Monday, February 08, 2010

Entrevista en El Comercio
ALGO MÁS SOBRE RADIO Z Y LA KALLE

Omar Castro tiene 32 años y trabaja desde hace cuatro para Corporación Universal. Esta no es sino el nombre jurídico del grupo de emisoras radiales del empresario Higinio Capuñay, el mismo personaje que no hace mucho invirtió varios millones para comprar Radio Z Rock & Pop. Y de paso, cambiarle de nombre a La Kalle. Esta mañana, en el diario El Comercio, Manuel Marticorena publica una entrevista al joven abogado, gerente general de la Corporación, quien da ciertos detalles de la compra de la emisora enclavada en los 95.5 de la FM limeña y sobre los planes que tiene la empresa del nuevo gurú de las radios, Higinio Capuñay Sarpán. Yo le hubiera agregado un par de preguntas más. Entre ellas, si es verdad que para ingresar a Ica violó una y otra vez la ley, con emisoras piratas. Y si el nuevo nombre de Zeta, La Kalle, así con "K", fue tomado de las populares emisoras del grupo Univisión en los Estados Unidos.



A continuación la entrevista de Marticorena:

"Estamos tomando la parte que nos corresponde"

¿Algún día Lima dejará de ser el epicentro de los grandes negocios? Es posible que sí, esfuerzos como el del monsefuano Higinio Capuñay demuestran que las grandes conquistas no empiezan siempre en la capital. Capuñay adquirió 45 radioemisoras en distintas ciudades del país antes de dar el zarpazo el 2009 en Lima, con la compra de las frecuencias y repetidoras de Radio A y Zeta Rock & Pop. Lo que le permite alcanzar las 64 emisoras. La operación está estimada, extraoficialmente, en US$6 millones. Todas las estaciones, algunas conocidas como la Karibeña, Exitosa, La Kalle y Primicia, están bajo la sombrilla de Corporación Universal. Su gerente general, Omar Castro, nos da los detalles sobre esta expansión.

- Para muchos ha sido una sorpresa el ingreso de ustedes al dial radial de Lima. ¿Desde cuándo están en el negocio?
- No somos nuevos, hacemos radio desde 1989. Ese año Higinio Capuñay, que estaba dedicado a la industria gráfica, compró Radio Universal en Monsefú y desde ahí comenzó a adquirir nuevas frecuencias en todo el país. En 1997 fundó radio Karibeña y han utilizado esta marca en varias ciudades del país, lidera la sintonía en Arequipa, Chiclayo, Tacna, Huancayo e Iquitos .

- ¿A qué se deben sus resultados en provincias?
- Higinio manejó el negocio de las telecomunicaciones de una manera sui géneris. Las 45 emisoras que tenía en todo el país se manejaron con una programación local. Lo que se difundía en Radio Karibeña de Tumbes era distinto a lo de Karibeña de Piura, Arequipa, Iquitos y Tacna. Eso, a diferencia de las radios de Lima, que transmitían una misma señal para todo el país.

- ¿Este tipo de operación no les significó costos altos?
- Definitivamente, pero el beneficio de tener programación local en cada ciudad nos ha generado mayor publicidad y mayor sintonía, según los estudios.

- Si tenían establecido un gran nicho en provincias, ¿qué tan necesario era ingresar a Lima?
- Pese a que el mercado publicitario ha crecido mucho en provincias, Lima es el 40% del mercado publicitario del país. Estar en Lima era algo que estábamos buscando hace mucho tiempo.

- El desembarco de ustedes en Lima lo hicieron comprando Radio A y Radio Z al grupo Láinez. ¿Cuánto les costó adquirir ambas estaciones?
- (Lo piensa) En el mercado se conoce cuánto vale una frecuencia. No puedo dar detalles de lo que nos han costado estas dos cadenas porque estamos terminando la operación y hay términos de confidencialidad que debemos respetar. Pero tomamos posesión de las frecuencias el 28 de febrero del 2009.

