Thursday, June 28, 2007

MALO: JAZZEADO Y SALSERO

En ningún momento estuve muy seguro de ir a la presentación de una banda, eso sí, una verdadera banda (de hasta 14 músicos), que a principios de los setenta tuvo su primer éxito a nivel internacional, el que, por un rato, les dió cuerda para recorrer el mundo. Era todavía la época de otros nombres con sonido latino, como Tierra y El Chicano, que, de la mano de don Carlos Santana, se iban introduciendo en el aún cerrado terreno anglosajón. Recién, grupos de otros países como Alemania, Italia, Francia, Grecia y Holanda, hacían lo propio con intención de ingresar a ese importante mercado del rock.

1972. Malo interpreta "Suavecito".

Arcelio García, es un portorriqueño que llegó a los Estados Unidos cuando tenía 3 años. Creció en el área de la Bahía de San Francisco y, a los 15, con un grupo de amigos, ya andaba cantando en las calles. Dícese que -como los Malibu- anduvo casi cuatro años hasta que, un buen día, llegó un desconocido guitarrista con un apellido muy popular: Jorge Santana. Con la llegada de este Santana, el menor de los tres de los cuales el famoso era el mayor, Malibu cambió de nombre a Malo.

Hoy, a las 7:15 de la tarde el combo inició su show. El lugar fue uno de los parques del centro de San Jose, no tan grande como el Central Park, pero, tal vez, más acogedor. Sabía de antemano que no iba a ver mi música favorita, pero, la curiosidad por apreciarlos en vivo pudo más.

El comienzo fue jazzeado pero, conforme mi reloj iba avanzando, lo jazzeado se empezó a convertir en salsa. Y, claro, la multitud que hasta allí había llegado vibraba al ritmo de Malo. Yo, no. Vi a Jorge Santana, solo, sentado detrás del baterista hasta que, tras un largo tema instrumental, fue llamado al escenario. Santana no es miembro del actual grupo pero, en ocasiones especiales como esta, aparece en escena. Es Arcelio, el vocalista, quien maneja la banda. Arcelio apareció al mismo tiempo que el guitarrista de Autlan.


Malo en 2007. (FOTO: Debra Martinez).

El primer disco de Malo, lanzado en 1972, tuvo interesantes temas como "Pana" y "Nena", pero, sobretodo, una canción muy sensual de título "Suavecito". Esta se convirtió en una de las más populares composiciones de esos años y casi en símbolo del sonido latino que se producía en San Francisco. Luego de tres discos sin mayor repercusión, la súper banda de Arcelio y Santana, pasó a mejor vida. Sin embargo, como The Who, Doobie Brothers, Eagles y hasta Police, el arte (y sabe dios qué otras doradas razones) pudo más y los volvió a juntar.

Pasada una hora y sin sentir aquello que, seguramente, podría haber hecho mover el esqueleto a gente como Agustín Pérez Aldabe y al doctor Luis Delgado-Aparicio, o a los nuevos disc jockeys de Radio Panamericana, emprendí la retirada. De regreso, mientras caminaba al estacionamiento, iba pensando... "En mi lista de conciertos solo hubo dos de los que me he retirado temprano". Este fue uno, cuya calidad no está en duda. El otro sucedió en 1995, cuando, por esas coincidencias que tiene el rock, tocaba Carlos Santana, hermano de Jorge. El sábado me la desquito con Y&T, en Santa Cruz. Sin embargo, a pesar de lo avanzado del espectáculo, veía que la gente seguía llegando.

Javier Lishner
Santa Clara, California
28 de junio de 2007

Wednesday, June 27, 2007

ALGO MÁS DE LA MÁS MÁS

Desde hace casi un año, cuando escribimos la primera nota sobre La Más Más, ese espectáculo que hace varios lustros estuvo de moda en el Perú, empezamos a recibir un sinnúmero de mensajes en los que se nos pedía la relación de las canciones que lograron ocupar el más importante lugar de esa lista que, bajo la minuciosidad de Iván Márquez, el ímpetu de Kike Chávez, y la chacota de Johnny López, realizaba anualmente Radio Panamericana. El evento -que se inauguró en 1976, con el arribo de Lucho Argüelles a la emisora de Mariano Carranza 126-, llegó a su fin, con el avance de la tecnología, catorce años después.

