Monday, November 20, 2006

Hubo una vez...
EN EL COW PALACE DE SAN FRANCISCO

Cuentan que alguien le echó un poco de tranquilizante para caballos al vaso de Keith Moon. Era un día como hoy, 20 de noviembre. The Who andaba en una de sus mejores épocas, aún con su formación original y, frente a un público relativamente exigente como el del Área de la Bahía de San Francisco.

Roger Daltrey, el cantante, tenía 29 años de edad; Pete Townshend, el guitarrista, enérgico e irascible, un año menos; el bajista John Entwistle, la edad de Daltrey y, Keith Moon, el baterista, mágico y misterioso, el menor del grupo, tenía 27.

Roger Daltrey en acción, en 1973. ¿Será que de ahí aprendió algo David Lee Roth? (FOTO: Michael Zagaris).

El Cow Palace fue inaugurado en 1941, y su primer evento fue una exposición de ganado vacuno de la raza Holstein. Pronto, serviría para espectaculares presentaciones de rodeo. Sin embargo, en muy poco tiempo, Estados Unidos fue presa de un ataque en Pearl Harbor y el local terminó siendo rentado al gobierno federal para albergar tropas que se embarcarían desde ahí al frente de guerra. El alquiler fue de $1.00 por año.

En 1946, terminada la guerra, el Cow Palace volvió a ser el centro de actividades ganaderas, pero, también, políticas, deportivas y artísticas. Actuaron en ese coloso, desde Liberace hasta U2, y the Rolling Stones, Elton John, Neil Diamond, the Wings de Paul y Linda McCartney, Yes, Prince, y, entre tantos más, Elvis Presley y the Beatles.

La noche del 20 de noviembre de 1973, en tanto, mientras the Who hacía su presentación de la obra Quadrophenia, el baterista cayó desplomado. Como muchas paradojas alrededor de la vida (y de la muerte) de Keith Moon, el grupo -a la hora del incidente-, tocaba "Won't Get Fooled Again". La banda se vio obligada a retirarse del escenario y, aproximadamente treinta minutos después, volvió con sus cuatro miembros.

Desafortunadamente, el baterista no quedó apto para enfrentarse a ese público que asistía al debut de la gira norteamericana. Pete Townshend, cuyo carácter ya era conocido, iracundo, explotaba en chispas. Mientras los asistentes del escenario se llevaban nuevamente el cuerpo (y alma) de Moon, para seguir atendiéndolo, el guitarrista y compositor solicitó la ayuda de la audiencia.

Afirma un website de The Who que, Townshend, líder indiscutible de la banda, dirigiéndose a la concurrencia, gritó: "¿Hay alguien que sepa tocar batería?" Y un muchacho de 19 años, que se jaraneaba cerca del escenario, por el ala izquierda, apareció cruzando la guardia de seguridad y, según dicen, con un empujón del propio Bill Graham (el conocido empresario), pasó al otro lado del mismo. "No tuve ni tiempo de ponerme nervioso", recordaría años después, Scott Halpin, originario de Carmel. El grupo -según versión oficial-, interpretó cuatro canciones con Halpin, antes de despedirse de la platea.

Ahora en el anonimato, Scott Halpin escribió con The Who una historia muy particular.

Muchos años después, y antes de retirarse al anonimato, Halpin hizo pública su admiración a la banda inglesa por su energía y vitalidad. "A la tercera canción yo ya estaba muerto", reconoció el baterista, quien nunca más se dedicó a la música. Actualmente reside en Indianapolis, lejos de la bulla y el tumulto que una noche como hoy, en San Francisco, hace 33 años, lo catapultó y lo hizo parte de una de esas simpáticas historias de su majestad, el rock and roll.

Dos días después, the Who, con Keith Moon, continuaba su gira en la ciudad de Inglewood, una pequeña localidad en el área de Los Angeles.

Javier Lishner
San Jose, California
20 de noviembre de 2006

2 comments:

Fernando said...

Hola Javier, interesante pagina que descubri buscando un rastro de Helene Ramos. A propo tienes su mail?

fervatorret@hotmail.com

Javier Lishner said...

Hola Fernando:
Gracias por tu mensaje. El artículo de Helene apareció en http://javierlishner.blogspot.com/2006/06/helene-ramos-una-chica-con-la-mirada.html
Como dice en el último párrafo: "...Se pueden contactar con Helene a cualquier hora del día, o, en la oscuridad de la noche, escribiéndole a anelektrico@yahoo.es ". Ahí te puedes comunicar con ella.
Una vez más, gracias por tu visita y hasta pronto. Por favor, envíale mis saludos.
Un abrazo,

JL