- ¿Cómo han integrado estas dos emisoras a sus operaciones? ¿Siguieron con la programación local en provincias?
- Si, el 50% de la programación sigue siendo local y el otro 50%, sale vía satélite desde Lima. Las horas de acogida más fuertes de provincias se mantienen con programación local.

- ¿Son muy distintos los gustos del segmento popular de Lima y de provincias?
- De todas maneras, hay artistas que abarcan todo el país, como hay los que empiezan en una provincia o una región y después llegan a Lima.

- Ustedes tienen solo dos estaciones en Lima. ¿Cuál será la estrategia para competir con corporaciones que tienen seis o siete estaciones en la capital?
- Los dueños anteriores de estas radios no podían competir porque solo tenían dos emisoras. Cuando una corporación sale a vender publicidad y tiene seis estaciones logra colocar publicidad para tres o cuatro y las otras las da como bonificación. Nosotros estamos bonificando con nuestras radios en provincias y con los eventos donde también colocamos publicidad.

- ¿Cuáles eventos?
- Tenemos una empresa que se llama Cumbia
VIP que hace eventos. Intentamos que la gente se identifique más con la radio cuando llegamos a hacer conciertos en ciudades con artistas renombrados y multitudinarios. Nosotros lo hacemos como soporte, no significa que perdamos dinero. Ganamos, pero la idea principal es que la radio tenga presencia física.

- ¿Cuánto les cuesta contratar a estos artistas?
- Un artista de cumbia como Tony Rosado cuesta unos S/.35.000 por evento; los hermanos Yaipén, unos S/.45.000. En el lanzamiento de Radio Karibeña en Lima (el 2009) tuvimos 15 grupos. Ahí, sin embargo, tuvimos que negociar precios porque si no perdíamos.

- ¿La representación de artistas acaso no es un filón de negocios para ustedes?
- No representamos artistas. No es nuestro negocio.

- ¿Por qué decidieron desaparecer a Zeta Rock & Pop y cambiarla por La Kalle, cuando esta última va a un público muy parecido al de La Karibeña?
- En La Kalle tocamos una cumbia por hora. Tiene reggaetón, latin salsa, merengue y apunta a un mercado más masivo. Sacar a Zeta del aire fue una decisión difícil, sobre todo porque entre febrero y diciembre del 2009 nos esforzamos para que subiera su sintonía. Pasamos de 9.000 oyentes a 32.000. Además, le dimos fuerza, auspiciando eventos como el de Kiss y Depeche Mode; pero tuvimos que sacarla por cuestiones comerciales.

- ¿Por qué?
- Por dos grandes razones. La primera es que, pese a que nos pudo ir bien con Zeta, esta propuesta tenía un techo, y segundo, porque cuando salíamos a vender Karibeña, que es más masiva, no podíamos hacerlo junto a Zeta. Son dos públicos-objetivos distintos y abismales. Nosotros ya teníamos el proyecto de lanzar una radio juvenil, que era el proyecto de La Kalle. Ya habíamos tomado la decisión de sacarla en el verano, solo faltaba la estación; al no conseguirla, el directorio tomó la decisión de hacerlo vía la frecuencia de Zeta.

- ¿Cuándo lo hicieron?
- Cambiamos el formato el 29 de diciembre a las 8 de la noche. Para mí fue un día horrible, pero estos son negocios. Los oyentes tienen mi promesa de que Zeta va a regresar al dial. De eso estoy convencido.

- ¿No están canibalizando el segmento popular con dos emisoras que apuntan al mismo público? Además, hay varias emisoras de otros grupos que ya están en este segmento.
- Hace muchos años estamos con la idea de ingresar a Lima y no se ha dado la oportunidad. Estábamos a punto de hacerlo en el 2007, pero las radios de Lima empezaron a programar cumbia y aparecieron emisoras especializadas en este ritmo. Pero es seguro que en un momento estas cambiarán de estilo. No son como Karibeña, que nació cumbiambera y va a morir cumbiambera. Por eso, al venir a Lima estamos tomando la parte que nos corresponde.