Al lado del Maestro, Iván Márquez, en La Más Más del 84 (FOTO: Víctor Becerra).

A continuación la nómina recibida de Michael Espíritu, uno de los jóvenes valores que asumió un cargo en el Departamento de Programación, cuando el que suscribe ya volaba con sus propias alas por otros lares. Michael es quien, el pasado 3 de marzo, cumplió su primer aniversario de matrimonio al ritmo de salsa.

1976 Si me dejas no vale - Julio Iglesias

1977 Year Of The Cat
- Al Stewart

1978
How Deep Is Your Love
- Bee Gees

1979
Don't Stop 'Til You Get Enough
- Michael Jackson

1980
Woman
- John Lennon

1981
Sailing
- Christopher Cross

1982
Ebony & Ivory
- Paul McCartney & Stevie Wonder

1983
Maniac
- Michael Sembello

1984
Footloose
- Kenny Loggins

1985
Money For Nothing
- Dire Straits

1986
Mix Soda (Producción de la radio)
- Soda Stereo

1987
A l'assaut
- Indochine

1988
Cuando la cama me da vueltas
- Arena Hash

1989
Bad Medicine - Bon Jovi

Hasta 1989, gran cantidad de jóvenes disfrutaban dedicando un fin de semana para asistir al acontecimiento de sus artistas favoritos "en pantalla gigante y a todo color". Entre canción y canción, ahí, parados, debajo del ecran, andábamos los animadores de la velada, anunciando los temas como quien vendía alfombras en el mercado indio.

El éxito de La Más Más en la capital (por lo general en el Coliseo Amauta o en la Plaza de Toros de Acho), hizo que se ampliara sus presentaciones a otras ciudades del interior. Hoy, después de tanto tiempo, todo esto es un grato recuerdo. John Lennon ya no existe, Michael Jackson se volvió blanco, Christopher Cross anda dando presentaciones gratuitas a cambio de aplausos, y, Bon Jovi, justamente, hoy, volvió a tener su primer número 1 desde la época de "Bad Medicine".

Comentarios a este rol de canciones, como es costumbre, habrán muchos. Yo, aquí (muy aparte de lo tanto que me agradó el tema de Julio Iglesias desde la primera vez que lo escuché, en un popular festival italiano de la época), solo dejo una pregunta, ¿Qué hicieron con Peter Frampton en 1976?

A la distancia y el tiempo, nuestro saludo y agradecimiento a Michael, y a todos quienes, de una u otra forma, hicieron de esos eventos parte de nuestra historia.

Javier Lishner
Santa Clara, California
27 de junio de 2007

NOTAS RELACIONADAS:
- ALGO MÁS DE LA MÁS MÁS, La rectificación
- LA MÁS MÁS DE PANAMERICANA, Tres décadas

- LAS GIRAS A NIVEL NACIONAL, Entretelones
- PANAMERICANA, POR SUPUESTO

Tuesday, June 26, 2007

UN DÍA COMO HOY, ELVIS

No existía Al-Qaeda, Bin Laden tenía 30 años menos, y, buena parte del mundo, a pesar de la Guerra Fría, era un lugar mucho más tranquilo. En el Market Square Arena de Indianapolis, sin saberlo, Elvis Presley, el más grande representante del aún novato rock and roll, daba su última presentación pública. Era 1977, y muchos de los que hoy leemos esta nota, todavía andábamos estudiando en el colegio. Otros, como algunos que yo conozco, no habían nacido aún, o recién daban sus primeros pasos. Sergey Brin, co-fundador del monstruo Google, el 26 de agosto de ese año, por ejemplo, acababa de cumplir 4, y aún vivía en Moscú.

Elvis sale por última vez.

