cabinas transparentes que hacen la cancha pop corn en frente tuyo. Y sale calientita.

Muy gracioso aquello de que "se visitaba a los parientes de plata para...". jajajaja. Quién no ha pasado por eso. Y si tenías plata, había alguien de la familia que tenía más que tú... jaja.

En casa de los abuelos siempre hubo una radiola Telefunken, y recuerdo desde siempre que existía la FM. Porque a veces que llegábamos a visitarlos, la radiola estaba encendida con una música rara, que no era más que diferente a lo que nosotros escuchábamos en casa (pop-rock). Supongo que sería la música de Stereo Lima 100 que mencionas. Además, creo que solo la prendían en día domingo porque como que era un día muy especial. Qué locura.

Sí pude conocer a Richard Ajello durante los años ochenta, y hasta junto a otros colegas (Diana entre ellos), proponerle alquilarle su señal. Luego de unos días nos contestó que no... :-(

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Miguel:

Las cabinas que mencionas creo que merecen un post especial. jaja. Claro que eran parte del rito. Tal vez el amigo Luis Alberto nos pueda dar una mejor visión del inicio de esas cabinas pero en los setentas (cuando yo empecé a comprar discos) eran infaltables. Incluso, las discotiendas sencillas en lugares no muy residenciales, tenían la suya "allá al fondo". En las de Miraflores, como Héctor Roca o Disco Centro solían haber varias. Y como tenían paredes transparentes (de vidrio), podías loquearte y ver a tus vecinos de cabina loquándose con su música favorita. Muy buen recuerdo, Miguelito. Gracias.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Jaime:

Contestando a tu pregunta, no tengo conocimiento de que por aquí se alquilen CDs. pY por lo que veo, al igual que el amigo Luis Guadalupe, tu primer 45 fue "Please Mr. Postman". Qué coincidencia. Aunque solo dices que se lo pediste a tu madre pero no nos cuentas si te lo llegó a comprar.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Hola Luis Alberto:

Gracias por esa ilustración de los inicios del rock and roll en el Perú y de sus disc jockeys pioneros.

De Ike Turner publiqué algo en 2007, luego de su muerte. Por si acaso está en:

http://javierlishner.blogspot.com/2007/12/ike-est-muerto-la-unin-de-ike-y-tina.html

Saludos,

JL

Luis Alberto said...

Con mucho gusto te informarè sobre lo que pides,efectivamente hoy en esos cines caros de Miraflores se vende las bolsas de pop corn con su vaso de gaseosa, es un rito obligado para los que van a esos multicines que son los màs caros de Lima. En cuanto a las famosas cabinas, estas han existido desde siempre, porque la gente queria escuchar lo que estaba comprando, y las cabinas eran segùn las disco tiendas. Sucede cuando uno iba a Hector Rocca, a Discocentro a Disco Club, a Discos del Mundo, o a la Discoteca, habian cabinas individuales transparentes por si algun cliente picaro se "tiraba" la pastilla o fono càpsula del tocadiscos. Eran tocadiscos simples de 3 velocidades, porque algunos aùn preferian los discos de carbòn de 78rpm. Pero aqui hay un detalle muy especial, Hector Rocca y Discos del Mundo, tenian en el mostrador principal,un tornamesa fino que usaba càpsulas magnèticas, conectada a un fino amplificador con esta salida especial. Por tu trabajo en radio sabràs que los tornamesas profesionales trabajan con càpsulas magnèticas, y los màs costosos tienen una càpsula de magneto movil que es la pastilla o càpsula fonocaptora màs cara que hay, algunas llegan a costar hasta $.5000.= esto porque aparte de la aguja de diamante, lleva un pre-amplificador especial, que le daba a los long plays importados un sonido superior al del disco compacto. Los finisimos tornamesas eran daneses marca Bang Olufsen, y los alemanes Dual y Normende que llevaban una càpsula de magneto movil marca Orthophon. Pero volviendo a las disco tiendas, la gente hacia cola para probar los canales de un long play tocado en el tornamesa que estaba en el mostrador principal. El sonido magnètico con los altavoces importados de las cajas acùsticas era impresionante, y la gente se quedaba como hipnotizada escuchando ese magnifico sonido. El encanto se rompia cuando llegaban a casa para escuchar el LP comprado y ahora puesto en el tocadiscos, o la vieja radiola de casa...desiluciòn total porque se escuchaba mal, por lo limitado del aparato que utilizaba càpsulas de cristal o zàfiro en el brazo fonocaptor. Y es que asi nomàs nadie en los 60' o 70' podia darse el lujo de comprar un amplificador japonès marca "Akai", o "Pioneer", o tal vez "Sansui" Ni un tornamesa Marantz, o Sharp, o Technics. Igualmente comprar un deck o grabadora de cassette marca Teac, o Kenwood, o las finisimas Nakamichi serie Dragon, que solo se encontraban en los estudios de FM. Quien iba a poder comprar una màquina de carrete abierto "Reel to Reel" con auto reverse, si costaba cada componente 10 veces màs de lo que costaba una radiola comun y corriente. Solo nos quedaba la ilusiòn, de algun dia poder comprarlas y disfrutar de un equipo stereofonico completo en casa, claro con una buena selecciòn de discos importados. Amigo Javier mañana 07 de Marzo se cumplen 25 años de la històrica apariciòn del albùm "We are the World",creo que merece tambien un comentario de tu parte. Hasta otro momento. Y gracias por tu reconocimiento. No lo hago por figurar, solo deseo que las nuevas generaciones conozcan lo que fue la radio en sus inicios.