- ¿Identificar su mejor emisora con un ritmo no la hace vulnerable? ¿No teme que al caer la cumbia pueda tambalear su negocio?
- El tema de la cumbia se ha saturado en Lima porque hay tres radios. La cumbia siempre ha tenido un mercado, lo que pasa es que cuando llega a Lima revienta y se comienza a escuchar en todos lados y el mercado se triplica, pero esto va a regresar a su cauce normal. Cuando esto pase, las otras radios van a cambiar de giro.

- ¿Qué proyectos tienen?
- Seguir creciendo y la única manera de hacerlo es adquiriendo más emisoras.

- ¿Están en tratativas?
- Siempre, pero también sé que los demás grupos las tienen, pese a que las emisoras cada vez están más caras.

Personalmente quiero agradecer a Alfredo Olaya, uno de nuestros lectores, por comentarnos sobre esta entrevista publicada hoy en el diario El Comercio de Lima. Gracias Alfredo.

Javier Lishner
Santa Clara, California
8 de febrero de 2010

15 comments:

Anonymous said...

El tema del futuro de la radio y concretamente de la Fm es tema de debate tanto en este blog como en el de Disco Club
Pido las disculpas del caso porqué no he leido la entrevista a esos 2 personajes que parecen sacados de un canal de telenovelas latino por cable y puedo augurar sin ser Nostradamus cual será el futuro de la FM Limeña
Al oyente melomano al de buen criterio solo le queda refugiarse en su colección de lps en su computadora y buscar alternativas como estas.
http://www.techwebsound.com/ psicodelia en la red.
http://www.accuradio.com/ rock y otros estilos.
http://www.bluesradio.co.uk/ con blues
No se puede ya uno encontrar programas destacados en la FM ignoro si doble 9 sigue en su linea ya que hace poco hablo del año 2001 cuando deje Lima sus djs recitaban la poesia que les dejaba Manuel Sanguinetti y se extrañaba a los djs clásicos
Podemos imaginar en la FM limeña un espacio de blues,otro de jazz otro de acid rock y psicodelia de progresivo en la actualidad la respuesta ya la sabemos y es una lastima que los oidos de la gente que busca algo decente en la FM sea bombardeado de la nueva cultura popular del chichaton y demás yerbas venenosas
Un saludo
Fausto

Alfredo said...

De acuerdo con Fausto. Los amantes del rock ya no podemos quedarnos en la FM. Internet nos ofrece muchas más alternativas que no sólo se adecúan a nuestros gustos sino que nos permiten acceder a nuevos sonidos.

Evidentemente, nada reemplaza al buen DJ, pero los tiempos, como dirían Dylan, están cambiando. Algunas cosas para mejor y otras para peor.

Si bien no todos tienen conexión a internet permanente que les permita acceder a radios online, falta poco para que equipos como celulares y televisores permitan acceso ilimitado a internet y la difusión de la música sea mucho más libre y democrática.

Sobre lo que dice el gerente de "La Kalle", hay poco que agregar. Bisnes son bisnes. Particularmente, no escuchaba radio Z porque me parecía muy repetitiva y se quedaba en los mismos temas ochenteros de siempre (en los 80s se hizo muchísimo más de lo que ponían hasta el hartazgo), pero de todas maneras era uno de las pocas estaciones que se salían del cuasi monopolio de la cumbia y similares.

Anonymous said...

Hola Javier,
en realidad ese señor que se cree que sabe de negocios no tiene idea del real y autentico negocio de la radio.

Por su bién, debe dejar el negocio de la radio y debe explorar otros rubros como mandarinas y limones en el mercado de frutas de San Luis.

Un abrazo,
HEL de Los Olivos

Javier Lishner said...

Hola Fausto:

Bueno, yo dejé el Perú unos años antes cuando todavía había variedad en el dial. El estilo de los disc jockeys creo que es un punto diferente.

Lo que sí ignoro es si es que hoy pueda existir programas especializados de blues, jazz o acid rock y psicodelia. Sin embargo, por lo que sabemos, imagino que ha de ser muy difícil que existan programas así en la FM limeña. Y es una verdadera pena.

Gracias por los enlaces que has compartido. Muy buenos.

Un abrazo,

JL

Javier Lishner said...