La relación de canciones de aquella noche en Indiana, ante unas dieciocho mil personas, fue así:

Also Sprach Zarathustra
See See Rider
I Got A Woman/Amen
Love Me
Fairytale
You Gave Me A Mountain
Jailhouse Rock
It's Now Or Never
Little Sister
Teddy Bear/Don't Be Cruel
Release Me
I Can't Stop Loving You
Brigde Over Troubled Water
(presentación de la banda)
Intro : Early Morning Rain
What'd I Say
Johnny B. Goode
(Solo de batería a cargo de Larrie Londin)
(Solo de bajo a cargo de Jerry Scheff)
(Solo de piano a cargo de Tony Brown)
I Really Don't Want To Know
(Solo de la Orquesta de Joe Guercio)
Hurt
Hound Dog
Can't Help Falling In Love
Closing Vamp

Dícese en muchos lugares que fue Elvis, el artista más influyente de la música popular. Otros, tendrán su propia opinión. Lo cierto es que en agosto de ese año, en los Estados Unidos, una multitud se lanzó a las calles para rendir tributo a su ídolo. Elvis había muerto. Y no se veía nada similar desde la partida de Norma Jeane Mortenson, más conocida como Marilyn Monroe, en 1962. Elvis tenía 42 años.

Javier Lishner
Santa Clara, California
26 de junio de 2007


Sunday, June 24, 2007

MICHAEL SCHENKER: Rock Will Never Die

Lejanos están los días en que adquiría mis primeras revistas Pop, en Lima. Recuerdo que la publicación no solo era a todo color, en alemán, y un poco cara (para la propina que recibíamos de papá cada sábado), sino que llegaba al Perú con ligero retraso. Vivíamos bajo el manto de un gobierno militar pro-soviético, que hacía todo lo posible para impedir que llegara material de los Estados Unidos. Y, para nosotros, los niños, cualquier cosa que oliera a rock era bueno. Tener a Elton John, David Bowie o Genesis en la carátula, era garantía de que el mejor rock se iba filtrando a través de nuestras manos. Ojo, Elton John era rockero y no el fofo cantante de ahora.

Schenker en acción el sábado último. (FOTO: Javier Lishner).

La primera vez que oí hablar de Phil Mogg fue, justamente, en la mencionada revista europea. Aún recuerdo el espacio que Pop le dedicó a él y a su socio de grupo, el bajista Pete Way, refiriéndose a su banda: UFO. En la carátula de esa edición, por ejemplo, apareció Alice Cooper. Fue recién en 1973 cuando arribó un guitarrista germano de nombre Michael Schenker. Schenker acababa de dejar Scorpions, en donde (desde los 16) había hecho música con su hermano mayor, Rudolph, invencible violero. La historia cuenta que Scorpions teloneaba para UFO, y fue durante esa gira en donde le ofrecieron un puesto. Con el menor de los Schenker en escena, UFO lanzó cuatro muy valiosos discos: Phenomenon, Force It, No Heavy Pettin' y Lights Out. De ellos se recuerda (aunque las radios no creo), "Doctor, Doctor", "Rock Bottom", "Oh My", y "Shoot Shoot".

MSG interpretando "Rock Bottom" en Santa Clara.

En 1979, y luego de regresar a Scorpions para solo una producción, finalmente, formó su propia banda, la que llamó Michael Schenker Group. Con ella (la M.S.G.), ha lanzado una veintena de discos. La gira que actualmente hace por los Estados Unidos pertenece a Tales Of Rock’n’Roll: 25 Years Celebration, publicado en agosto pasado.

El espectáculo ha concluido. La Flying V descansa en paz.
(FOTO: Javier Lishner).

Anoche, fuimos testigos de su presentación, la que hizo aquí, en Santa Clara, hasta pasada la 1 de la mañana. Anoche, también, confirmamos el porqué este Schenker sigue siendo considerado uno de los mejores del mundo, en el género en el que se desenvuelve. Y cómo, al lado de una envidiable banda, sigue haciendo méritos para mantener vivo el espíritu de su álbum de 1984, Rock Will Never Die.

Javier Lishner
Santa Clara, California
24 de junio de 2007

Thursday, June 21, 2007

EL MIX DEL 86

Un lector nos invitó a ver el video del dúo que alguna vez, en el Perú, formaron los músicos, Coco Silva y Julio Caipo, bajista y guitarrista, respectivamente. El tema fue titulado "Blancas Ilusiones" y solo apareció publicado como disco simple.


Video "Blancas Ilusiones", de Mix

El dueto, por la calidad y talento de sus integrantes, bien pudo haber llegado lejos, sobre todo, por la perseverancia y profesionalismo de sus dos miembros. Los acompañaron en esa aventura, Juan Carlos Caipo, en teclados, y Pepe Vilogrón, en batería. A recordar...