Javier Lishner said...

Hol Luis Alberto:

Tus comentarios son como lecciones que a cualquier lector le puede interesar. Esas cosas que no son fáciles de encontrar y que nosotros tenemos la suerte de tenerlas casi a diario. Gracias por el tiempo que le dedicas al blog.

El pasado 28 de enero, cuando se cumplieron los 25 años de la unión de los artistas para grabar "We Are the World", publicamos una nota. Está en:

http://javierlishner.blogspot.com/2010/01/we-are-world-los-25-anos-y-haiti-una.html

Soy hincha de los eventos con fines benéficos, sobre todo, aquellos en los que los artistas y trabajadores no cobran un solo centavo por su tiempo y labor. Eso fue lo que sucedió cuando en 1985, siguiendo los pasos de USA for Africa, en Lima, Sammy Sadovnik y quien suscribe, con la Asociación Emergencia Ayacucho, realizamos la obra Unidos por los niños huérfanos del terrorismo en Ayacucho. La Asociación, después de 25 años, continúa con esa labor.

Un abrazo,

JL

Jorge S said...

Hola Javier:

El primer disco 45 que yo me compré fue el de los bee gees How deep is your love, luego vienieron ortros discos y lp, en estos días lo recordaré en mi nota. Sabes que uno de mis grupos favoritos aparte de los Beatles, son los Rolling Stones.
Un Abrazo,

Luis said...

Lindos recuerdos,desde muy pequeño una de las razones que me hacia juntar mis propinas era justo comprar un 45,y entre los primeros que consegui gracias a que mi viejo me las compraba eran canciones de conocidas peliculas de Disney,los temas de Marisol,Rabito etc.Y entre las primera que adquiri no estoy seguro pero debe haber sido I love to love the tina charles.El otro dia justo haciendo limpieza en mi azotea encontre mis antiguos discos de vinilo entre lps y 45,y lo curioso(milagroso diria Yo)mucho de ellos todavia estan en buen estado a pesar de estar guardados casi mas de 10 años,justo consegui algunas joyitas que pienso pasar a cd,pero no contaba ccn las travesuras de mi hija y algunos de ellos les dio otro uso entre sus juguetes(como por ej usarlo como mesitas de muñecas hasta les pego palitos como patas)y me malogro algunos entre ellas un rarisimo tema de un grupo peruano llamado Rollets,creo que era de 1980 y estubo de moda por la epoca de los patines,el clasico de Falco el comisario,una balada poco recordada I believe de Chiliwack,entre otos.Como comprenderas el higado se me revolvia al ver mis tesoros convertidas en juguetes,pero simplemente grite un carajo,y el respectivo llamado de atencion a mi adorada,y a seguir la vida,seguro por internet algunas las volvere a conseguir o si no un paseo por chilca,aunque parte de la culpa es mia por no explicarle lo que esos aros negros eran y para que servian,seguro penso que no servian.
Luis de jesus maria

Anonymous said...

Bueno el "Mr.Postman" si lo compre, tambien recuerdo haber comprado Shame-Evelyn "Champagne" King que hasta ahora lo escucho.

Jaime from Japan

Luis Alberto. said...