Estoy de acuerdo con Alfredo. De lo dicho por el señor de Corporación Universal, hay poco qué comentar... aunque mucho qué decir. Porque no dice nada.

En cuanto a la radio, yo hace mucho tiempo que dejé el dial donde estaba. Y lo poco que escucho es para estar al tanto y poder comentar. Pero de allí a interesarme por lo que digan o pasen, nones. Me entra por un oído y me sale por el otro.

Saludos Alfredo.

JL

Javier Lishner said...

Hola Hel:

Creo que ambos hemos captado lo mismo. Con todo el respeto que merece su investidura, y el buen trabajo que pueda estar desempeñando en la Corporación del señor Capuñay, según sus respuestas, pareciera -como tú dices- que hacer radio es lo mismo que vender mandarinas y limones en el mercado de San Luis.

Un abrazo,

JL

Manuel said...

Es cierto, hay otras fuentes donde uno puede escuchar la música que más le vacila sin acudir a la radio.Sin embargo, la radio, a pesar de lo vertiginoso de la tecnología, parece mantener su propia magia y encanto y eso - al menos- lo encuentro aún en Doble 9, que- a mi parecer- soy oyente de años, porque ahí ponen más música y sus locutores hablan menos o lo básico, con el afecto que uno suele tenerles.Saludos.

Javier Lishner said...

Hola Manuel:

Es muy cierto lo que dices, sobre todo, para los apasionados a la radio. Ese es un tema tan personal que uno no se puede meter en los gustos de los otros.

Un abrazo,

JL

Duda said...

Hoy en la mañana se anuncio que en Marzo comienza en prueba la television digital en Lima.
La Radio tal como lo conocemos tal vez es el medio que menos ha progresado en cuanto a tecnologia, si bien para un buen tiempo fue lo maximo.
La musica via internet en dispositivos que saldran muy pronto ( una especie de internet portatil)me parece que sera el futuro proximo.
Entonces no sera que comprar ahora una radio , seria como comprar una productora de cine muda y en blanco y negro

Javier Lishner said...

Hola Duda:

Honestamente, creo que todavía no lo es. La radio sigue siendo un gran negocio, no solo por la publicidad que mueve sino por la fuerza que tiene para promover eventos. O sea, más dinero.

Además de lo que siempre fue: poder. Y hay unos que hasta venderían su alma por tener poder.

Un abrazo,

JL

luis said...

Es bueno Javier y justo que permitas dar acceso a todas las voces sobre un mismo tema,en el blog y en otros se discutio el tema de cambio de Zeta a la Kalle,y todos manifestamos nuestra desazon pero tambien es necesario escuchar a la otra parte sobre todo al principal,de la entrevista rescato tres cosas la primera como mencionan mas arriba es que negocios son negocios y asi te duela en el alma por ello se hace lo que se hace(bueno es su chamba)le segundo es que no sabia que zeta habia aumentado su cantidad de oyentes segun el gracias al impulso que le dieron,y de acuerdo a las cifras pues no era despreciable su audiencia,lo que quiere decir que xiste publico para otros generos musicales,y lo tercero es la promesa de que zeta regresa al dial,me imagino que sera cuando la ola de la cumbia que el reconoce baje y todo vuelva al a normalidad,con tal no pierde pues el publico de la radio ahio esta.
luis de jesus maria

fprtvn said...
This comment has been removed by the author.
fprtvn said...

El problema de Z ROCK & POP era que necesitaban reinventarla pero eso era pedir demasiado a los "intelectuales" de Corporación Universal. Claro, para ellos lo más fácil es seguir ofreciendo lo de fácil digestión para la masa migrante. Porpuestas para hacer radio diferente hay muchas, la cosa es tener disciplina, creatividad para hacerla y sobretodo CAPITAL.

Ezra wolken said...

De donde saca este señor tanto dinero? como así hoy es dueño de tantas radios??.

Jeyson Roman said...

Es fácil hablar para quien no tiene idea de como son las cosas por dentro,Z ya regreso al dial y seguirá creciendo... Sin duda serán una de las mas grandes corporaciones de aqui en adelante.