Javier Lishner
San Jose, California
21 de junio de 2007

Tuesday, June 19, 2007

Érase una vez un puerto...
A CUARENTA AÑOS DE MONTEREY

La primera vez que fui a Monterey, fue solo pensando en el evento musical que estaba por cumplir sus primeros treinta años. Ese pedacito al norte de California, histórico y turístico, alguna vez, entre 1777 y 1849, fue capital del Estado. Ahll, muchas décadas después, durante tres días, se consagrarían Janis Joplin y Jimi Hendrix. Fue en Monterey, el lugar donde Pete Townshend, por su fama y liderazgo, intentó convertirse en estelar con The Who. Pero, una monedita al aire, hizo ganar a Hendrix ante la ira del músico inglés y la mirada de John Phillips, el incansable Papa John de The Mamas & The Papas, director principal del acontecimiento.

Afiche original del festival de tres días.

The Monterey International Pop Music Festival, como originalmente se denominó, fue parte de esos encantadores años sesenta. Se realizó en el Monterey County Fairgrounds, entre el 16 y 18 de junio de 1967, en plena fiebre de la psicodelia. La programación fue la siguiente:

VIERNES 16 DE JUNIO
The Association
The Paupers
Lou Rawls
Beverly
Johnny Rivers
Eric Burdon & The Animals
Simon & Garfunkel

SÁBADO 17 DE JUNIO

Canned Heat
Big Brother & The Holding Company
Country Joe & The Fish
Al Kooper
The Butterfield Blues Band
Quicksilver Messenger Service
The Steve Miller Band
The Electric Flag
Moby Grape
Hugh Masekela
The Byrds
The Butterfield Blues Band
Laura Nyro
Jefferson Airplane
Booker T & The MG's /The Mar-Keys
Otis Redding

DOMINGO 18 DE JUNIO
Ravi Shankar
The Blues Project
Big Brother & The Holding Company
The Group With No Name
Buffalo Springfield
The Who
The Grateful Dead
The Jimi Hendrix Experience
Scott McKenzie
The Mamas & The Papas


Nuestro recuerdo por sus 25 años.

A fines del próximo mes, en julio, si el tiempo y las ganas nos lo permiten, volveremos a Monterey, esta vez, para asistir a la celebración de las primeras cuatro décadas del evento. Allí, en el mismo santuario, se anuncia a Quicksilver Messenger Service, Electric Flag, Jefferson Starship, Big Brother & The Holding Company, y otros invitados, seguramente, menos fosilizados.

Javier Lishner
Santa Clara, California
19 de junio de 2007

Monday, June 18, 2007

Basil (Joe) Jagger
A MICK, NI UN CÉNTIMO

Mientras algunos de mis amigos que están más metidos en eso de la religión, no le dan mucha importancia a la llegada de los Rolling Stones a Roma (llegan el 6 de julio), por ejemplo, en Inglaterra, hace una semana, Mick Jagger, apareció de pronto en escena al lado de su hermano Chris, cuya banda de blues, Atcha!, andaba tocando en Londres, en un pub llamado Bull's Head. Cantaron "Dead Flowers".

Los esposos Joe y Eva Jagger junto a Chris y su esposa Karl-Ann, un par de décadas atrás

Recuerdo muy bien cuando en 1973, el menor de los Jagger lanzó su primer disco solista que fue autotitulado. A pesar de la sombra de su famoso hermano, el disco obtuvo positivos comentarios de la prensa especializada. Pero no la difusión que la placa mereció.
Esta vez, el menor de la familia de Joe y Eva Jagger (fallecida en 2000), volvió a hacer noticia pero no por sus composiciones ni por los espectáculos de su grupo acústico, sino por la herencia que dejó su difunto padre. Como se sabe, el señor Jagger dejó de existir en noviembre pasado a la edad de 93 años.
Su recientemente revelado testamento, fue a parar -en buena parte- a las manos de Chris, y un poquito para sus nietos. A Mick, el multi millonario vocalista de los Rolling Stones, solo le tocó, por propia petición del padre, la lectura del mismo. Como dicen, caras vemos, corazones no sabemos.