Hola amigo: Voy a terminar con el informe de las famosas cabinas. Durante los años 60' y 70' era un "boom" las tiendas que vendian discos. El negocio era tan grande, que comenzaron a aparecer esos kioscos de ambulantes, que robando luz de un poste, instalaban por la Plaza Uniòn, su puesto de venta de discos, esto creciò, y cualquier hijo de vecino podia en un lugar de su casa acondicionar un sitio para vender discos, sobre todo los de 45 y long plays. El negocio siguiò creciendo y en la famosa Parada, al medio donde hoy es la Avenida Aviaciòn existian kioscos pegaditos donde los ambulantes habian armado sus casetas donde vivian y vendian discos agujas, motas repuestos, es decir un mercadillo completo. Alli tambien habia una gran tienda llamada "Casa de Discos Zurita" que era un tremendo almacen donde encontrabas no solo discos de todas la velocidades sino hasta Vitrolas a cuerda, amen de respuestos y artefactos para casa. Recuerdo bien a un ambulante que puso su kiosco y se habia tomado fotos con Bienvenido Granda y Daniel Santos, bien este picaro bribòn habia autografiado el mismo varios long plays de estos renombrados cantantes y los lucia en su vitrina indicando que ellos lo habian firmado y que estaban a la venta pero a un precio muy elevado como si fuese para coleccionista. Y habia gente idiota que le creia. De seguro este picaro era pariente de Capuñay. Tal vez recuerdes haber pasado hace màs de 20 años por el Mercado Central; bien todo el perimetro estaba lleno de ambulantes vendedores de ropa, que le hacian una competencia desleal a las tiendas y bazares formales. Igualmente habràs pasado por el Jiròn Andahuaylas, bueno los ambulantes cerraron 3 cuadras desde el Mercado Central hasta la calle que da a Espaldas del Congreso, alli instalaron tiendas con estructuras de metal, pusieron toda clase de negocios y claro estos ambulantes audaces sacaban luz de los postes, sin que nadie les diga nada. Alli habian 3 puestos grandes que vendian discos, y tambien tenian su fino tornamesa, su amplificador y columnas de marca que daban a los discos un sonido de calidad. Alli tambien tenian sus "cabinas" eran unos auriculares de telèfonos antiguos que te servian como audifono mientras que debajo de la mesa te probaban el disco en esos aparatitos que tal vez recuerdes; unos tocadiscos de maleta marca "Denky" cuyo sonido era màs malo que el mani crudo, pero aùn asi la gente estaba ansiosa por comprar sus discos. Otra cosa, alli encontrabas tu discos piratas. Tal vez recuerdes aquel single que era exclusivo de Radio Moderna en AM llamado "Cierra los ojos y juntos recordemos" por Yolandita Monge. Bien este disco enloqueciò a la juventud de los 70' esta balada estaba grabada para el sello Coco Records de Puerto Rico , el publico iba desesperado a todas las disco tiendas...pero el single no habia salido en ediciòn nacional. Sin embargo en las tiendas de estos ambulantes del Mercado Central si lo tenian en versiòn pirata ¿recuerdas esos discos? eran de un material basura, seguro pasta reciclada discos sin brillo con una funda rùstica, un sonido pèsimo, pero aùn asì la gente lo compraba en grandes cantidades. Seguramente algun empleado de la emisora llevò el disco original donde un fabricante clandestino; que se encargò de copiarlo pero en las condiciones màs rudimentarias. Recien, meses despues IEMPSA, sacò el single de este popular tema, con mejor sonido...pero ya habia pasado de moda. El reinado de los ambulantes terminò cuando el Alcalde Andrade con apoyo de la policia nacional y los cascos azules, botaron a todos los ambulantes que habian convertido la cuidad en un gigantesco mercado- basurero y abrieron las calles para que circulen los vehiculos como debe ser. Estos ambulantes hoy han comprado extensas playas de estacionamiento donde han levantado tugurios y mini-tiendas, muy cerca del lugar donde antes estaban. Y lo màs curioso que Defensa Civil no ha dicho nada.
Un abrazo amigo...

Vladi L said...

Hola Javier:

Muy ilustrativo, como siempre, tu post. Recuerdo muy bien mi primer disco, aunque exactamente no fue un 45, sino un LP, el soundtrack de la película La Bamba, que mi papá me llevó a ver (tenía yo como 10 añitos), lo compré con mis propinas en una tienda Monterrey del Rímac. Felizmente, en mi casa siempre viví rodeado de discos ya que mi padre era (sigue siendo) todo un melómano: tenía discos que iban desde las antiguas guarachas, música criolla y, sobretodo, Rock. Recuerdo muy que fueron tres LPs que, en mi infancia, me causaron gran impresión: el Elvis (del Rey, alucinaba con Rip It Up y Ready Teddy), Rock'n Roll Music (el LP doble de los Beatles, fantástico) y el Dinasty de KISS... en fin, lo que agradezco a la vida es la música que, de alguna manera, llegué a vivir...Saludos.