Mick y Chris, en los noventa (Foto tomada de la Revista People)

Siga descansando en paz, Mr. Joe, mientras su hijo mayor continúa de gira por el mundo con su archifamoso grupo (al que usted se opuso porque dejó la Escuela de Economía por esa maldita música), y Chris, ahora, con un poquito más de dinero, sigue, de taberna en taberna, tratando de mantener la popularidad de la familia.

Javier Lishner
Santa Clara, California
18 de junio de 2007


Saturday, June 16, 2007

EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DE LAS HIJAS

The Osbournes.

The Tylers.

The Andersons.

The Richies.

The Jaggers.

The McCartneys.

The Wilsons.

The Geldofs.

The Richards.

The Stewarts.

Ooh La La. Feliz día del padre.

Javier Lishner
Santa Clara, California
16 de junio de 2007

Sunday, June 10, 2007

Rock In Rio
UN FESTIVAL DESDE EL PIT

Cuando, en septiembre de 1984, recibimos el primer cable informativo de lo que sería el evento al aire libre más grande de la historia del rock, Rock in Rio, ya habíamos experimentado, en versión casera, lo que era estar en un escenario, compartir un backstage y, ver -desde un ángulo diferente- la presentación de los que, frente a un variopinto público, actuaban.

El Pit: Lugar especializado para la prensa, por lo general de andamios y maderas.

Menos de cuatro meses después, haríamos casi lo mismo que habíamos aprendido en el Perú, pero a nivel internacional. En enero de 1985, luego de realizar las necesarias gestiones, finalmente, logramos nuestro objetivo: el pase de prensa que nos permitiría el acceso gratuito al lugar del festival, en Barra da Tijuca. Diez días seguidos, no era poco. Pero, eso no era todo. Con el bendito pase, también, teníamos acceso a todas y cada una de las conferencias de prensa, y, la posibilidad de entrevistar a algunos de los artistas invitados. A Rod Stewart, por ejemplo, no.



Ozzy en Rock in Rio.

Rock in Rio se realizó en un inmenso pantano situado en el área de Jacarepaguá, uno de los vecindarios mais grandes de Rio de Janeiro, en donde Artplan Promoçoes construyó la Cidade do Rock. No recuerdo cuántos millones de dólares invirtió Roberto Medina, el idealista empresario carioca, para hacer posible su sueño en esos 300 mil metros cuadrados de fango. Lo que sí recuerdo muy bien es que yo fui parte del sueño. Conmigo estuvo Johnny López, colega peruano y amigo de más de una de estas peripecias.

Con esa identificación, me convertí en un momento en el único que anduvo, quién sabe cómo, debajo del tablado donde Ozzy y su banda (conformada entre otros, por Jake E. Lee y Tommy Aldridge), hacían su espectacular exhibición. Con ese pase, por ejemplo, detrás del escenario, vi llegar en helicóptero a Rod Stewart, quien al bajar se dirigió directamente al camerino, sin cruzar palabra alguna y sin, ni siquiera, mirar a los que ahí estábamos. Qué diferencia con el James Taylor que llegó sonriente a su hotel, saludando a los que ahí lo esperábamos. La pedantería de Stewart, que no era novedad, se había hecho notoria a su arribo al aeropuerto de Rio, un par de días antes. La prensa local lo llamó, "antipático y arrogante". Nuestra prudencia, a pesar de la poca experiencia, nos hizo verlo pasar muy de cerca sin cometer el error de interrumpir sus pasos, mientras la estrella miraba fijamente al suelo. Total, su vida era tan conocida que no había mucho qué preguntarle (como La zorra y las uvas). No obstante, durante sus dos presentaciones, demostró el porqué -al lado de Queen y Yes-, fue una de las principales figuras.


Iron Maiden, la noche de Whitesnake y Queen.

En otro momento, también detrás de la escena, me tocó observar a Cindy Wilson, Kate Pierson y los demás miembros de B-52's, quienes -a diferencia de Stewart-, alegremente, subían a un autobús luego de su espectáculo. Los norteamericanos de Georgia regresaban a su hotel, el Rio Othon Palace, mientras las Go-Go's se preparaban para continuar con el programa. Esa fue la segunda noche de Queen como estelar. Recuerdo haberme impresionado un poco con las pelucas de las dos vocalistas, intérpretes de "Private Idaho", quienes seguían viviendo su apogeo ochentero.

La historia de Coverdale -que no tuvo un final feliz (esa historia, digo)- ya muchos la conocen y está escrita aquí. O, aquella oscura noche de Whitesnake, Ozzy Osbourne, Scorpions y AC/DC, en la que me quedé sin rollo de fotos. En ese inmenso lugar donde se vendía casi de todo -desde hamburguesas, pizzas y cerveza hasta camisetas y desodorantes-, no existía un solo kiosko que vendiera rollos. Pero sí había buenos corazones, como el del fotógrafo sueco de la Revista Kerrang!, the world's biggest selling weekly rock magazine, quien al notar mi preocupación metió la mano en su bolso, y me proveyó la herramienta para poder continuar con mi trabajo (y mi hobby). Una simple lección de camaradería del sueco que jamás olvidaría.

Encontrándome en el pit junto a colegas de diversas partes del mundo, ahí, casi en el escenario, y a la espera de AC/DC, nos pidieron que abandonáramos nuestras posiciones. Algunos, no hicimos caso. Hubo un segundo llamado. El grupo australiano de guitarrista escocés, no aparecía. El segundo llamado nos encontró a algunos un poco fastidiados pues andábamos en plena labor. Mientras decidíamos qué hacer, nos empujaron al césped mezclándonos entre las 250,000 pessoas, que habían llegado al penúltimo día del festival. La razón resultó siendo los dos cañones que AC/DC tenía en el escenario pero, sobre todo, lo que de ahí salía. Aquello podía herir a la prensa especializada, que andaba muy cerca a la tabla en donde se iban a posar Angus, su hermano Malcolm, y los otros tres.


AC/DC, la noche de Scorpions, Osbourne y Whitesnake.

El segundo día, al que también asistieron 250,000 almas (si es que eso existe), pude comprobar que nuestra ubicación no era tan mala. En un momento del show de Al Jarreau (Alwyn Lopez Jarreau), me encontré al lado izquierdo de la cámara principal del evento, exactamente frente al escenario. Al otro lado de la misma, ví a Johnny López, entonces alzando la voz le dije: "Somos los mejores ubicados de todo el festival". Casi al mismo tiempo, ambos, giramos la cabeza hacia atrás y vimos a la multitud que, esa noche, apreciaba a nuestro compatriota Alex Acuña en batería. Johnny había conversado con él en camerinos. Luego vendrían James Taylor y, más tarde, George Benson. Y muchas experiencias más.

De ese festival aprendí, aparte de nunca más fumar marihuana, hacer lo que sea con tal de lograr la deseada foto. Y eso lo aprendí de Johnny, acaso pariente de Al Jarreau, a quien vi hacer malabares para lograr su objetivo. Seis años más tarde, en Rock in Rio II, supe aprovechar mejor mi ubicación en el pit... y fuera de él.

Javier Lishner
Santa Clara, California
12 de junio de 2007


DOES JIMMY (PAGE) KNOW?

This morning while I was on line, I found this video and could not resist the idea of sharing it with all of you. It is very true that some people are just gifted. This may be a case.


"Stairway To Heaven" by (for now) The Unknown Kid.

Javier Lishner
Santa Clara, California
June 10, 2007

Monday, June 04, 2007

Rockeros peruanos
¿QUÉ ESPERAN DEL NUEVO PRESIDENTE?

El 11 de abril de 1990, en nuestra página del diario Expreso, publicamos una nota sobre lo que opinaban algunas de las voces de la escena del rock en el Perú, sobre la elección del entonces (futuro) presidente peruano.
Como un recuerdo a esas opiniones, que parecieran no haber sido nunca escuchadas (ni leídas) por la rémora de los que por ese puesto pasaron, aquí adjuntamos la nota. Por esos tiempos, el diario Expreso, fuera de nuestra independencia escribiendo sobre música, no tenía filiación aprista. Lea lo que esperaban algunos de nuestros artistas, y saque usted sus propias conclusiones.


A tan solo unas horas de finalizado el proceso electoral del pasado 8 de abril, los más importantes medios de comunicación dieron los primeros resultados de acuerdo a proyecciones obtenidas por diferentes compañías de investigación. Fue así que el Perú se enteró rápidamente del triunfo del candidato del FREDEMO, Dr. Mario Vargas Llosa, aunque sin llegar al porcentaje requerido para ser ungido -en primera vuelta-, como Presidente de la República. En segundo lugar, ante la sorpresa de muchos, quedó el ingeniero Alberto Fujimori, candidato de Cambio 90.
Así, nos comunicamos de inmediato con algunos de los cantantes de rock de nuestro país. A cada uno de ellos, le formulamos dos preguntas: ¿Qué opinión te merecen estos resultados? y ¿qué esperas del nuevo presidente? Las respuestas, no se hicieron esperar.
ÁLAMO PÉREZ-LUNA (27), cantante de Feiser. La verdad que me ha sorprendido la votación obtenida por el candidato Fujimori, aunque se anunciaba un buen porcentaje. Me parece que el país ha votado por la renovación. En cuanto a lo que espero del nuevo presidente, como músico, no he escuchado ningún planteamiento concreto a nuestro favor. Espero que el que salga elegido se preocupe por quienes hacemos música en este país. Que por quién votaré? Mi escepticismo político me hace difícil determinar por cuál de los candidatos votaré.
LUCIANO FIGALLO (28), cantante de Trama. Desde hace unas semanas preveía que Fujimori podía alcanzar una votación importante. Me preocupa que gane Fujimori ya que se comenta que el APRA está detrás. Espero que el nuevo presidente acabe de una vez con todas con Sendero Luminoso y el MRTA, y solucione los problemas económicos.
ANDRÉS DULUDE (38), cantante de Frágil. Tengo cierto miedo porque conozco poco a Fujimori. Una segunda vuelta va a hacer pactar a la izquierda y el aprismo en favor de ese candidato. Espero con el nuevo gobierno, el gran cambio, ya que los dos lo ofrecen.
POCHO PRIETO (32), cantante de Rio. Es una respuesta del pueblo en contra de los políticos de muchos años. Creo que se ha perdido la credibilidad en ellos, caso Belmont. El pueblo ha votado por el verdadero cambio. Hemos aprendido a valorar quiénes son y quiénes no son. Tal vez, Vargas Llosa, sólo, hubiera tenido mayor votación. En cuanto a Fujimori no me ha sido tanta sorpresa, y su error podría ser aliarse con otros. Espero que el nuevo gobernante coordine y concuerde acciones e ideas. Que su camino sea claro, objetivo y real. Que sepa elegir a las personas que lo van a secundar, y que reciba todo nuestro apoyo para sacar adelante al Perú.
JULIO ANDRADE (25). Hace unos quince días que preveía lo de Fujimori. El "bajón" del FREDEMO, creo, se debe a la buena campaña llevada por ese candidato. El problema puede estar en los votos apristas e izquierdistas. Espero que el ganador de la segunda vuelta trabaje con honradez y reciba el apoyo de todos nosotros para levantar el país.
RAÚL ROMERO (29), cantante de Los Nosequién y los Nosecuántos. No me sorprende lo de Fujimori. Pensé que la iba a luchar con el APRA. Preciso que la mayoría de personas han votado por la sensación, por corazón o por hígado. No me convence ninguno de los candidatos. Estoy de acuerdo con la mayoría de ofrecimientos de Vargas Llosa pero creo que es difícil llevarlos a cabo. Espero que el ganador enfrente la crisis sin muertos ni heridos. Espero que, en la medida que se solucione la crisis, el músico sea favorecido. Pienso que reactivando el mercado general, el mercado del músico se va a reactivar.
PEDRO SUÁREZ-VÉRTIZ (21), cantante de Arena Hash. Una vez más, los apolíticos no nos dejamos desconcertar por nada sorprendente. Solo creo en la superación personal. No creo que el gobierno -sea cual sea-, haga algo por mí. Eso está demostrado. Solo pido que nos deje desarrollar libremente y, por supuesto, que solucione el problema del hambre.

Javier Lishner
Santa Clara, California
4 de junio de 2007

* Rémora: Obstáculo que detiene o entorpece